Economía

El 60% de los asesores fiscales afirma que la fiscalidad en España va a peor

  • Cuanto más cercano es el plazo de comparación más negativa es la valoración
  • Siete de cada diez consultados cree que invertir en criptomonedas facilita incumplir con Hacienda
  • Los fiscalistas dicen que bajar impuestos autonómicos impulsa el crecimiento económico
Delegación de Hacienda

Casi seis de cada diez (58,1%) asesores fiscales afirma que el sistema tributario español ha empeorado en el último lustro: el 62,2% que es peor que hace diez años; el 60,5% que ha empeorado en comparación a los últimos 15 años; y el 58,3% que es peor que hace dos décadas. Lo revela una reciente encuesta del Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf), del Consejo General de Economistas de España (CGE).

En la consulta, en la que han participado casi 5.000 profesionales, el Reaf precisa que quienes consideran que el sistema actual es mejor son una minoría, "pero en este caso, además, se observa que, cuanto más cercano es el plazo temporal de comparación, son menos aquellos que lo consideran mejor (lo valoraban así un 8,4% hace cinco años frente a un 22,7% de los que lo hacían hace 20 años)".

El organismo señala que esta evolución negativa de nuestro sistema fiscal también se aprecia si comparamos los resultados con los de los tres años anteriores. "En cada ola el porcentaje de los que consideran que el sistema fiscal va a peor crece (15 puntos porcentuales más entre 2020 y 2023 cuando se compara con el de los cinco años previos)", puntualiza.

La encuesta revela también que por cada 53,3 encuestados que entienden que la normativa se ha complicado, uno opina que esta se ha simplificado. El ratio es de 50,3 a uno entre quienes piensan que el importe a pagar es ahora mayor que antes y los que alegan que actualmente se paga menos. Finalmente, es de 6,5 a uno si se compara los que creen que la administración se ha endurecido en contraposición a aquellos que piensan que esta favorece el cumplimento.

La encuesta del Reaf aborda cuestiones de actualidad, como por ejemplo, las criptomonedas. Así, el 78,7% de los asesores fiscales percibe una elevada incertidumbre sobre su fiscalidad derivada de un marco tributario inadecuado. A pesar, o potenciado por ello, siete de cada diez opina que la inversión en criptomonedas facilita el incumplimiento fiscal. Finalmente, el 42% asegura que la fiscalidad ha desempeñado un papel importante en su desarrollo.

Por otra parte, el 66,5% de los encuestados piensa que el cambio de residencia fiscal hacia otros países va en aumento, del mismo modo que un 69,8% percibe que el número de consultas de cambio de residencia fiscal entre ciudadanos de comunidades autónomas de régimen común también está creciendo. Además, un 43,5% entiende que los cambios de residencia de la sociedad a otros países son mayoritariamente ficticios y un 51,3% que lo son en el caso de las autonomías.

Relacionado con lo anterior, seis de cada diez consultados, deduce que el impuesto temporal de solidaridad de las grandes fortunas va a suponer un desincentivo al cambio de residencia fiscal entre las comunidades autónomas, en tanto que el 74% asegura que genera un mayor incentivo al cambio de residencia hacia otros países.

Por otra parte, el 67% de los asesores fiscales coincide en señalar que las bajadas de impuestos acometidas por algunas comunidades autónomas van a incentivar su crecimiento económico. No obstante, este porcentaje mayoritario baja por primera vez respecto a los resultados de los tres años anteriores, cuyo valor se situaba siempre en torno al 85%.

En lo tocante a competencia fiscal y movilidad entre regiones por razones fiscales, la mayoría de los asesores (65%) no cree que se puedan mantener diferencias sustanciales en el nivel de impuestos entre comunidades, si bien se produce una ligera bajada respecto a los años anteriores de tres puntos.

La encuesta del Reaf plantea a los entrevistados la pregunta de cómo distribuirían los impuestos en el supuesto de que se necesitasen recaudar diez euro más. El 34,1% lo recaudaría del IVA; el 27,1% del Impuesto sobre Sucesiones; el 21,1% del IRPF; el 12,1% del Impuesto del Patrimonio y el 5,6% del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

A la pregunta de si las mejoras introducidas en la Ley de empresas emergentes o startups van a representar un importante incentivo para su crecimiento, el 38% está de acuerdo; el 35% en desacuerdo; el 17% no sabe o no contesta; el 8% muy en desacuerdo y el 2% muy de acuerdo. Sobre las modificaciones en el régimen fiscal de impatriados se considera que mejora (40%), "pero casi el 50% no se pronuncia. Al ser una norma reciente no ha sido posible analizarlo", señalan los responsables de la consulta.

Cuando se interroga sobre qué es lo que más ha potenciado la Agencia Española de Administración Tributaria (AEAT) en los últimos años el 48,7% de los fiscalistas alega que un endurecimiento de las actuaciones de gestión: un 28,7% un endurecimiento de las actuaciones de inspección; el 19,3% que se ha facilitado el cumplimiento de las obligaciones tributarias; y el 1,1% que no se ha potenciado nada.

La misma pregunta referida a las comunidades autónomas revela que un 32,2% dice que se ha potenciado el endurecimiento de las actuaciones de gestión; un 21,8% las de inspección; un 25,2% que se ha facilitado su cumplimiento, un 10,3% que se ha mejorado la cooperación con la AEAT y un 10,5% que ninguna.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud