Economía

"Las grandes economías avanzadas se enfrentan a un fuerte shock demográfico"

John Chambers es presidente del Comité de Calificaciones de Deuda Soberana de Standard & Poor'. Foto: Bloomberg.

En agosto de 2011, Standard & Poor's se convirtió en la primera calificadora en arrebatar a Estados Unidos su preciada calificación triple A ante los rifirrafes en el Capitolio y su polémico techo de deuda. Un sobresaliente que la mayor economía del mundo no ha vuelto a recuperar.

El responsable de dicha decisión, John Chambers, preside actualmente el Comité de Calificaciones de Deuda Soberana, y asegura a elEconomista que los legisladores estadounidenses nunca abolirán el límite de endeudamiento, ya que esto "debilitaría políticamente al Congreso". En un año electoral aquí en EEUU, y con la incertidumbre de Gobierno en países como España, Chambers comparte con este periódico sus perspectivas sobre los riesgos que acechan a la economía mundial.

Dada la volatilidad del arranque del año, los miedos a una posible crisis en ciernes han aumentado. ¿Atisba una tormenta en el horizonte?

Es difícil imaginar un escenario en que volviéramos a experimentar una crisis como la de 2008. Sin embargo, existen riesgos idiosincrásicos, como la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea o la habilidad de China de ajustar su economía a un modelo liderado por el consumo. Además, existe mucha incertidumbre sobre la actitud de las grandes economías hacia el libre comercio, mientras el problema migratorio pone en peligro el espacio de Schengen en Europa. Todos estos factores lastran el crecimiento y nos sitúan en una trayectoria de baja expansión económica.

Pese a los esfuerzos de los distintos bancos centrales por reanimar la actividad, ésta continúa registrando cierta atonía. ¿Nos encontramos ante un nueva situación para las dinámicas de crecimiento?

Las grandes economías avanzadas se enfrentan a un fuerte shock demográfico, derivado del envejecimiento de su población. No hay mucho que pueda hacerse al respecto. Generalmente, algunos países podrán sortear la situación más que otros si toman un acercamiento más liberal hacia sus mercados laborales y la producción. Es importante que las economías sean lo más flexibles posible y no dejen que sus desequilibrios se descontrolen. Pero, a la larga, será el sector privado el encargado de implantar medidas que permitan un aumento de la productividad.

Es difícil determinar qué reformas surtirán efecto. Muchas grandes reformas no tienen el efecto deseado y otras más específicas e instrumentales son las que realmente funcionan. Los tratados de libre comercio, como el rubricado recientemente por Asia Pacífico y Estados Unidos, no cambian el panorama de la noche a la mañana. Tampoco creo que vayan a tener un gran impacto.

China ha sido el origen de buena parte de la incertidumbre generada en los últimos meses. Dadas sus circunstancias fiscales, la fuga de capitales y el debilitamiento de su crecimiento, ¿peligra su calificación a ojos de Standard & Poor's?

Desde 1979, el Gobierno chino ha conseguido sacar de la pobreza a 600 millones de ciudadanos, por lo que algunas medidas adoptadas por Pekín han funcionado. En estos momentos, reiteramos nuestras preocupaciones por el excesivo aumento del crédito. En 2008, el Ejecutivo adoptó una política keynesiana, al intentar reemplazar el colapso en la demanda externa con una inversión pública importante en infraestructuras, utilizando buena parte del margen fiscal disponible. Es difícil que puedan repetirse políticas similares sin poner en peligro su calificación de deuda.

En Europa, a los riesgos económicos se suma la crisis de los refugiados o la incertidumbre política en países como España. ¿Pone en riesgo la falta de coalición para formar Gobierno la nota española?

Un aspecto positivo de la incertidumbre en España es que se ha producido una respuesta política de nuevos partidos a las preocupaciones de la población, y eso demuestra cierta vitalidad. Aún así, el cambio de un sistema bipartidista a uno donde hay que formar coaliciones lleva su tiempo. Esperamos que estas se consigan antes de lo que se lograron en Bélgica. Sin embargo, las instituciones y los servicios civiles son los suficientemente sólidos en España como para no experimentar un cambio profundo en las políticas que influyen en su rating soberano. De momento, seguimos manteniendo una calificación BBB+ con perspectiva estable.

Uno de los riesgos mencionados es la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea. ¿Es factible la materialización de un 'Brexit'?

Las expectativas del mercado continúan acercándose a un 50 por ciento de posibilidades de que esto ocurra y eso es preocupante. En términos absolutos, el impacto es enorme dado el tamaño de la economía británica. El Reino Unido tiene que renegociar alrededor de 60 acuerdos comerciales bilaterales y si el Brexit se materializase, estas negociaciones se harán desde una posición mucho más debilitada. Los pasivos externos del Reino Unido abarcan 8 veces su PIB, por lo que su exposición es elevada. La cuenta corriente del país está financiada por la inversión extranjera directa por lo que si abandonase la UE, los recursos a la City se reducirán sensiblemente.

En EEUU, los planes de muchos candidatos parecen no prestar demasiada atención al déficit fiscal. ¿Pesará esto en el 'rating' del país?

La situación fiscal de Estados Unidos ha mejorado gracias a factores cíclicos y acuerdos presupuestarios. Pero la trayectoria volverá a deteriorarse en los próximos años. Las políticas de los candidatos presidenciales parecen no atender a dicho deterioro. De hecho, acabarán por empeorarlo aún más, pero en general la posición fiscal de EEUU no supone un peligro para la nota de su deuda en estos momentos. Dicho esto, medidas como el techo de la deuda dificultan la eficacia política cuando esta es requerida. Aun así, el Congreso nunca abolirá el techo de deuda porque eso debilitaría su poder político.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum12

Apunta pero no llega
A Favor
En Contra

Apunta al hecho innegable que está causando la crisis económica y la deflación (cada vez somos menos, por lo que cada vez hay menos demanda y cada vez hay menos gente que produce) pero no da con la única solución posible: hay que aumentar la natalidad.

Puntuación -58
#1
Jose
A Favor
En Contra

Pero N1 que dices con aumentar la natalidad si sobra gente por todas partes ! Lo que hay que hacer es reducir antes que nos comamos el mundo entero.

Puntuación 127
#2
De nada sirve aumentar la natalidad
A Favor
En Contra

De nada sirve aumentar la natalidad si los jóvenes tienen que asumir condiciones de semiesclavitud porque hay que devaluar el capital humano para ser competitivos. Lo estamos viendo en España, un país quebrado sostenido por el BCE , un país sin futuro.

Puntuación 183
#3
Los jóvenes tienen parte de la culpa
A Favor
En Contra

#3 Mezclas churras y merinas. Lo primero que hay que poner en duda es lo de las condiciones de semiesclavitud. Desgraciadamente las nuevas generaciones de jóvenes han estado ultraprotegidas tanto por sus padres como en el colegio y llaman semiesclavitud a tener que esforzarse. En los años 80 y 90 trabajábamos 4 años como becarios sin cobrar sin pestañear con un paro similar al que existe hoy en día. Es verdad que en los 50, 60 y 70 una buena formación aseguraba un puesto de trabajo de por vida, pero, existía un régimen político que no sangraba en impuestos (nos podría gustar o no, pero es la verdad), que no controlaba todo (con lo que el empresario podía dedicarse a su negocio en lugar de pasarse el día entero rellenando papeles) y había una demanda creciente gracias a la natalidad.

En segundo lugar, si los jóvenes de hoy en día no encuentran trabajo se debe a dos factores: el gobierno (persigue a las empresas, tiene unos impuestos muy elevados al trabajo vía cotizaciones ya que la tasa de natalidad es muy baja y hay mucho pensionista, ha creado un sistema en que se adoctrina pero no se enseña y las empresas tienen que perder el tiempo enseñando tanto formativamente como a trabajar) y a ellos mismos (votan a los partidos que han creado el sistema anterior).

Piénsalo. Si tras la guerra civil la gente se casaba, formaba una familia, pese a pasar hambre ... ¿tenéis vosotros derecho a quejaros? Si en los 80-90 con un paro superior la gente salía adelante ¿tenéis derecho a quejaros?

Puntuación 42
#4
R2-D2
A Favor
En Contra

Llevan más de 1 año machacándonos con noticias de que la robotización masiva que van a sufrir los países más desarrollados destruirá milones de trabajo. Si no va a haber trabajo, salvo 4 puestos muy especializados, ¿para què vamos a aumentar la natalidad? ¿Para tener más gente parada? ¿Van a poner una renta básica para todos? ¿Acaso no sobra gente en el planeta?

Puntuación 131
#5
Pepito
A Favor
En Contra

dice este que las instituciones españolas son suficientemente sólidas.......¿ estará pensando en la solidez de la corrupción generalizada que hay en ellas ?

Puntuación 91
#6
Solón
A Favor
En Contra

¿ No será que a lo que se enfrentan las sociedades es a un shock negrero originado por los ricos explotadores ?

Puntuación 65
#7
Parsifal Bane
A Favor
En Contra

El incremento de la natalidad ya NUNCA sera una solución para el futuro. Sin recursos, no hay nada que hacer. A que esperamos, a ser 20.000 millones?

Puntuación 76
#8
Despertad
A Favor
En Contra

Con comentarios como éstos uno llega a la conclusión de que España no tiene futuro. Estamos en manos de la generación más inepta del país, la de la LOGSE. Pero ¿qué clase de analfabeto puede decir que la natalidad no tiene que ver nada con el PIB cuando lo es todo? Los recursos naturales son sólo una muy pequeña porción de la economía. La mayor parte de los países ricos no produce nada tangible, ni tiene riquezas naturales, lo que tiene son servicios y es lo que venden y a precio de oro. Pero ¿qué clase de inútiles enseñan en los colegios para que tengamos estas amebas intectuales diciendo estas imbec.lidades y sin sonrojarse? Con razón Podemos cada vez tiene más votos, los mamelucos de menos de 35 años son tan lerdos que no son capaces ni de darse cuenta de sus mentiras obvias.

Puntuación -19
#9
yomismo
A Favor
En Contra

Nº9, te hago una enumeración de los adjetivos calificativos (mejor descalificativos) que usas: “inepta, analfabeto, inútiles, amebas intelectuales, imbecilidades, mamelucos, lerdos”. No sé si tu formación es alta o baja, pero tus modales son pésimos.

Dices que no importan los recursos naturales, imagina que en el mundo hubiera 1000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000 billones de personas, qué comerían, servicios? No me contestes, no hace falta

Puntuación 80
#10
Sergi
A Favor
En Contra

9# (y 1 y 4) Eres, como decirlo sin quedar en tu mismo lugar, ufff no se puede...mejor me callo....no te has esforzado ni una milésima de lo que muchos jóvenes han hecho. Me encantaría sentarme en una mesa y destrozarte debatiendo. Rebatir hasta el ultimo grano de estupidez y prepotencia con la que hablas.

EL PROBLEMA DE LOS JÓVENES, SON LOS CARCAMALES COMO TU, VENGA CROMAGNON! OJALA NO HAGA FALTA NATALIDAD, TU YA ME ENTIENDES.

Puntuación -18
#11
aljj
A Favor
En Contra

Las generaciones anteriores, con su avaricia insaciable y su afán por obtener rentas inmobiliarias, revalorizaciones de sus casas y tierras y revalorizaciones de sus fondos de pensiones, han hecho el trabajo tan precario, los sueldos tan bajos y el acceso a bienes básicos como la vivienda tan difícil y la supervivencia sujeta a tanta incertidumbre que no se dan las condiciones mínimas para que los jóvenes formen familias viables. Sean menos avariciosos, abaraten las viviendas, asuman menores beneficios de sus acciones y fondos de pensiones y eleven los sueldos de los jóvenes y su estabilidad laboral. Con eso se soluciona el tema, en 20 años, claro.

Puntuación 8
#12