Economía

Macron maniobra para que Draghi presida la Comisión Europea

  • El presidente galo pone en el foco de la próxima legislatura el sector de defensa
El exprimer ministro italiano, Mario Draghi.
Bruselasicon-related

Una legislatura europea llega a su fin. La semana pasada el Parlamento Europeo celebraba su último pleno en Estrasburgo y las elecciones de junio abren un nuevo ciclo político para la UE. Los líderes empiezan a esbozar las líneas a seguir los próximos cinco años. Una estrategia en la que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, está tomando una postura vocal. Visiona una Comisión Europea capitaneada por el exprimer ministro italiano, Mario Draghi, y una UE en la que la defensa se convierta en pilar de los próximos años.

El presidente galo ha empezado a mover hilos entre las altas esferas de la política europea para posicionar al expresidente del Banco Central Europeo al frente de la próxima Comisión Europea, según publicó Bloomberg la pasada semana. El político, que fue clave para colocar a Ursula von der Leyen en la jefatura del Ejecutivo comunitario, tantea ahora a otros líderes europeos, como la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, para poner en las riendas de Bruselas a un perfil más tecnócrata como el del italiano.

Tras las elecciones europeas del próximo 9 de junio, los líderes de la UE tendrán que decidir quien ocupa los altos cargos de las instituciones europeas. No solo de la Comisión Europea, sino también del Consejo de la UE, el Parlamento Europeo y la política exterior. Y ante la llegada de estos comicios, Von der Leyen ya anunció su intención de revalidar el cargo como cabeza de lista de los populares europeos, lo que la convierte en favorita para el puesto.

El nombre de Draghi había salidotambién ya para llevar la batuta del Consejo de la UE. Como jefe del Ejecutivo comunitario pesa a su favor su trayectoria al frente del BCE en los años de crisis financiera. No obstante, los países frugales como Alemania podrían albergar reservas por sus posturas más cercanas a los países del sur de Europa en favor de una nueva emisión de deuda conjunta. Está previsto que el 17 de junio los líderes de la UE tengan un debate sobre los altos cargos, aunque el candidato debe ser apoyado por mayoría absoluta en el Parlamento Europeo.

Una Europa de la defensa

El líder galo escogió la Sorbona como escenario para delinear su visión del porvenir de Europa. La próxima Europa, se asienta sobre la necesidad de mejorar su autonomía estratégica, una idea que hace años defende París y que gana adeptos entre los Veintisiete. Porque será necesaria si la UE quiere competir con EEUU y China en un contexto de alta incertidumbre geopolítica y tendencia a la desglobalización. Y Macron abre la puerta a una emisión de deuda conjunta para financiar las inversiones hasta 2030.

"Europa puede morir", advertía el francés, poniendo sobre la tierra una realidad: una UE mortal que debe tomar decisiones ya. "Podría morir si no mantiene sus fronteras. Puede morir si no sabe responder a los riesgos exteriores en materia de seguridad. Puede morir si se vuelve dependiente de los demás". La paz o la guerra en Europa y su capacidad para garantizar la seguridad, "se decide hoy", incidió el francés. Este argumento que ha vertebrado la petición de una "defensa creíble el continente europeo", a la que invitará al resto de socios comunitarios. Considera también necesario dar prioridad a la perspectiva europea en la compra de material militar o mejorar las sinergias entre los ejércitos de la UE.

"Tenemos que producir más rápido, tenemos que producir más, y tenemos que producir más en Europa. Por eso acepto que necesitamos una preferencia europea en la compra de equipos militares", defendió. Para impulsar la producción en defensa en la UE, abogó por programas industriales europeos, más apoyo del Banco Europeo de Inversiones y asumir financiación adicional, como la idea de un préstamo europeo propuesta por la Primera Ministra Kaja Kallas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud