Economía

Gobierno y sindicatos pactan subir el SMI un 8%, hasta los 1.080 euros

  • Díaz cierra la negociación en el tramo más alto de la horquilla de expertos, (+8%)
  • La patronal vuelve a dar plantón a Díaz tras no haber nuevas propuestas
Madridicon-related

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha adelantado al termino de la reunión de trabajo con los sindicatos y ha revelado que la subida del SMI será del 8%, hasta los 1.080 euros brutos al mes. El líder del Ejecutivo, que se encuentra en el pleno del Senado, ha aprovechado que se encontraba en la Cámara Alta para un debate con el líder popular, Alberto Núñez Feijóo, para airear la última hora de su Gobierno. El presidente del Gobierno ha avanzado en su primera comparecencia del año en el Senado esta nueva subida del SMI, que se aplicará con efecto retroactivo, cumple con el objetivo de situarlo en el 60% del salario medio español.

La reunión entre el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, y los representantes de los sindicatos, Mari Cruz Vicente (CCOO) y Fernando Luján (UGT), estaba agendada para hoy a las 11 de la mañana en el Ministerio de Trabajo y Economía Social, pero ha terminado sin acuerdo en primera instancia por lo que han aparecido en escena la ministra, Yolanda Díaz, y los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez.

Esta prórroga, que comenzó sobre las 14:30, cierra la actualización prevista por el Gobierno para 2023, aunque han abierto la puerta a poder actualizarla a mitad de año, en función de la evolución de los precios.

De esta forma, Díaz cierra con el tramo más alto de la horquilla propuesta por los expertos del ministerio, como ella misma había anticipado que quería hacer. Pero sin contar con las organizaciones empresariales, como le había recomendado la vicepresidenta primera y responsable de Economía, Nadia Calviño.

Los líderes patronales han salido tras su reunión a atender a la prensa y mostrar sus valoraciones del acuerdo por el SMI. Para Pepe Álvarez, "este acuerdo nos sitúa en la senda pero no consigue el objetivo de alcanzar el 60% del salario medio. La no presencia de la CEOE nos produce tristeza. Creo que más allá del acuerdo, todos tenemos la obligación de cumplir con nuestros deberes con los ciudadanos y, en ese sentido, se ha roto un principio que no se debería de romper. Espero que la CEOE se se reincorpore a las mesas de negociación. Esto sienta un mal precedente".

Sordo por su parte ha considerado que "hoy anunciamos un acuerdo de máxima importancia para nuestro país, un acuerdo que me atrevería a calificar de histórico. Con echar un lustro la vista atrás, el salario mínimo ha subido entorno a un 52%. Hace menos de una década, el SMI era un indicativo, prácticamente marginal, que afectaba a unos pocos cientos de miles de trabajadores en nuestro país. Esta subida va a afectar a cerca de 2,5 millones de personas a lo largo de 2023".

La vicepresidenta Díaz ha reaccionado a este acuerdo a través de Twitter; alegrándose de haber alcanzado el 60% del salario medio nacional y cumpliendo uno de los "grandes compromisos" de la legislatura.

Plantón de CEOE

Después de que ayer a última hora se conociese la no presencia de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), debido a no haber recibido ninguna nueva propuesta de Trabajo ni ninguna respuesta a su oferta, Pérez Rey ha "lamentado profundamente" que hayan tomado esta decisión.

"Yo creo que una medida que afectará a millones de personas no puede tener una patronal ausente, no puede tener una patronal que no venga a escuchar lo que el Gobierno tiene que decir. Es una irresponsabilidad", ha subrayado Pérez Rey antes de la reunión sobre el SMI.

Una ausencia, que también ha reprochado Comisiones Obreras. La secretaria confederal de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, ha criticado la ausencia de la CEOE y su "falta de responsabilidad".

"Esto demuestra que las organizaciones empresariales, en esta coyuntura, todo lo que se trata de incrementar salarios, parece que lo rehúyen. A mí y a mi sindicatos nos parece una falta de responsabilidad", ha añadido.

Por su parte, Garamendi ha responsabilizado al Gobierno del plantón patronal de hoy alegando que "si yo mando a alguien a la mesa, porque va gente técnica, no tiene capacidad de decir sí o no porque no tenemos una propuesta (del Gobierno). Lo mínimo es mandar una propuesta", ha comentado los medios este martes. 

Garamendi ha echado en cara de esta forma que el equipo Díaz solo haya presentado una horquilla propuesta por la Comisión de Expertos a la que Trabajo encargó un informe sobre el SMI, con una propuesta de subida de entre el 4,6% y el 8,2%, al objeto de situar esta renta mínima entre 1.046 y 1.082 euros al mes. CCOO pedía que el SMI se situara entre 1.082 y 1.100 euros y UGT quería llevarlo directamente hasta los 1.100 euros mensuales.

En los mismos términos se ha expresado Gerardo Cuerva, presidente de la patronal de la pequeña y mediana empresa (Cepyme), que ha expresado que "una cosa son los salarios y otra muy distinta las políticas sociales. El Gobierno no puede determinar el salario ideal en España a través de subidas constantes del salario mínimo. Los salarios suben acorde a la productividad de las empresas. Subir el SMI más de un 50% en los últimos años solo responde a una política intervencionista de la economía que perjudica sobre todo a las empresas de menor tamaño que lamentablemente suelen ser las menos productivas y las que, por tanto, pueden ofrecer menores salarios."

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud