Economía

El Tribunal de Cuentas Europeo investigará las medidas contra la polución en el aire

  • 23 países incumplen los niveles admitidos de contaminación atmosférica
Contaminación atmosférica en Madrid. Foto: Archivo.

La contaminación del aire se ha situado en el centro de la escena política española. A la decisión de Barcelona de limitar el tráfico de los coches más antiguos a partir de 2019 se suman las restricciones al tráfico que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Madrid y que este sábado entran en el llamado escenario 2, es decir, se prohíbe aparcar en el centro de la ciudad.

La Comisión Europea llevó a cabo la primera Revisión sobre la aplicación de la política medioambiental el 6 de febrero de 2017, y puso de manifiesto que veintitrés de los veintiocho Estados miembros de la UE incumplían los niveles admitidos de contaminación atmosférica.

Tras este informe, el Tribunal de Cuentas Europeo ha decidido abrir una auditoría de las medidas contra la contaminación atmosférica en toda la Unión Europea. Según explicó esta institución, la contaminación atmosférica es en estos momentos el mayor riesgo para la salud ambiental.

436.000 muertes

Según los datos de la Agencia Europea del Medioambiente provocó sólo en 2013 un total de 436.000 muertes prematuras a través de enfermedades respiratorias y otras en los 28 países europeos y hasta 467.000 si llegamos a los 41 países analizados.

Para el organismo fiscalizador europeo, la calidad del aire tiene impactos económicos y ambientales considerables, desde el aumento de los costes médicos y la reducción de la productividad a los daños a la vegetación y los ecosistemas.

La Unión Europea está gastando en estos momentos más de 2.000 millones de euros para combatir la contaminación atmosférica.

La Directiva sobre límites máximos nacionales de emisiones de la UE establece límites para cada Estado miembro y para la UE en su conjunto. Los Estados miembros están obligados a gestionar y controlar su calidad del aire y a difundir la información pertinente.

Por este motivo, el Tribunal de Cuentas europeo pretende también examinar el marco jurídico europeo que aborda la cuestión y evaluar si los fondos de la UE se gastan de modo adecuado. Además, los auditores de la UE trabajarán junto con quince instituciones de auditoría de países europeos para elaborar un informe conjunto destinado a proporcionar una imagen fiable y precisa de la situación en diferentes países, así como un panorama de buenas prácticas y soluciones eficaces.

Según el Tribunal , todavía no se dispone de cifras detalladas sobre la financiación de la UE para reducir la contaminación atmosférica, pero hasta ahora los auditores han identificado más de 2 000 millones de euros de gastos en el epígrafe general de «calidad del aire». Esto, no obstante, no tiene en cuenta el apoyo adicional prestado a través de sectores como el transporte, uno de los principales responsables, y la industria.

El 'policía' de las cuentas públicas

El Tribunal de Cuentas Europeo (TCE), auditor externo e independiente de la UE con sede en Luxemburgo, contribuye a mejorar la gestión financiera de la UE, fomenta la rendición de cuentas y la transparencia y actúa de vigilante independiente de los intereses financieros de los ciudadanos europeos. Este organismo se encarga de verificar si el presupuesto de la Unión Europea ha sido ejecutado correctamente y si los fondos de la misma se han recaudado y gastado dentro de la legalidad y de conformidad con los principios de la buena gestión financiera. Ese será el sentido de la investigación que ahora se abre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud