Economía

La Seguridad Social duplica su deuda en cuatro años y cierra 2023 con 116.000 millones de pasivo

Madridicon-related

La Seguridad Social ha duplicado su deuda pública en los últimos cuatro ejercicios. Según apuntan los datos difundidos por el Banco de España, esta Administración ha pasado de un pasivo de 55.000 millones en 2020 a superar los 116.000 millones a cierre del pasado ejercicio. Las transferencias del Estado para financiar las prestaciones no contributivas -establecido así por Ley- y una parte de pensiones contributivas, engrosa el montante. El sistema es deficitario desde comienzos de la pasada década, lo que aboca inevitablemente a generar una bola de deuda cada vez mayor para afrontar las transferencias corrientes.

La Seguridad Social cerró el pasado curso con un incremento de su deuda de, aproximadamente, 10.000 millones (un 9,4% más en la comparativa interanual). Tal y como apunta el Banco de España, "este incremento se debe a los préstamos concedidos por el Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social para financiar su desequilibrio presupuestario". El principio de separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social exige que las prestaciones no contributivas se paguen vía impuestos, si bien estas transferencias también cubren una parte de las obligaciones contributivas de las pensiones.

La deuda total de las administraciones públicas cerró 2023 en 1,574 billones de euros, lo que supone un incremento del 4,8% respecto al año anterior (sumando casi 72.000 millones en volumen), pero cae al 107,7% del PIB, 3,9 puntos menos que la tasa registrada en 2022. Para este año, el Gobierno espera que la ratio que mide la sostenibilidad de las cuentas del Estado baje al 106,3%. Se alejaría así del máximo alcanzado en plena pandemia, cuando superó el 120% del PIB.

Desglosando las cifras por administraciones, la deuda del Estado se elevó a 1,414 billones de euros en 2023, lo que representa un incremento interanual del 6,2%, pero se mantuvo más o menos estable respecto al mes de noviembre.

La deuda de las comunidades autónomas creció en 2023 hasta los 325.474 millones de euros, lo que representa un incremento del 2,6% respecto a 2022; mientras que el endeudamiento de las corporaciones locales se situó en 23.299 millones de euros, un 1,1% más que el saldo registrado en diciembre del año anterior. En tasa mensual (diciembre sobre noviembre), la deuda de las regiones ha crecido un 0,3% y la de los ayuntamientos, un 1,8%.

El crecimiento sostiene la deuda

El Ministerio de Economía destaca que España sigue reduciendo a "buen ritmo y de forma constante" la ratio deuda/PIB máxima alcanzada durante la pandemia, en buena parte gracias al crecimiento del PIB a precios corrientes, que es el denominador de la comparativa. Desde entonces, en poco más de 3 años se ha reducido ya 17,6 puntos porcentuales, reducción superior a la prevista, lo que pone de manifiesto, a su juicio, la "prudencia en las estimaciones, el compromiso del Gobierno con la responsabilidad fiscal y la gestión eficiente de los recursos públicos".

El Ejecutivo resalta que esta reducción es compatible con la adopción y mantenimiento de medidas de apoyo a las familias y empresas, primero durante la pandemia y posteriormente durante el episodio inflacionista, que están permitiendo reducir la inflación y compensar a los colectivos y sectores más afectados.

Según el Ministerio de Economía, el Tesoro Público mantuvo en 2023 una posición "sólida" en el mercado, en un contexto marcado por el incremento de los tipos de interés y la finalización de las compras netas por parte del Banco Central Europeo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud