Economía

Upta alerta sobre el crecimiento de falsos autónomos

  • En 2020 había 53.064 afiliados menos en sectores 'sospechosos'
  • Eduardo Abad pone el foco en las clínicas sanitarias, consultorías y centros formativos
. iStock
Madridicon-related

El pasado año se registró un incremento notable de aproximadamente 15,000 nuevos autónomos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en sectores donde se ha observado históricamente una presencia significativa de trabajadores por cuenta propia ficticios. Estos sectores incluyen actividades profesionales y científicas con 325,000 nuevos participantes, educación con 101,000 y actividades profesionales sanitarias con 135,908 nuevas incorporaciones, sumando un total de 561,908 profesionales en estos campos, cuya cantidad ha experimentado un notable aumento en los últimos años.

En el año 2020, la cantidad de profesionales en estos sectores era de 508,304, evidenciando un crecimiento de 53,604 en tan solo tres años, lo cual resulta sorprendente ya que históricamente la educación y la sanidad han mantenido un crecimiento bastante moderado. Mayoritariamente, estos sectores están conformados por profesionales que eran dueños de pequeños centros de formación o, en el caso de los profesionales sanitarios, de pequeños establecimientos de diversas especialidades médicas.

El incremento de alrededor de 30,000 profesionales altamente calificados en el ámbito científico durante este periodo es particularmente preocupante.

Eduardo Abad, presidente de Upta, "creemos que detrás de estos datos se enmascara un enorme crecimiento de falsos autónomos, clínicas sanitarias y compañías propietarias de hospitales privados que contratan autónomos en vez de trabajadores por cuenta ajena, centros formativos que contratan servicios de docencia en condiciones de semi exclusividad y grandes despachos de consultoría en distintas ramas profesionales, como son las ramas económicas, abogacía, investigación, etc. En Upta lo tenemos claro, tenemos que crecer en el RETA de forma regular, no se puede distorsionar el mercado de trabajo, no seremos cómplices del fraude económico a las arcas del sistema público de cotización a la Seguridad Social".

Desde Upta proponen una solución directa para abordar este fraude de gran magnitud. La propuesta implica utilizar un cruce de datos a través de los diversos modelos fiscales de la Agencia Tributaria, especialmente entre los autónomos que emiten facturas de manera predominantemente exclusiva a empresas para las que brindan servicios. Esta medida permitiría identificar a las partes involucradas y llevar a cabo una investigación para entender cómo se lleva a cabo esta actividad económica.

Esta práctica representa un doble fraude hacia la Seguridad Social: por un lado, las empresas están realizando prácticas fraudulentas al aprovechar la tarifa plana para nuevos autónomos y evitar las cotizaciones sociales que deberían realizar si contrataran empleados bajo relación laboral tradicional. Además, estas acciones ignoran los derechos laborales y sociales que deberían tener estos profesionales si se formalizara una relación jurídica laboral convencional.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud