Economía

Citi apuesta por una intervención en Italia tras el rescate de España

El primer ministro italiano Mario Monti. Foto: archivo.

El rescate de España acordado este fin de semana tiene una consecuencia colateral: Italia y el gobierno de Mario Monti vuelven a la primera plana de la atención del mercado. Helmut Schmidt, excanciller alemán: Basta de tácticas de partido, Berlín debe demostrar solidaridad.

Los analistas ya comienzan a dudar y desde Citi se apunta a que las débiles previsiones de crecimiento del país hacen que Italia siga siendo vulnerable a una subida repentina de los intereses de su deuda. Además, el banco apunta a que si se agrava la tensión en los mercados por España y Grecia, es probable que Italia tenga que recibir alguna clase de intervención del BCE, el fondo de rescate y el FMI.

"El escrutinio de Italia es alto y ciertamente no se disipa tras el acuerdo de España", aseguró a Bloomberg Nicola Marinelli, de Glendevon King Asset Management. "Este rescate no significa que Italia vaya a estar bajo ataque, pero significa que los inversores prestarán atención a cualquier información antes de comprar o vender bonos italianos".

Las razones de Citi son, básicamente, que su economía tiene muchos problemas y espera que el país sufra "una recesión profunda y que sus previsiones de crecimiento a largo plazo permanezcan débiles durante un periodo largo de tiempo".

Ante esta situación, cree que su deuda seguirá creciendo y no conseguirá reducir el déficit, a pesar de que ceró el año pasado en el 3,9%. La otra gran debilidad es su banca, que pese a no haber sufrido una burbuja inmobiliaria como la española, tiene una cartera de préstamos domésticos de poca calidad y mucha exposicón a otros bancos nacionales y a la deuda soberana del país.

Italia, como España

"El problema para Italia es que allá donde va España, siempre está la percepción de que Italia podría seguirla", explicó Nicholas Spiro, de Spiro Sovereign Strategy. "No hay suficiente diferenciación para los mercados financieros. Está claro como la luz del día que los fundamentales de España son más graves que los de Italia. Pero eso no ha detenido a Italia de sufrir el contagio de España".

Italia tiene una tasa de paro mucho menor que la de España, está camino de cumplir con el déficit del 3% en 2013 y ya tiene actualmente superávit primario (antes de pagar intereses de la deuda).

Sin embargo, su deuda es del 120% del PIB, mucho mayor que la de España, lo que ha hecho que tradicionalmente se viera al país transalplino como de mayor riesgo. De hecho, el país tiene la tercera mayor deuda del mundo occidental, solo por detrás de Grecia y Japón, y está obligado a emitir 35.000 millones de euros al mes para financiarla.

"Si Italia tiene un problema para acceder a los mercados porque los inversores pierden la confianza en la capacidad de Italia de hacer lo correcto, el BCE se verá arrastrado al fuego", explicó Thomas Mater, asesor económico en Deutsche Bank. "Ello podría suponer una amenaza potencialmente letal para la unión monetaria europea".

El problema añadido es que dado el tamaño de la deuda italiana, solo el BCE tiene capacidad para rescatar al país (no hay fondos suficientes en los mecanismos actuales de rescate), y tendría que hacer mediante compras de bonos o con nuevas subastas de liquidez, lo que podría ser intragable para Alemania y sus aliados, explicó Mayer.

En la misma línea, Lex Van Dam, de Hampstead Capital, cree que "el BCE probablemente tendrá que comprar bonos y habrá una gran cantidad de vendedores preocupados con que España es la nueva Grecia e Italia la nueva España".

Ante ello, como analizaba ayer el Financial Times, el rescate de España solo permite ganar tiempo a la Eurozona, pero debe afrontar de verdad sus problemas estructurales. El fin de semana, Der Spiegel apuntaba a que ya se trabaja en un plan sobre ello, con una verdadera unión fiscal y bancaria, así como una completa remodelación de las instituciones europeas. La cumbre del 28 y 29 de junio gana en importancia: el futuro del euro está en juego.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud