Economía

Economía/Finanzas.- Bankinter se mantendrá fuera de la guerra del pasivo porque es como hacerse un 'harakiri'

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de Bankinter, Jaime Echegoyen, señaló hoy que, a su juicio, la guerra del pasivo es como hacerse el 'harakiri' y "no tiene sentido", por lo que la entidad continuará al margen de lucha por la captación de pasivo.

El consejero delegado criticó hoy la situación que se ha reavivado en los mercados a lo largo del año y advirtió que "tiene un riesgo de primera magnitud", ya que el depósito bancario, que en su día fue un producto de "calidad infinita" y que nunca se iba a dejar de pagar, puede convertirse en "microbono basura".

Echegoyen resaltó que la situación actual no permite generar la suficiente rentabilidad para compensar las agresivas campañas de captación, aunque vaticinó que no puede durar mucho, porque "no hay suicidio" que se demore mucho en el tiempo.

"Cuánto tiempo puedes tirar dinero por la ventana", se preguntó Echegoyen, quien advirtió de las consecuencias de estas "prácticas suicidas", entre ellas, el encarecimiento del crédito y con ello la tardanza en el despegue económico.

El consejero delegado no sólo resaltó que no tiene necesidad de entrar en esta batalla, sino que recordó que el banco tiene más cuentas corrientes que depósitos, y que tienen una gran fuerza comercial dedicada a clientes de empresas medianas y grandes y clientes particulares de rentas altas. "Tenemos los clientes que queremos", selañó.

GRAN NIVEL DE SOLVENCIA Y DE PROVISIONES.

Echegoyen también resaltó la fortaleza de los resultados del banco en el primer trimestre de 2010, cuando obtuvo un beneficio neto de 65,8 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un 5% menos, por mayores provisiones.

En este sentido, recalcó que el banco cuenta con un gran nivel de solvencia, fruto de la ralentización de las entradas netas en mora (51 millones), el aumento de las provisiones (904 millones), la venta de viviendas (por 20 millones) y la menor adjudicación de viviendas (343 millones, el 0,58% del sector).

Echegoyen también resaltó que el banco ha elevado al 46% la cobertura de los inmuebles adjudicados, cuando en la actualidad la obligación es del 20% y si el Banco de España lo eleva, será del 30%. En este sentido, recordó también que sólo el 30% de los activos adjudicados son suelo y el resto inmuebles, que son más fáciles de colocar en el mercado.

Por otro lado, Echegoyen recordó que el banco cuentan con una gran posición de liquidez, con vencimientos de 2.500 millones de euros en 2010, por lo que el banco debe emitir 500 millones de euros antes de que acabe el año.

DESPIERTAN HIPOTECAS Y FONDOS.

Respecto a las hipotecas, Echegoyen resaltó que han vuelto a crecer, tanto en número como en volumen, y, que auque no volverán a recuperarse "jamás" los niveles previos a la crisis, el mercado ha comenzado a despertar, aunque recordó que sus clientes "son de calidad".

Los créditos con garantía real crecieron un 1,6% en el primer trimestre, hasta 28.340 millones, mientras que los créditos totales al sector residente alcanzaron los 38.724 millones, un 0,19% más.

Echegoyen también señaló que los clientes han comenzado a perder el miedo en los mercados y que han comenzado "a sacar su dinero del colchón, de los depósitos y de fondos monetarios" hacia otro tipo de productos. La entidad cerró el primer trimestre con 6.001 millones d euros en fondos, un 5,4% más.


WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin