Economía

El IPC repunta al 3,6% en mayo pero los alimentos siguen la vía de la moderación y avanzan un 4,4%

 

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se situó en mayo en el 3,6% interanual, según confirman los datos definitivos que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE). La tercera subida consecutiva del índice general que mide la evolución de los precios de la 'cesta de la compra' en España le lleva al nivel más alto en 13 meses, sin embargo, la inflación subyacente (3%) y los alimentos (4,4%) relajan el repunte y relegan la culpa de la subida a la electricidad y los carburantes por el 'efecto base' en la comparativa con el año pasado.

El encarecimiento de la electricidad tras la subida del IVA de la luz y la menor bajada de los carburantes que un año antes están detrás del avance de tres décimas del IPC.

La inflación subyacente (la que no tiene en cuenta los alimentos no elaborados ni productos energéticos por su volatilidad) subió una décima en el quinto mes del año, rompiendo la tendencia a la baja que firmaba desde agosto, pero se mantiene por debajo del índice general por segundo mes consecutivo después de que en abril se rompiera una tendencia que se extendió durante 16 meses. Su evolución tampoco atañe a los productos que llenan las despensas sino que se explica en el encarecimiento de los precios de los servicios relacionados con el turismo (paquetes turísticos, transporte de pasajeros aéreos, servicios de alojamiento...).

El comportamiento del índice subyacente confirma que la persistencia de la alta inflación "se ha desvanecido", apuntaban desde Bloomberg Economics en un comentario a propósito del avance conocido a finales de mes. El Gobierno está pendiente de la tendencia y desde Economía subrayan que el avance del IPC está más ligado al efecto base de la energía y los carburantes (que suben más o bajan menos que el año pasado) sin que haya "por ahora una señal con respecto a un repunte de los precios de los alimentos".

Los alimentos, en niveles de noviembre de 2021

Son estos a los que el Gobierno presta especial atención en el conjunto de la cesta de la compra porque de ellos derivó una de las medidas estrella para aliviar los bolsillos en plena ola inflacionaria: la rebaja del IVA de los alimentos. El periodo de moderación en el que se encuentran tras una racha de bruscas subidas en la que llegaron a asentarse por encima del 10% durante varios meses acerca el fin de la rebaja impositiva, aunque se extenderá algunos meses más, según deslizó ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y ha confirmado hoy la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda María Jesús Montero. La ampliación será de al menos tres meses más, aunque Moncloa tiene aún que decidir si la levantará a finales de septiembre o la prorrogará hasta final de año.

El detalle de la estadística indica que en mayo siguen pisando el freno en las subidas, al repuntar un 4,4% interanual frente al 4,7% que aumentaron en abril debido al menor incremento de frutas y carne que un año atrás y a la bajada de precios de aceites y grasas frente a la subida que experimentaron en mayo del año pasado.

El Ministerio de Economía, Comercio y Empresa ha destacado que esta tasa del 4,4% es una de las más bajas desde noviembre de 2021 e implica una reducción de más de 12 puntos en el último año. Con esas tres décimas, el Gobierno ha confirmado que extiende la rebaja del IVA del 0% que aplica a alimentos básicos como la leche, el pan, los huevos y el queso, y las frutas, legumbres, tubérculos, cereales, y verduras, y la merma del 10% al 5% en el caso del IVA de la pasta y el aceite.

El regalo del aceite de oliva en tasa mensual

El producto que más se ha revalorizado en el año sigue siendo uno de los que forman parte de la cesta de la compra: el aceite de oliva (+62,8%), que acumula un repunte del 198,5% desde enero de 2021, es decir, su coste casi se ha triplicado en los últimos tres años. El comportamiento mensual, sin embargo, sí refleja el cambio de tendencia que prevé parte del sector tras marcar una caída del 2,1% entre abril y mayo, la primera en tasa mensual desde enero de 2023.

También destacaron las subidas interanuales de los precios del transporte marítimo de pasajeros (+22,2%), los paquetes turísticos nacionales (+17,7%), los zumos de frutas y vegetales (+15,9%) y de las cuotas de suscripciones a canales de televisión (+15,4%).

Al otro lado de la lista, los productos que más se abarataron desde mayo de 2023 fueron los otros aceites (-17,8%); los equipos de telefonía móvil (-11,3%); los vuelos internacionales (-7,5%); el gas natural (-6,1%) y los ordenadores personales (-6%).

En términos mensuales, el IPC aumentó de abril a mayo un 0,3%, su menor alza desde enero. La subida del precio de vestido y calzado por el cambio de armario de la temporada primavera-verano (+2,3%), los servicios de alojamiento y restauración, y la vivienda, a causa de los precios de la electricidad, explican el avance mientras que el grupo de transportes recortó su tasa mensual un 0,6% por el abaratamiento de los carburantes respecto al mes anterior.

En el quinto mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) -el que utiliza Bruselas para sus estadísticas comunitarias- situó su tasa interanual en el 3,8%, cuatro décimas más que en abril.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud