Economía

Economía/Laboral.- (Ampl.) Pedro Sánchez promete bonificaciones a las empresas que contraten a parados de larga duración

El PSOE afirma que con sus medidas podría reducir la tasa de paro a la mitad al término de la próxima legislatura.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha prometido este lunes que, si es elegido presidente del Gobierno tras las elecciones del 26 de junio, concederá bonificaciones a las empresas que contraten a parados de larga y muy larga duración.

En un desayuno informativo en Madrid, Sánchez ha recordado que en España hay actualmente más de 2,7 millones de parados de larga duración, es decir, los que llevan más de un año desempleados, y que de ellos aproximadamente el 75% son considerados de muy larga duración por llevar más de dos años, lo que significa unos 640.000 más que cuando Mariano Rajoy llegó a La Moncloa.

Ante esta situación, el líder socialista ha anunciado un "plan de choque" si llega al gobierno para la inserción laboral de estos desempleados y que pasa por poner en marcha las políticas necesarias para, por un lado, que encuentren trabajo y, por otro, evitar la cronificación de ese desempleo de larga duración.

En concreto, los socialistas se comprometen a poner en marcha de inmediato un Plan de Choque de Empleo e Inserción Laboral para reducir este paro estructural para incorporar al mercado de trabajo en un "tiempo razonable" a los que buscan su primer empleo y evitar la cronificación del paro.

PLAN DE FORMACION PARA JOVENES

El candidato socialista a La Moncloa también ha adelantado que el segundo pilar del plan consistirá en la puesta en marcha de un plan de formación para los en torno a 700.000 jóvenes que abandonaron los estudios en la ESO y que actualmente se encuentran desempleados.

Además, prevé la aprobación de un Plan de empleo público que dé a estos colectivos la oportunidad de insertarse al mercado laboral.

Este Plan de Choque de Empleo e Inserción Laboral del PSOE se financiará con los ingresos procedentes de la supresión de todas las reducciones y bonificaciones a la contratación que existen hasta ahora (salvo las dedicadas a las personas con discapacidad, en riesgo de exclusión social o víctimas de violencia de género) y con recursos procedentes de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

"Estas medidas, junto a la creación de empleo derivado de nuestro crecimiento económico, nos permitirán terminar la próxima legislatura con una tasa de paro reducida a la mitad", ha afirmando en una nota el PSOE.

Para Sánchez, en esta campaña para las elecciones del 26 de junio hay que "hablar de las grandes cuestiones", ofreciendo "soluciones" a los españoles y no buscando "el voto del miedo ni el del rencor", sino el de la "ilusión".

FORTALECER EL EJERCITO

En cuanto al comentario que hizo la semana pasada su 'ministro de Exteriores en la sombra', Josep Borrell, sobre la necesidad de aumentar el gasto militar, el líder del PSOE ha admitido que le parece una "reflexión acertada" a pesar de que él mismo planteó la posibilidad en octubre de 2014 de suprimir el Ministerio de Defensa.

Este lunes, el secretario general de los socialistas ha admitido que su "prioridad" es el gasto social, pero ha afirmado que si es investido presidente, su futuro gobierno "fortalecerá el Ejército".

"Tenemos un desafío que se llama terrorismo internacional que tiene que ver con los servicios de inteligencia y contrainteligencia, y eso también se llama defensa y tenemos que fortalecerlo", ha señalado Sánchez, quien sin embargo no ha nombrado 'ministro de Defensa' en su grupo de expertos para la campaña electoral.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint