Economía

El personal técnico de enfermería en Alemania cobra 1.730 euros más al mes que un médico en España

Grupo de personas ante la facultad de Medicina de Santiago de Compostela para examinarse del MIR. /Foto: EP.

Alemania está sufriendo una importante necesidad de trabajadores cualificados. En el país existen lo que denominan "ocupaciones con cuellos de botella" en las que la Agencia Federal de Empleo identificó una escasez de personal cualificado muy superior a la media, lo que hace que los salarios se incrementen. A la cabeza está el personal técnico de enfermería, que cobraron de media en 2023, al mes, 4.067 euros brutos. El salario medio de un médico en España el año pasado fue de 2.340 euros sin complementos (los cuales no cotizan), esto quiere decir que una persona con titulación técnica en cuidados de Enfermería en Alemania cobra 1.728 euros más al mes que una persona titulada en Medicina en España.

El salario medio de una persona que ha estudiado una Formación Profesional y está contratada a tiempo completo en Alemania es de 3.714 euros, por tanto, una persona que tiene formación técnica en Enfermería estaría cobrando 350 euros más de la media y los que se dedican a cuidados geriátricos rondan los 200 euros más. En el conjunto de Alemania, el salario medio cerró 2023 en 4.380 euros brutos mensuales, mientras que en España fue de 1.920 euros al mes, según Adecco.

En Alemania, los salarios por convenio crecieron en 2023 una media del 3,7% interanual, muy por debajo de la inflación, que cerró el ejercicio en el 5,9%, según los datos de la Oficina Federal de Estadística (Destatis). Excluyendo las pagas extraordinarias (que en el caso de Francia y Alemania se incluyen en la negociación colectiva y no por ley, como es pasa en España), el incremento salarial quedaría en un 2,4% interanual. Precisamente, este incremento salarial en la locomotora de Europa se debe a las primas de compensación por la inflación que se abonaron a lo largo del año. El salario mínimo está fijado en los 1.880 euros brutos al mes.

Sin embargo, no todas las ocupaciones técnicas que requieren un título de Formación Profesional en Alemania recibieron salarios superiores a la media. Por ejemplo, los trabajadores cualificados en fontanería, calefacción y aire acondicionado cobraron el año pasado de media 3.412 euros, 300 euros por debajo de la media. Los conductores profesionales ganaron alrededor de 630 euros por debajo (3.088 euros brutos al mes) y los trabajadores técnicos agrarios estaban 1.100 euros por debajo de la media (2.060 euros brutos de media).

Hay que recordar que en Alemania, la profesión de enfermería está considerada una profesión técnica. En España, en cambio, es un grado universitario. Así, lo que en España se conoce como técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) cobró de media unos 1.100 a 1.300 euros brutos mensuales en 2023. Según lo reflejado en el Boletín Oficial del Estado, el salario base anual de un TCAE de enfermería es de 16.165 euros brutos anuales, es decir, 1.347,14 euros brutos al mes en la sanidad pública.

Por su parte, en el personal universitario de Enfermería varía de la pública a la privada. Según el portal Job Ted, el sueldo medio de este personal está entre los 26.000 y los 30.000 euros brutos anuales en la sanidad pública. En cambio, en la sanidad privada, esa cantidad desciende a los 15.000 euros brutos anuales de media. Con todo, igual que sucede con el personal técnico, el salario cambia en función de la comunidad y de los años trabajados.

En un informe del Instituto Ifo, publicado recientemente, asegura que la escasez de empleados cualificados en Alemania "se ha convertido en un problema que afecta a todos los sectores económicos y regiones". En una encuesta que realizaron en el think tank concluyen que la escasez de trabajadores cualificados en las empresas alemanas "se ha aliviado un poco". Aun así, las cifras siguen siendo preocupantes. Según la encuesta, el 36,3% de las empresas sufren actualmente escasez de trabajadores cualificados, frente al 38,7% de octubre de 2023. Hace un año (2022), según los datos de Eurostat, el 49,7% de las compañías informaron de interrupciones en su actividad por falta de personal cualificado.

Actualmente, el sector servicios es el que se ve más afectado (42%). En servicios jurídicos y contables, el 69,2% de las empresas no encuentran los candidatos que necesitan, destacan en el Ifo. En el sector hotelero y el logístico "aproximadamente una de cada dos empresas busca desesperadamente personal cualificado". Debido a la falta de pedidos en el sector manufacturero, la escasez de trabajadores cualificados se ha ido atenuando desde hace más de un año y asciende ya al 28,2%.

Pero el sector más afectado, con diferencia, entre los fabricantes es la industria alimentaria con un 40,3%. En el comercio y la construcción, algo más de una cuarta parte de las empresas se quejan de la falta de trabajadores cualificados.

En el sector industrial, Alemania tenía hace un año el mayor porcentaje de la Unión Europea de empresas que declaran escasez de personal cualificado (42,8%) junto con Eslovenia (41,3%). Los Países Bajos y Hungría les siguen con poco más del 40%. En el extremo inferior de la tabla están Italia con el 7%, España (8,4%) y Chipre (3%).

El subdirector del Centro de Macroeconomía y Encuestas del Ifo, Klaus Wohlrabe, aseguró que "El debilitamiento de la economía está reduciendo la demanda de trabajadores cualificados a corto plazo", aun así retiró que "el problema fundamental llegó para quedarse".

Actualmente, la economía alemana no pasa por su mejor momento. El país cerró 2023 siendo la única economía del G-7 en entrar en recesión al caer el PIB un 0,3%. Para este año el Gobiernoredujo drásticamente el crecimiento económico del país al 0,2%. El consejo de asesores económicos, conocidos como 'los cinco sabios', fijó el crecimiento potencial del país en el 0,4%. Por su parte, la OCDE rebajó también sus previsiones para la economía germana en tres décimas hasta el 0,3% y prevé que en 2025 llegue a un tímido 1,1%. El consenso de Bloomberg está más alineado con el Gobierno y prevé una expansión del 0,2%.

Según las previsiones que lanzaron para esta primavera desde el Ifo, el PIB germano cerrará el trimestre bajo cero (-0,1%) con respecto al mismo período de 2023. Los analistas prevén que la recuperación se empiece a notar "en la segunda mitad del año".

"Cuando la economía se recupere, la escasez volverá a agudizarse", añadió Wohlrabe. "Es más, el cambio demográfico exacerbará aún más el problema en los próximos años", avanzó. Esto quiere decir que las personas que se jubilan actualmente son mucho más numerosas que las personas que siguen en edad de trabajar o entran en el mercado laboral por primera vez, por lo que la población en edad de trabajar está cayendo notablemente. Un problema que no solo le afecta a Alemania, sino a Europa en general. "Esta tendencia aumentará en los próximos años a medida que los babyboomers se jubilen", aseguran desde el Ifo.

A esto hay que añadir que existe una falta de talento joven que reponga los puestos que dejaron libres los nacidos entre el 1960 y 1970. Al mismo tiempo, la buena situación en muchos sectores trae también consigo la necesidad de personal que muchas empresas solo pueden conseguir con mucho esfuerzo o no pueden conseguir. Además, sectores como la hostelería o el turismo se vieron muy afectados por la pandemia, lo que obligó a muchos de sus trabajadores a trasladarse a otros sectores económicos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud