Economía

El consumidor percibe una inflación hasta diez veces mayor que la real

  • Los sectores más afectado son el ocio, la restauración y los viajes
  • La difusión de una subida generalizada de precios contribuyen a esta distorsión
Restaurante de Barcelona

Pese a que la inflación ha disminuido o se ha mantenido estable, según el panel trimestral de la consultora Simon-Kucher, "el consumidor percibe, por quinto trimestre consecutivo, una inflación entre tres y diez veces mayor", sobre todo en los sectores del ocio, la restauración y los viajes.

Eso es así, apunta la consultora, pese a que en el primer trimestre de 2023 la inflación se ha ralentizado, hasta situarse en el 5% en Estados Unidos y el 6,9% en Europa. Por su parte, en España, se sitúo en abril en el 4,1% y en marzo en el 3,3%, lo que supuso 2,5 puntos menos que en febrero y 6,5 puntos frente al mismo mes del año anterior.  

La mayor distorsión entre la medición técnica y la percepción de los precios ocurre, una vez más, en la industria del ocio, donde los encuestados perciben una inflación diez veces superior la real (32% frente a 3%). "Y a pesar de que durante el último año el índice oficial de ocio se ha mantenido estable, entre un 2% y una caída del 4%", señala la consultora, "la percepción de la inflación por parte del consumidor ha sido exponencial, pasando de un 7% en el primer trimestre de 2022 a un 33% a finales de ese mismo año".

Para Simon-Kucher, "la principal razón de esta distorsión se debe al efecto halo que provoca que el consumidor perciba precios mayores a la realidad debido a la alta difusión en medios y a la validación social de una subida de precios generalizada". Y añade: "No obstante, el sector ocio no ha aprovechado la coyuntura para subir los precios debido al miedo a afectar a un tráfico ya dañado por el cambio en los hábitos de consumo".

Por su parte, en la industria de la restauración, señala el panel, "el consumidor percibe de media una inflación de un 27%, tres veces superior a la medida por el índice técnico, que fue del 8%". Según el informe, "los restaurantes han subido los precios de manera poco sofisticada, lo que ha provocado una percepción negativa en estos y afectado directamente al consumo". En consecuencia, los consumidores declaran que van a reducir tanto su gasto el restaurante como en el delivery.

En el apartado de viajes se percibe una inflación del 19% frente a la medida por el índice técnico en el primer trimestre de 2023, que fue del 17%, gozando así de la percepción más alineada con la realidad. "El sector está capitalizando la subida de la demanda post-Covid, aunque una de cada cuatro consumidores dice que reducirá sus viajes" apunta el panel de la consultora.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud