Economía

Bruselas rebaja dos décimas el PIB de España en 2024, hasta el 1,7%, por debajo del 2% que prevé el Gobierno

  • La economía alemana se contraerá un 0,3% este año
  • Advierte a España de que si no modifica las políticas de déficit, se mantendrá por encima del 3% en 2024
El comisario de Econom?a, Paolo Gentiloni.
Bruselasicon-related

La Comisión Europea revisa sus previsiones económicas para España y rebaja las perspectivas del Gobierno para 2024. En su actualización de otoño, hecha pública este miércoles, Bruselas estima que el PIB español se expandirá un 1,7% en 2024, una cifra que supone una rebaja de dos décimas respecto a sus proyecciones de verano y que se sitúa por debajo de los pronósticos del Gobierno en funciones, que en su última actualización de otoño dibujaba un avance del 2% el próximo año. En el caso de la zona euro, el Producto Interior Bruto (PIB) cerrará el 2023 con una subida del 0,6%, lastrado por el retroceso de la economía alemana que se contraerá un 0,3% este ejercicio.

En su última actualización de otoño, Bruselas pronostica que el PIB español se expandirá un 2,4% en 2023, frente al 2,2% que apuntaba en septiembre coincidiendo con su estimación de verano. En 2024, la economía española crecerá un 1,7% según la última actualización comunitaria, frente al 1,9% previsto en septiembre.

En su revisión del pasado octubre, el Gobierno español en funciones mejoró en tres décimas sus expectativas de crecimiento para este año, hasta el 2,4% tal y como figura en el Plan Presupuestario de 2024, remitido a la Comisión Europea. Corrige, eso sí, cuatro décimas a la baja la estimación para el próximo ejercicio, y deja el avance del PIB en el 2% apuntando a circunstancias como el contexto geopolítico o el impacto de la política monetaria del Banco Central Europeo.

Tras un arranque del año fuerte, la economía española se "desacelerará en la segunda mitad de 2023 y en 2024", ha indicado en rueda de prensa el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. Con un avance estimado del PIB del 1,7% en 2024, y del 2% en 2025, el comisario italiano ha destacado la resiliencia del mercado laboral, que dio robustez al crecimiento económico en 2023 y que se verá impulsado en 2024 por el alza de las inversiones, principalmente las financiadas por el plan de Recuperación, y el consumo privado.

El análisis de la Comisión Europea depende, en todo caso, de la actualización por parte de España de los presupuestos para 2024, que fueron prorrogados por estar el Ejecutivo en funciones. En este sentido, el comisario de Economía ha detallado que el Ejecutivo comunitario espera que "España y otros cinco gobiernos en funciones presenten una propuesta más estable y avanzada". Una vez presentados los nuevos presupuestos por la nueva formación de Gobierno, Bruselas procederá a su evaluación.

Bruselas corrige a la baja también las perspectivas de la economía de la zona euro. Estima ahora que avanzará en 2023 un 0,6%, dos décimas menos de lo que el Ejecutivo comunitario estimaba en verano y por debajo del 1,1% que proyectaba en primavera. Para 2024, el crecimiento de los países del euro se situará en el 1,2%. En el caso de la UE, las previsiones apuntan a un avance del 0,6% en 2023 y del 1,3% en 2024.

El motor económico de la UE, Alemania, es el que registrará un peor comportamiento este año, con una contracción del PIB del 0,3% en 2023, que en todo caso supone una mejora frente al 0,4% estimado en verano. La economía alemana atraviesa turbulencias, lo que se traducirá en un retroceso del PIB por retos como los altos precios de la energía o el impacto que la guerra de Ucrania ha tenido en su economía. En lo que respecta al 2024 el PIB alemán volverá a números positivos con un avance del 0,8%.

Francia por su parte crecerá un 1% en 2023 y un 1,2% el próximo año, dos cifras en línea con las estimaciones anteriores. Grecia, junto con España, se sitúa como la tercera economía de la UE que más crezca este año, solo por detrás de Malta (4%) y Croacia (2,6%) con un repunte del PIB del 2,4% en 2023.

Por su parte Italia, registrará un alza del PIB del 0,7% este año y del 0,9% el próximo ejercicio mientras que la economía de Países Bajos repuntará un 0,6% este año y un 1,1% en 2024.

La economía de la eurozona se ralentiza, tal y como confirma el dato publicado esta misma semana por la oficina comunitaria de estadística, que apunta a una contracción del 0,1% en el tercer trimestre del año. España es, no obstante, una de las economías que más crece, con un alza del 0,3% en el tercer trimestre del año.

Inflación al 3,6%

En lo que respecta a la inflación Bruselas mantiene sus proyecciones para España este año, pero advierte de que los precios se mantendrán en niveles muy similares para el próximo ejercicio. El Ejecutivo comunitario sitúa el índice de precios al consumo en el 3,6% este año, la misma cifra que apuntaba en verano. Para 2024, cree que la inflación en España se situará en el 3,4%, frente al 2,9% que pronosticaba en septiembre.

Justifica el Ejecutivo comunitario en su análisis que la actividad económica en España se ralentizará en 2024. La inflación continuará moderándose a lo largo del próximo año, aunque considera que "persisten los riesgos al alza".

La inflación continuará siendo persistente este año en la eurozona, en niveles del 5,6% para luego bajar hasta el 3,2% en 2024, año en el que la inflación en España superaría la media de los Veinte. Para el conjunto de la Unión Europea, el Ejecutivo comunitario estima un índice de precios al consumo del 6,5% para este año y del 3,5% para el próximo.

Los precios al consumidor en Alemania se situarán en el 6,2% este año, 5,8% en el caso de Francia, 6,1% en Italia, 4,3% en Grecia y 4,6% en Países Bajos.

Déficit y deuda

Pone el foco también Bruselas en el déficit y sugiere a España que si no modifica las políticas de déficit de las administraciones públicas "se mantendrá ligeramente por encima del 3% del PIB en 2024, a pesar de la supresión gradual de las medidas para paliar los altos precios de la energía".

Según las previsiones de otoño de la Comisión Europea, el déficit español se situará en el 4,1% en 2023 y se corregirá al 3,2% en el próximo ejercicio, una décima por debajo de lo que el Ejecutivo comunitario pronosticaba en primavera.

Además, la Comisión Europea prevé que la ratio de deuda sobre el PIB dibuje una senda descendente en 2023 impulsado por el crecimiento del PIB nominal para situarse en el 107,5% este año y estabilizarse en el 106,5% en 2024 y 2025. Es así que el Ejecutivo comunitario mejora sus perspectivas para la deuda española desde el 110,6% para 2023 que auguraba en mayo, y el 109,1% que estimaba para 2024.

En su actualización presupuestaria de octubre, el Gobierno en funciones estimó que la deuda caería este año a niveles del 108,1% sobre el PIB, en un intento por adelantar un año alcanzar niveles inferiores al 110%. Para 2024, las previsiones del Ejecutivo español en funciones se alinean con las de Bruselas, con una estimación de deuda sobre el PIB del 106,3%, que se traduciría en un recorte de 14 puntos respecto a 2020.

En los presupuestos remitidos a Bruselas, el Gobierno en funciones se comprometía a continuar la senda de estabilidad fiscal que se puso en marcha en 2022, para reducir el déficit al 3% en 2024. Lo que supondría una reducción de 7 décimas porcentuales en cuatro años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud