Economía

La polémica medida de Francia contra las vacantes de empleo: endurecer el acceso al paro

  • El Consejo de Ministros arranca hoy el proyecto de ley para la reforma
  • Actualmente hay entre 300.000 y 400.000 vacantes y un 7,4% de paro
  • Los sindicatos han rechazado la medida, aunque la decisión es del Gobierno
Emmanuel Macron, presidente de Francia. Foto: Reuters

Ante la falta de mano de obra, endurecer el acceso al subsidio por desempleo para 'empujar' a los ciudadanos a cubrir las vacantes. Es, grosso modo, el plan que el Gobierno francés busca poner en marcha para minimizar las dificultades de las empresas para contratar y favorecer el pleno empleo.

Ahora, el detalle. El Consejo de Ministros francés da salida este miércoles a un proyecto de ley que apuesta por restringir los derechos de paro en función de la situación económica cuando haya tensiones en el mercado de trabajo y queden puestos desiertos. O como dijo Emmanuel Macron, un modelo "más estricto cuando haya demasiados puestos vacantes y más generoso cuando el desempleo sea elevado".

La propuesta, avanzada por el ministro de Trabajo francés, Olivier Dusspot, en France Info se basa en endurecer las condiciones para poder recibir el subsidio de desempleo en los casos en los que la situación económica sea favorable.

El "criterio de modulación", como lo ha definido Dussopt, tiene como principal objetivo "incitar el retorno al empleo" a quienes han salido del mercado de trabajo en momentos como el actual. Según el ministro, a día de hoy hay entre 300.000 y 400.000 vacantes en Francia por falta de candidatos.

Si no se cubren, el Gobierno ve el crecimiento económico limitado y además la situación dificulta el objetivo de pleno empleo (lo considera con un 5% de desempleo) que el Ejecutivo se ha fijado para 2027. Actualmente la tasa de paro en Francia es del 7,4%.

Los sindicatos denuncian la reducción de derechos de los desempleados

El Ejecutivo de Macron se reunirá a partir de octubre con sindicatos (que ya han mostrado su rechazo al planteamiento) y patronal para escuchar sus propuestas y definir, entre otras cuestiones, la tasa de paro máxima que servirá para activar los cambios de criterio. La negociación se centrará en si introducir cambios especialmente en lo que respecta al periodo máximo de indemnización por desempleo (ahora en 24 meses) y al tiempo mínimo de cotización requerido para cobrar un subsidio (seis meses en los tres últimos años).

No está entre los objetivos del Gobierno, ha aclarado el ministro Dussopt, modificar la cuantía de los subsidios: "Sería una contradicción con nuestra lucha por el poder adquisitivo".

Los representantes sindicales rechazan que las dificultades de contratación estén vinculadas a las condiciones de la protección de desempleo y sí con cuestiones como la formación o el atractivo de los empleos ofertados (salarios, condiciones de trabajo...).

El Gobierno no encontrará una respuesta eficaz al problema de los empleos vacantes con una reforma "que reduzca aún más los derechos de los desempleados". Es el análisis de la situación de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT). Laurent Berger, secretario general del sindicato, recordó el lunes en una entrevista a La Depeche que "la reducción de las prestaciones por desempleo es completamente ineficaz, sobre todo porque más de la mitad de las personas que buscan trabajo no reciben compensación".

Sin embargo, la decisión final estará en manos del Gobierno y parece decidido a implementar su plan antes de que acabe el año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud