Economía

Hacienda afila desde enero el control a las criptomonedas: lo que hay que saber de cara a 2024

  • A partir de 2024 se exigirá información adicional para una  mayor vigilancia
  • Las nuevas declaraciones informativas se tienen que presentar a lo largo de enero
  • En el caso del modelo 721 para operaciones en el extranjero, el plazo es hasta abril
Foto: iStock

La Agencia Tributaria accederá desde enero a datos de todas las operaciones con criptomonedas realizadas en 2023 en la que será la primera campaña de las nuevas declaraciones informativas que obliga a los intermediarios a proporcionar información detallada de todas las transacciones para un control más exhaustivo.

Las ganancias obtenidas de la operación con criptomonedas siempre han tributado en el IRPF, pero a partir de 2024 Hacienda accederá a información adicional de los contribuyentes que hayan tenido u operado con criptomonedas a lo largo de 2023. Esta estará recogida en las nuevas declaraciones informativas que se tienen que presentar entre el 1 y el 31 enero de 2024, salvo en el caso del modelo 721, que cuenta con plazo hasta abril.

¿Quién está obligado a presentar las declaraciones?

Las personas y entidades que proporcionen servicios de intermediación, salvaguarda de claves criptográficas o cambio entre monedas virtuales y monedas fiduciarias o entre diferentes monedas virtuales.

¿Qué hay que presentar?

-El modelo 172, que recoge información sobre el saldo de monedas virtuales a 31 de diciembre, lo que incluye la identificación del titular, el tipo de moneda o el valor de las monedas en euros.

-El modelo 173, que incluye datos de todas las operaciones realizadas a lo largo de 2023. Aquí se reflejará el tipo de operación (adquisición, entrega, permuta o transferencia), el tipo de moneda, el número de unidades de moneda que forman parte de la operación, su valor en euros y las comisiones y gastos asociados.

-El nuevo modelo 721, que debe presentarse si al cierre de año el contribuyente acumula más de 50.000 euros en monedas virtuales en el extranjero, es decir, si la salvaguarda de las claves criptográficas por ese importe se encuentra fuera de España.

Cabe recordar que estas nuevas declaraciones aportan información extra a Hacienda, pero no suponen una carga tributaria adicional a la ya existente: la tributación en el IRPF y, en su caso, en el impuesto de patrimonio.

Tributan como renta del ahorro

Las ganancias patrimoniales derivadas de la operación con criptomonedas tributan como renta del ahorro: 19% hasta 6.000 euros, 21% entre 6.000 y 50.000 euros, 23% entre 50.000 y 200.000 euros, 27% entre 200.000 y 300.000 euros y 28% a partir de 300.000 euros.

En la campaña de la renta de 2022, la Agencia Tributaria envió 328.000 avisos a contribuyentes de los que tenía indicios de que pudieran tener que declarar ingresos por monedas virtuales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud