Economía

Otro golpe a Airbnb: Almeida anuncia que regulará los pisos turísticos de Madrid en 2024

  • La ley estará lista "en 3 o 4 meses", pero "regular no es prohibir", según el alcalde
  • Collboni destaca que la vivienda es la verdadera "emergencia" de las ciudades
  • "Defiendo el turismo y su industria, pero tiene que haber una regulación"

"Regular no es prohibir". El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha anunciado que la ciudad sacará adelante una nueva regulación a partir del próximo año para las viviendas que se destinan a usos turísticos con plataformas como Airbnb. La nueva ley estará lista en "tres o cuatro meses", según Almeida, pero no ha dado más detalles sobre sus condiciones.

Durante las jornadas 'Metaverso' organizadas por Atresmedia y en las que ha compartido escenario con el alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, el regidor madrileño ha destacado que se tiene que replantear este modelo de pisos turísticos para que vaya de la mano con la realidad económica que estamos viviendo en estos momentos. "Regular no es prohibir", ha señalado Almeida, pero al final tiene que haber una normativa porque están llevando a cabo una actividad económica como cualquier negocio.

Según el alcalde madrileño, la nueva regulación va a partir en primer lugar desde el reconocimiento de que "es una realidad que hay que regular" y en segundo lugar, desde el punto de vista urbanístico, que es la competencia básica que tenemos desde el Ayuntamiento de Madrid, de entender que "es una actividad económica y por tanto hay que establecer los mismos parámetros para esta actividad que para el resto de actividades de inmuebles de uso residencial en nuestra ciudad".

No obstante, el alcalde también ha dejado claro que Madrid tiene que construir el modelo de turismo al que se quiere dirigir y esta clase de pisos turísticos representan en muchas ocasiones un problema porque no se sabe bien a quién reclamar o llamar en el caso de presentarse un problema. "Hay que garantizar la convivencia vecinal porque a todos nos incomodaría tener al lado una vivienda de estas características", según el alcalde.

Almeida ha mostrado su "preocupación" por la proliferación de estos pisos turísticos en la ciudad y por ello, el Ayuntamiento ya está haciendo "un esfuerzo muy importante" en materia de inspección y de sanciones, "pero hay osbtáculos jurídicos importantes porque al final los jueces entienden que son domicilios y en muchas ocasiones no se pueden ni precintar ni sancionar". Por ello, el regidor ha reclamado la colaboración tanto del Estado como de las Comunidades e incluso, la Unión Europea. "Esto no es solo un problema de los Ayuntamientos" ha puntualizado.

"Un mercadillo de maletas"

Por su parte, el alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha destacado que la verdadera emergencia de las ciudades en estos momentos es la vivienda y el acceso a ella, sobre todo el de los jóvenes, que optan por marcharse a otras zonas porque no hay pisos disponibles para ellos.

"Las casas son para vivir" ha remarcado Collboni, quien ha recordado que su ciudad ya está actuando contra estos pisos turísticos ilegales con nuevas ordenanzas fiscales o subiendo el impuesto turístico a 7 euros por noche en estas viviendas.

El alcalde de Barcelona ha hecho referencia al ejemplo de Florencia y de las consecuencias que tiene la no regulación. "El centro es un mercadillo de maletas" ha anotado, aunque ha reconocido que hay que tener mucho cuidado con las consecuencias económicas que tienen plataformas como Airbnb.

"Defiendo el turismo y su industria, porque en el caso de Barcelona nos ha permitido combatir las crisis económicas que hemos vivido, pero tiene que estar regulado. Es esta industria la que tiene que estar al servicio de la ciudad y no al revés" ha detallado Collboni.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud