Economía

Visto bueno a la Ley de Economía Social en Aragón

Zaragoza

Las Cortes de Aragón han aprobado hoy este marco legal impulsado por el Gobierno de Aragón y diseñado en colaboración con el propio sector con el fin de fomentar, regular y visibilizar este tipo de economía, aparte de dar respuesta a su creciente relevancia en la comunidad aragonesa.

Según han explicado desde el Ejecutivo aragonés en una nota de prensa, esta ley reconoce la importante aportación a la sociedad e impulsa su capacidad de generar un modelo de desarrollo económico y social equilibrado y sostenible.

La aprobación de esta ley se enmarca dentro de la apuesta del Ejecutivo Autonómico por promover este sector y refuerza al Plan de Impulso lanzado este mismo verano con 70 acciones concretas hasta 2025, que también fueron definidas en un proceso participativo desarrollado en las tres provincias aragonesas junto al sector.

Entre las 70 medidas que el departamento de Economía, Planificación y Empleo ya está llevando a cabo destaca, por ejemplo, el programa de aceleración empresarial ideado específicamente para iniciativas de economía social innovadoras, bautizado como IMPACT, que comienza este viernes tras la selección de los seis proyectos participantes. Además, Aragón Exterior está elaborando ya un plan de acompañamiento en materia de internacionalización dirigido específicamente a este tipo de entidades.

También figuran múltiples jornadas y acciones de difusión junto a organismos como los Colegios de Graduados Sociales y de Gestores Administrativos, financiación específica a través de SODIAR, las diversas líneas de ayudas del INAEM e incentivos fiscales de 4.000 euros en materia de IRPF, en concepto de deducción por inversión en entidades de la economía social. Además, se está ultimando un acuerdo con las cooperativas de crédito para facilitar la implantación de nuevos proyectos de este tipo.

Los pilares de la ley

La Ley de Economía Social se basa en tres aspectos claves. El primero de ellos es el reconocimiento, impulso y fomento de las entidades sociales de Aragón en todos los ámbitos de la sociedad aragonesa, con especial atención al educativo, al medio rural y al empleo, poniendo en valor este sector económico.

En segundo lugar, permite coordinar e instrumentar las políticas y medidas de apoyo, incluidas las económicas y las dirigidas a reducir progresivamente las cargas administrativas y burocráticas que dificultan la creación de empresas y entidades del sector. Unas políticas que, para lograr la máxima eficacia y eficiencia, se recogen en el Plan Aragonés de Impulso de la Economía Social, puesto en marcha este verano.

Como tercer pilar, la norma apuesta por integrar el sector, hasta ahora disperso, impulsando la creación del Consejo Aragonés de la Economía Social, que permitirá aportar soluciones al panorama sociolaboral y estimular la dinamización del autoempleo y del emprendimiento enraizado en el territorio, teniendo como protagonistas a las personas.

Nuevo informe

El próximo 12 de diciembre la Cátedra de Economía Social y Cooperativas de la Universidad de Zaragoza, financiada por el departamento de Economía, presentará un nuevo informe sobre la situación de la economía social en Aragón.

Según su último estudio, este sector está compuesto en la Comunidad por 5.218 organizaciones, número que, a pesar de la pandemia, ha continuado creciendo, manteniendo la clara evolución positiva de los últimos años.

De esta forma, las diversas entidades de economía social representan el 5,75% del total de las empresas aragonesas y emplea directamente a cerca de 20.496 personas.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments