Economía

España no descarta recibir solo una parte del cuarto tramo de los fondos y cerrar las reformas pendientes en seis meses

  • De aplicarse un pago parcial, el Gobierno contaría con medio año para cumplir con las reformas pendientes para no perder la financiación
  • El plazo de evaluación de Bruselas termina el 19 de marzo
  • España podría pedir ampliar el periodo de análisis un mes más
El ministro de Economía, Carlos Cuerpo
Bruselasicon-related

España está en el tiempo de descuento para que la Comisión Europea termine su evaluación sobre el cuarto pago del Plan de Recuperación, cuyo plazo expira el próximo 19 de marzo. Con la reforma del subsidio por desempleo todavía sin completar, uno de los hitos asociados al cuarto pago de fondos Next Generation, el ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, no descarta que Bruselas desembolse sólo parte de la financiación, del total de 10.021 millones de euros de ese tramo de los fondos Next Generation. España contaría así con seis meses más de plazo para sacar adelante la reforma del subsidio por desempleo y acceder a la dotación pendiente.

Preguntado por la posibilidad de que el Ejecutivo comunitario aplique un pago parcial o por si el Gobierno pedirá ampliar el periodo de evaluación un mes más, el titular de Economía ha indicado que "las dos opciones son posibles". Cuerpo ha indicado que lo importante es trabajar en los dos escenarios a la vez "porque para nosotros es importante conseguir el cumplimiento de todos los hitos y objetivos".

Cuerpo ha considerado que la aplicación de un pago parcial por parte de Bruselas, el primero que aplicaría a España, "es un elemento de diferimiento temporal de la financiación que, al fin y al cabo, en el medio plazo no tiene impacto. Lo importante es cumplir con todos los hitos y objetivos". Dicho de otro modo, Cuerpo ve este pago parcial como un mero retraso temporal de la financiación a recibir.

España remitió a Bruselas la solicitud del cuarto pago del Plan de Recuperación, dotado de 10.000 millones de euros, pocos días antes de Navidades. Atendiendo al periodo vacacional de Navidades, la Comisión Europea y España pactaron extender la evaluación del cuarto pago un mes más, hasta el 19 de marzo. Sin embargo, el Gobierno podría pedir una prórroga adicional de este plazo durante otro mes más.

"Estamos trabajando en estos últimos días porque hay muchos hitos y objetivos sobre la mesa y muchos con elevada complejidad técnica. Estamos trabajando con la Comisión Europea para ver la mejor solución hacia adelante", ha afirmado Cuerpo abriendo la puerta a una extensión del plazo.

De concederse la extensión de un mes para que Bruselas culmine su análisis, el Gobierno contaría con algo más de tiempo para conseguir los votos de Junts con los que sacar la reforma del subsidio por desempleo adelante. Aunque un mes se antoja como un periodo muy ajustado para conseguir sacar la reforma de subsidio por desempleo adelante.

El hito según figura en el Plan de Recuperación requiere de su "entrada en vigor" para que Bruselas ejecute el pago. A efectos prácticos implica que estar en marcha no solo aprobado. Pero el Gobierno tiene todavía margen. Si en este plazo de extensión de la evaluación de Bruselas, el Gobierno no saca adelante la reforma del subsidio por desempleo podría contar con otra baza.

Se efectuaría, en ese caso, un pago parcial del cuarto tramo de los fondos Next Generation. Pero España cuenta con margen para subsanar la situación. Concretamente, la normativa del Plan de Recuperación contempla seis meses adicionales para corregir las deficiencias asociadas a los hitos y objetivos pendientes y obtener la cuantía que no había sido desembolsada. Es decir, una vez la Comisión Europea haya emitido su valoración y desembolsado la financiación, España cuenta con medio año para completar las reformas pendientes y acceder a la dotación económica pendiente.

"Estamos intentando apurar los plazos para llegar a esa evaluación a tiempo. En todo caso, este es el momento de avanzar y tener conversaciones a nivel técnico para conseguir la evaluación positiva de todos hitos del cuarto pago salvo aquellos que estamos trabajando en paralelo, como es la reforma de subsidio donde estamos haciendo grandes avances", ha afirmado el ministro de Economía.

No es la primera vez que el Ejecutivo comunitario adopta una decisión en este sentido, lo hizo con el primer pago de Lituania o con el tercer pago de Italia. Consideró que Roma no había cumplido con uno de los objetivos y rebajó 519,5 millones del desembolso. Entregó así 18.500 millones tras meses de negociaciones con el Ejecutivo italiano, lo que dilató, por otro lado, la llegada de financiación.

Lituania, con un plan mucho más modesto que el español o el italiano, estrenó el sistema de pagos parciales en su primer tramo. La Comisión consideró que se habían cumplido 31 de los 33 hitos y objetivo y suspendió parcialmente el desembolso para darle tiempo para cumplir con las reformas fiscales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud