Economía

Solo uno de cada cinco euros facturados online corresponde a una pyme

  • Subir al 15% pymes que venden online fuera de España crearía 75.000 empleos, según Cuerpo
Sede del ICEX en Madrid.
Madridicon-related

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) son una parte crucial del tejido empresarial en España, representando el 97% de las empresas con más de 10 trabajadores y contribuyendo significativamente a la cifra de negocios total, con un 45%. Sin embargo, a pesar de su importancia, las pymes aún enfrentan desafíos en cuanto a su participación en el comercio electrónico.

Según el "Libro Blanco del Comercio Electrónico Transfronterizo", un estudio elaborado por ICEX España Exportación e Inversiones y Adigital, solo alrededor del 20% de los euros facturados en línea provienen de pymes, es decir, solo uno de cada cinco euros. Esto sugiere que, aunque las pymes son numerosas, su presencia en el comercio electrónico es relativamente baja en términos de facturación.

Además, dentro del segmento de pymes, hay diferencias discernibles. Las empresas medianas parecen adoptar el canal en línea de manera más activa que las pequeñas. Según el estudio, las medianas empresas recurren al canal online en un promedio del 40% en 2022, mientras que las pequeñas empresas lo hacen en un 30%.

Los datos revelan que aproximadamente un tercio de las pymes con más de diez empleados están utilizando el comercio electrónico para expandir sus negocios, ya sea a través de su sitio web (69,2%), distribuidores en línea (28,9%), o redes sociales (24%). Sin embargo, solo un 9% de estas empresas están vendiendo a otros países, lo que sugiere un bajo nivel de participación en el comercio electrónico transfronterizo.

El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, aseguró en la presentación que incrementar del 9 % actual hasta el 15 % el número de pymes españolas que venden por internet de manera transfronteriza supondría la creación de 75.000 empleos y un incremento de tres décimas en el PIB.

Según el ministro, las barreras para las pymes en el comercio electrónico no parecen residir tanto en el país de origen como en el destino de las exportaciones. En este sentido, destaca la importancia de la red de ICEX en el extranjero, cuyas oficinas están disponibles para brindar apoyo. Además, resaltó la relevancia de los fondos del Plan de Recuperación, con 22.000 millones de euros destinados específicamente a pymes, y considera que esta es una oportunidad que no debe desaprovecharse.

El ministro también mencionó la implementación de herramientas específicas basadas en inteligencia artificial para aliviar la carga burocrática de estas pequeñas y medianas empresas, lo que puede facilitar su participación en el comercio electrónico internacional.

El ICEX tiene como objetivo aumentar el porcentaje de pymes españolas que realizan comercio electrónico transfronterizo hasta el 12%, pero el ministro considera que este objetivo es "alcanzable" y "moderado", y apuesta por llegar al 15%. Esta cifra ya se ha logrado en otros países europeos como Bélgica. Las principales barreras para que las pymes puedan internacionalizarse a través del comercio electrónico son la mercadotecnia y la promoción, las dificultades logísticas, la normativa y certificación, la falta de asesoramiento y la atención al cliente.

Comercio nacional

La mayoría de las ventas realizadas por las empresas a través del comercio electrónico, alrededor del 84%, se destinaron a clientes dentro de España. Solo un 11% de las ventas en línea se dirigieron a otros países de la Unión Europea, mientras que un 5% se destinó a mercados fuera de la UE. Sin embargo, las exportaciones a través del canale online han experimentado dificultades en los últimos años, especialmente debido a los efectos de la pandemia. En 2020, las exportaciones en línea se contrajeron un 34% interanual, lo que representa cerca de 20.000 millones de euros, y aunque parte de estas ventas se han recuperado, aún queda un margen significativo por recuperar. Por otro lado, las ventas en línea dentro del mercado doméstico registraron una menor contracción y se han recuperado rápidamente.

Además, según datos de la CNMC, las exportaciones en línea de las actividades turísticas en España, que incluyen hoteles, alojamientos, agencias de viajes y transporte de pasajeros, sufrieron una caída significativa del 83% entre el primer y segundo trimestre de 2020. Estas actividades representaban el 63% de las exportaciones en línea españolas en 2019, y aunque en 2022 siguen siendo una parte importante, representando el 57%, han disminuido principalmente debido a la pérdida de negocio experimentada por las agencias de viajes.

Un aumento en el número de pymes que exportan a través del comercio electrónico resultaría en un mayor volumen de exportaciones. Específicamente, se estima que las pymes industriales podrían incrementar sus exportaciones entre 790 millones y 1.660 millones de euros, mientras que las pymes comerciales podrían aumentar sus ventas al exterior en un rango de 300 millones a 1.820 millones de euros, dependiendo del escenario considerado.

El estudio también destaca que el punto más débil de las pymes industriales en el contexto de exportaciones a través del comercio electrónico es su especial sensibilidad a las dificultades logísticas y a los costes de transporte.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud