Economía

Así quedarán las pensiones en 2024 para las personas que han cotizado menos de 15 años

Foto: Dreamstime.

La Seguridad Social impone un requisito a los trabajadores para poder cobrar la pensión contributiva de jubilación: haber cotizado al menos 15 años durante su vida laboral. De no acreditarlo, al trabajador le queda otra opción: percibir la pensión no contributiva de jubilación.

Las pensiones no contributivas de jubilación son aquellas que asegura "a todos los ciudadanos mayores de 65 años y en estado de necesidad una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios, aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente para tener derecho a una pensión contributiva", explica el IMSERSO en su página web.

En paralelo a esta pensión de jubilación, existe otra pensión no contributiva, la pensión no contributiva de invalidez, que "asegura a todos los ciudadanos en situación de invalidez y en estado de necesidad una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios, aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente para tener derecho a una pensión contributiva", informa el IMSERSO.

Los beneficiarios de estas pensiones responden a un perfil ciertamente vulnerable, sin demasiados ingresos y con una vida laboral a su carga o bien de poco recorrido o bien con trabajos precarios y periodos en 'B'. Por eso, el Gobierno de coalición ha decidido mejorar la protección para las personas que la cobran.

Los cambios en las pensiones no contributivas a partir de 2024

Una de las medidas de la segunda pata de la reforma de las pensiones fue la mejora de las pensiones no ocntributivas (además de las pensiones mínimas) por encima del nivel de inflación. Así, estas pensiones aumentarán por encima de la media del IPC todos los años, hasta 2027, para llegar al 75% del umbral de la pobreza para un hogar unipersonal.

Por lo tanto, con la entrada de 2024 las pensiones no contributivas subirán por encima de la inflación. El Gobierno trabaja con un escenario de entre el 3,5% y el 4,5%, a falta de conocerse el dato de inflación correspondiente al mes de noviembre. Sea como fuere, a ese porcentaje se le sumara otro adicional, lo cual sucederá todos los años hasta 2027, fecha en la que la pensión no contributiva se iguale al umbral de la pobreza para un hogar compuesto por una persona.

Así subirán las pensiones no contributivas en 2024

Tal y como informó el propio Gobierno en el informe 'Proyecciones del gasto público en pensiones España' (que se puede consultar en este enlace), en 2024 las pensiones no contributivas aumentarán un 1,785% además del porcentaje correspondiente a la inflación.

En base a esto, la previsión del Gobierno es que la pensión no contributiva alcance los 7.244 euros brutos anuales, es decir, 517 euros brutos mensuales en 14 pagas (la de 2023 es de 6.784 euros brutos anuales y 484 euros brutos mensuales).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud