Economía

El precio del aceite de oliva bajará a partir de septiembre gracias a una "gran cosecha"

Bloomberg.

Si hay un alimento que está trayendo de cabeza a los hogares, ese es el aceite de oliva. Está siendo el producto que más duro está golpeando al bolsillo de los ciudadanos. En lo que va de año sube un 14%, según los datos del INE, y soporta un encarecimiento anual del 68%. Pero después del verano, de cara a la próxima campaña del aceite de oliva, los precios bajarán gracias a una "gran cosecha". Y no lo dice un cualquiera, lo dice el jefe máximo de la mayor productora de aceite de oliva del mundo, Deoleo.

El presidente y consejero delegado de Deoleo, Ignacio Silva, ha anunciado hoy una "normalización" del mercado de aceite de oliva, después de que la floración del olivo entre abril y mayo se haya producido sin episodios de calor extremo y las reservas hídricas estén por encima de la media tras las recientes lluvias.

Si se confirman esos factores, "el sector se normalizará y saldrá reforzado", ha señalado Silva. El directivo ha asegurado que los precios bajarán a partir de septiembre por la llegada de una "gran cosecha", que ha recordado que la actual campaña ha sido "muy limitada".

Desde 2021, el precio del aceite de oliva ha entrado en una "tormenta perfecta" llena de malas cosechas y un contexto inflacionista para todos los productos relacionados con la alimentación. Pero el último año ha sido especialmente malo por la falta de producción ante la sequía y la alta demanda, sobre todo en el exterior.

Y el curso no empezó mucho mejor. La propia compañía esperaba que los precios del aceite dieran un respiro ya en este mes de junio. Los precios del aceite de oliva se han disparado un 68% en el último año, según el último dato disponible en el INE, el del mes de abril. No hay producto que se haya encarecido más en la cesta de la compra. La fruta y los zumos suben un 17%. ¿Cómo se traduce los porcentajes? Pues que desde 2021, el precio de la botella de aceite se ha triplicado. Si antes podías comprar la botella de litro sobre los dos euros, ahora llega casi a los seis euros.

Lo cierto es que parece que los precios del aceite de oliva han tocado techo, o por lo menos en el coste en origen. El Ministerio de Agricultura apunta en su seguimiento de evolución de los precios que se alcanzó máximos a finales de enero y principio de febrero, cuando el aceite de oliva virgen extra rozó los 900 euros los 100 kilos. Los precios desde el inicio de la campaña han caído un 2%.

Las lluvias y las buenas condiciones climáticas en mayo están permitiendo mirar con optimismo las previsiones para la próxima cosecha. Las estimaciones apuntan a una recuperación de la producción de los últimos años, por lo que se espera que los precios se sitúen por debajo de los altos niveles registrados en la actual campaña.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud