Economía

El duro impacto de la inflación en España

. iStock
Madrid

Los históricos niveles que el IPC constituyen un fenómeno global pero es posible distinguir países en los que el impacto resulta más severo. España es uno de ellos. No sólo influye el hecho de que su nivel de precios ya rozara en julio el 11%. Más importante aún es el hecho de que las expectativas sobre su IPC promedio en 2022 son especialmente negativas. De hecho, su deterioro fue mucho más rápido desde que estalló (cuatro puntos por encima) que el aplicado a la tasa de inflación propia del conjunto de la eurozona. Lo previsible es que esa brecha se mantenga en los próximos meses. Por ello, a los daños que la inflación provocará en el consumo interno español, debe sumarse una importante pérdida de competitividad de nuestro país frente a sus socios europeos.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments