Economía

La OCDE sugiere a Díaz que la reducción de la jornada laboral sea pactada con el diálogo social

  • Instan a vigilar los contratos fijos discontinuos y evitar que caigan en la precariedad
  • Creen que la última reforma laboral puede aumentar la producción por hora trabajada
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Europa Press
Madridicon-related

La OCDE ha presentado este miércoles un informe sobre la evolución de la productividad en España en el que constata los efectos positivos que han tenido la reforma laboral de 2021, la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) y los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para el crecimiento de la productividad, que en las últimas décadas había sido muy débil en España. Entre sus recomendaciones, la institución sugiere a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que la reducción de la jornada laboral tenga el apoyo de la patronal y los empresarios.

Durante la presentación de este informe en París, a la que ha asistido Díaz, tanto el director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, Stefano Scarpetta, como el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, han puesto de manifiesto la "robusta" rebaja de la tasa de temporalidad en España, desde el 21% a finales de 2021 al 13% en 2023, impulsada por la reforma laboral.

No obstante, recomiendan hacer un seguimiento de los contratos fijos discontinuos para evitar que se conviertan en una "nueva fuente de precariedad". "Los contratos discontinuos intermitentes han aumentado en este periodo de tiempo y de cara al futuro será importante, mediante el diálogo social y la negociación colectiva, realizar un seguimiento de la utilización de este tipo de contratos paraasegurarnos de que no se conviertan en una nueva fuente de precariedad para los trabajadores y que puedan disfrutar de contratos sólidos, indefinidos", ha subrayado Scarpetta.

Cormann, por su parte, ha asegurado que la reforma laboral de 2021 ha convertido a España en el tercer país "más estricto" de los 38 que componen la OCDE es el uso de los contratos temporales, frente al puesto séptimo que ocupaba anteriormente.

El informe de la OCDE, que lleva por título 'Reactivar el crecimiento ampliamente compartido de la productividad en España', también apunta como medida positiva la reducción de la jornada de trabajo.

"La recomendación del informe es que se puede, de cierto modo, reducir la jornada sin impacto negativo sobre el crecimiento, si eso está negociado por el diálogo social, pero tal vez haya que legislar porque algunos trabajadores no están cubiertos por los convenios colectivos", ha señalado Stefano Scarpetta.

Así, el director de Empleo de la OCDE ha insistido en que, en aquellos casos en que se han reducido las jornadas laborales mediante el diálogo social, se ha mejorado el bienestar de los trabajadores, sin reducir el desempeño de las empresas.

"Si se impone una reducción de la jornada laboral sin diálogo, hay empresas que no se lo pueden permitir. Hay gente que trabaja horas y horas extra que no se les pagan. Y hay gente que son trabajadores de tiempo parcial involuntarios. Y en esto hay que trabajar, porque muchas mujeres tienen trabajo a tiempo parcial involuntario o impuesto", ha añadido Scarpetta.

Por su parte, el secretario general de la OCDE ha afirmado que "apoya firmemente las ambiciones de España de reactivar el crecimiento de la productividad" y de esta manera mejorar los salarios de las personas, así como su bienestar.

"Nuestro estudio sugiere que las reformas del mercado laboral recientes pueden contribuir a seguir o hacer aumentar la productividad y pueden ayudar a que los trabajadores con bajos salarios se beneficien más del crecimiento de la productividad", ha indicado Cormann, que ha recomendado a España aumentar la productividad en aquellas regiones donde este indicador es más bajo, pues existen diferencias importantes entre comunidades.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud