Economía

Arabia Saudí comienza a cumplir con sus proveedores utilizando pagarés

  • Ralentiza las transferencias y toma prestado con fruición
Mohammed Bin Salman, todopoderoso príncipe heredero del país petrolífero.

Arabia Saudí está valorando la posibilidad de utilizar pagarés para hacer frente a sus acreedores, y evitar así perder más liquidez, como una consecuencia más de la caída de ingresos por la venta del petróleo en los dos últimos años.

En lugar de ver cómo la monarquía feudal ingresa en su cuenta corriente la cantidad que se le adeuda, las empresas -muchas de ellas occidentales- recibirán pagarés que podrán cobrar en su fecha de vencimiento, o endosarle a las entidades financieras para ingresarlos antes aunque con el correspondiente descuento.

Según fuentes cercanas a este tipo de operaciones, algunos proveedores estarían ya cobrando de esta forma, aunque no está claro si se trata de una decisión formal y si se extenderá a todos los pagos.

Arabia Saudí no ha dejado de pagar a las empresas que le suministran bienes y servicios, aunque sí ha ralentizado esos pagos. Al mismo tiempo, los Saud han comenzado a echar mano de su gigantesca reserva financiera en el extranjero, y a tomar prestado tanto de bancos de la región como internacionales.

El FMI calcula que aun así el reino registrará un déficit presupuestario a final de año del 13,5%, y tendrá que recurrir a un endeudamiento equivalente a unos 32.000 millones de dólares.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin