Economía

La fórmula política de la UE para Grecia: Rescate = solidaridad + responsabilidad

La Unión Europea no ha dado datos concretos sobre el plan de rescate griego y se ha limitado a exponer la fórmula política que lo hará posible. Y esta fórmula será válida si y solo si Grecia cumple con un drástico programa de recortes. Lo de hoy no ha sido más que la representación de una "voluntad política clara" que sirva para tranquilizar a los mercados, que son soberanos y juzgarán este compromiso verbal. Aún habrá que esperar unos días para despejar las incógnitas de la fórmula del rescate. Por su parte, Zapatero cree que "se ha demostrado que España es solvente y no es Grecia".

No hay más pistas sobre el plan esbozado por Francia y Alemania para ayudar a Grecia. El presidente permanente de la UE, Herman Van Rompuy, dijo que el acuerdo conseguido es haber logrado "una voluntad política clara" de ayudar a Grecia y un compromiso de "solidaridad" que los mercados no deberían juzgar precipitadamente.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, también se han referido a los mercados, a los que Europa ha dado hoy "una señal muy clara" de su apoyo a los países del euro.

¿Qué opinan los mercados?

"Los mercados se han visto especialmente desconcertados por el comunicado de la cumbre informal", señala José Luis Martínez estratega de Citi, que cita como mejor reflejo de ese desconcierto al euro (EURUSD), en niveles mínimos del año.

"Se hará algo, cuando sea necesario. Y las autoridades griegas no han pedido por el momento asistencia financiera. ¿Sólo apoyo verbal? Es posible que funcione. Si los mercados se ven sacudidos por un problema de confianza, quizás la disposición a apoyar sea suficiente para recuperar la confianza. O quizás, como vemos en estos momentos, no sea suficiente", argumenta este economista.

Da la sensación de que los líderes europeos solicitan al mercado que espere hasta la semana próxima, cuando se reúnen el lunes el Eurogrupo (ministros de Finanzas y de Economía de la Unión Europea) y el martes el Ecofin (ministros económicos de la zona euro). Esa parece ser la cita en la que se concretará el futuro apoyo financiero a Grecia, si finalmente es necesario.

Los mercados especulan ya sobre las medidas que se podrían llevar a cabo. Los economistas han comenzado a hablar de garantías sobre deuda griega desde uno o dos países, pero también de la posibilidad de comprar directamente bonos del país en el mercado.

Pero en este último caso surge la duda sobre quien realizaría las adquisiciones: ¿el Banco Central Europeo (BCE)?.

El lunes o el martes, el desenlace

Hasta las reuniones del Eurogrupo y el Ecofin del lunes y el martes, los líderes europeos se han apresurado hoy a dar una imagen de unidad y de claro compromiso de apoyo político a Grecia.

"Era muy importante un acuerdo, algunos dudaban de que lo consiguiéramos", ha declarado Van Rompuy en rueda de prensa una vez finalizada la reunión informal de los jefes de Estado o de Gobierno de la UE. El compromiso "traduce una voluntad política clara" y ciertos aspectos de la declaración "deberán ser ejecutados los días y semanas que viene".

Constituye "un mensaje de responsabilidad, por parte del Gobierno griego, y al mismo tiempo de solidaridad, en caso de que fuera necesario (por parte de sus socios del euro)", ha añadido Van Rompuy, quien ha dejado claro que "hoy no" es necesaria esa solidaridad.

Los protagonistas tampoco se mojan

Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy tampoco han dado más pistas sobre el posible plan de ayuda al país heleno. Ambos dirigentes eludieron hablar sobre la posibilidad de que se produzca un apoyo de sus países a Grecia en caso de que la situación financiera pudiera empeorar.

En la zona euro hay "solidaridad" con Grecia, dijo Sarkozy, que precisó "no entraremos en los detalles". Merkel también prefirió insistir en la solidez del respaldo de la UE a Grecia y en que el Gobierno de ese país no ha solicitado ayuda económica a sus socios europeos.

Los dos gobernantes ofrecieron una comparecencia conjunta tras la reunión informal de líderes comunitarios a fin de intentar resaltar la unidad de acción ante la grave situación financiera griega.

El presidente francés y la canciller alemana prefirieron insistir en la firmeza del compromiso del primer ministro griego, Giorgos Papandreu, para reducir el déficit público en cuatro puntos porcentuales durante este ejercicio.Sarkozy destacó "la credibilidad que damos" a esos compromisos, así como a la promesa de tomar medidas adicionales si fuera necesario.

Revisión mensual

El programa económico griego será sometido a revisión mensual por la CE, comenzando en marzo próximo, y además el Gobierno griego no ha solicitado ayuda económica.

Con la revisión mensual por parte de la CE del programa económico de Atenas, "el resultado más importante es que los mercados tendrán confianza en la aplicación" por parte de Grecia, afirmó Merkel, quien señaló la naturaleza "política" de la declaración comunitaria de apoyo.

La jefa del Gobierno alemán destacó que las turbulencias generadas en las últimas semanas han demostrado "hasta qué punto es importante la confianza" en los mercados financieros. "Hay que respetar las reglas", resaltó Merkel en un aparente tirón de orejas a Atenas, si bien añadió a continuación que "Grecia es de los nuestros" y recalcó los compromisos que ha hecho el primer ministro Papandreu, que se encontró con un déficit público más alto del anunciado oficialmente tras ganar las elecciones anticipadas de octubre.

Sarkozy destacó que tanto el Banco Central Europeo (BCE) como la Comisión Europea (CE) y los demás países de la UE "tienen el mismo análisis sobre la seriedad de los compromisos" del Gobierno de Atenas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud