Economía

Cerca de 30 compañías españolas y 2.800 millones quedan atrapados en el fuego diplomático tras el reconocimiento de Palestina

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al Congreso.

Las exportaciones españolas a Israel ascendieron a 1.900 millones el año pasado, según los datos del Ministerio de Industria; mientras las importaciones israelíes sumaron 974 millones. El país de Oriente Medio está lejos de ser unos de los grandes socios comerciales de España, pero tiene su importancia estratégica en defensa, motor y cerámica. De hecho, es uno de los escasos países con una importante balanza comercial para España, de casi 1.000 millones. Hay casi 30 compañías españolas en territorio de Israel.

No por esperado, el reconocimiento de Palestina como Estado, no iba a traer consecuencias económicas en las relaciones comerciales entre España e Israel. Los flujos de exportaciones e importaciones no son los de un gran socio comercial, como pueden ser vecinos europeos, EEUU o China, pero Israel es un país estratégico en ciertos sectores.

"Como saben, Israel, dentro de la industria de la defensa, es un referente a nivel mundial. Evidentemente, si hay un actor en el cual por la geopolítica o el contexto hay que cambiar las condiciones de trabajo con ellos, pues tendremos que reordenarnos para poder seguir trabajando", ha explicado precisamente hoy, José Vicente de los Mozos, consejero delegado de Indra, una de las grandes compañías tecnológicas de España y con fuertes intereses en el sector de Defensa.

Antes del anuncio sobre Palestina, el Gobierno lanzó la prohibición de las exportaciones de armas a Israel el pasado mes de octubre, justo cuando estalló el conflicto en la Franja de Gaza. En su informe anual del año pasado, la compañía ya había advertido que la deriva del enfrentamiento podía ser un riesgo para el negocio. "La industria nacional ya ha sufrido paros parciales en sectores concretos, achacados a la inseguridad en el Mar Rojo. Desde Indra no identificamos hasta la fecha un impacto significativo en nuestra actividad, pero continuaremos en todo caso monitorizando la situación, principalmente de cara a posibles restricciones de las importaciones y exportaciones, así como los posibles incrementos de sus gastos de transporte y los tiempos de entrega, donde se están explorando vías alternativas", indicaban. La compañía todavía no sospechaba que la tensión entre los dos países iba a subir de nivel.

Pero Indra no es la única compañía española que ha caído en el fuego cruzado de los gestos diplomáticos. Hay casi 30 compañías españolas que tienen presencia en Israel, según un estudio reciente de Informa D&B. La empresa española con más presencia es CAF. El fabricante guipuzcoano de vagones de trenes y metro tiene tres filiales para desarrollar dos grandes proyectos en Israel, ambos en consorcio con la constructora Saphir. La compañía participa en el desarrollo de la línea de tren ligero de Tel Aviv y de dos líneas en Jerusalén. Amadeus cuenta con dos sociedades en el país y acaba de cerrar un acuerdo para que el gigante de turismo israelí Israir despliegue su tecnología de reservas turísticas. También tiene presencia física Indra o Naturgy.

Importancia del textil

También tienen fuertes intereses en la región el retail patrio. Inditex ha cerrado sus 84 tiendas franquiciadas en Israel por culpa del conflicto. Mango y Tous tienen, asimismo, presencia. El textil es una de las principales mercancías que se exportan con sello made in Spain. Según los datos de comercio exterior del Ministerio de Industria, se superaron los 54 millones de material textil en 2023, convirtiéndose en uno de los productos más enviados, por detrás de vehículos, más de 500 millones, y productos cerámicos, el volumen en euros ascendió a más de 130 millones.

Según la base de datos del Cesce, Agencia Española de Crédito a la Exportación, un total de 126 compañías españolas exportan a Israel. El listado es de lo más variopinto, con compañía de todos los tamaños. Destaca el gigante de los servicios y construcción Cobra. El sector industrial e infraestructuras han tenido un largo historial en Israel. Sacyr construyó la desaladora de Ashdod. ACS electrificó parte de la red ferroviaria en 2015. Ambas ya no tienen actividad en el país.

Las exportaciones españolas ascendieron en 2023 por encima de los 1.900 millones, prácticamente es el volumen de un mes de ventas hacia Alemania. El total de mercancías españolas con destino a la primera economía de Europa sumó 40.000 millones. A Francia rozaron los 60.000 millones y las exportaciones a Portugal se acercaron a 32.000 millones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud