Economía

Díaz defiende que Sumar "no va de partidos" sino de recuperar la política con la gente: "Doy un paso adelante"

  • Está decidida a reconfigurar la izquierda alternativa al PSOE
  • Apuesta por la calma: "Tenemos más de un año"
La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en la presentación de 'Sumar'. Foto: Europa Press

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha reivindicado que 'Sumar', el nuevo proyecto político que impulsa, "no va de sopa de siglas ni de partidos" sino de crear un movimiento de "protagonismo" ciudadano que, de forma colectiva, piense un nuevo país para recuperar la política útil y no caer en la resignación, máxime ante los que piensan que solo un "hombre encorbatado y moderado debe ser presidente del Gobierno".

"No me resigno. Doy un paso adelante pero con una condición, que en ese movimiento ciudadano soy una pieza más pero si vosotros queréis yo me sumo", ha manifestado durante el acto de lanzamiento del proceso de escucha con la sociedad civil en el centro cultural Matadero de Madrid, ante más de 5.000 personas para mostrar su voluntad decidida a reconfigurar la izquierda alternativa al PSOE.

Un evento en el que ha mostrado la filosofía que pretende para esta plataforma, al dar voz a representantes de colectivos sociales, sindicales y del activismo en defensa de los servicios públicos y contra el cambio climático, que ha estado respaldado por amplia presencia de cargos políticos pero sin los líderes de los partidos.

Durante su intervención, la también titular de Trabajo ha proclamado que el arranque de 'Sumar' era un día importante para "hablar de futuro" y de comandar un movimiento ciudadano "desde la sociedad". "El protagonismo es vuestro, sois vosotros los que vais a hacer sumar. Tenemos el reto de cambiar el país... esto no va de silgas ni de partidos, sino de inteligencia colectiva", ha prometido ante el auditorio.

También ha dicho que es consciente de que da este paso en un momento "difícil" y marcado por la desafección ciudadana como indica los sondeos y percibe también en la calle, cuando se le acercan ciudadanos y le trasladan que están "tristes, que la política no sirve para nada" y que han "desconectado de ella".

Defiende la paciencia para cristalizar 'Sumar': "Tenemos tiempo"

Pero acto seguido ha arengado a sus seguidores que le da igual y que 'Sumar' es un proceso diferente porque la ciudadanía está "harta del ruido", del "enfrentamiento por el enfrentamiento" partidario y de "destruirlo todo", como los votos en contra que suscitó la reforma laboral que impulsó pese a que "transformaba la vida de la gente".

Y es que ha defendido que la política es otra cosa y, por tanto, va a desplegar calma, "tender la mano, "escuchar" y dialogar para confeccionar un proyecto de país para la próxima década, replicando a quienes le meten "prisa" por completar esta fase de consulta con la sociedad civil que ella se moverá con paciencia porque hay tiempo para llegar al próximo ciclo electoral. "Tenemos más de un año. Tenemos tiempo porque está en juego la próxima década", ha desgranado la vicepresidenta.

A su vez, ha desgranado que desde ese protagonismo de la sociedad civil van a plantear soluciones para mejorar la educación y sanidad pública, garantizar el trabajo y salario digno y para "ensanchar la democracia" en todos los ámbitos.

Reclama un "nuevo contrato social y democrático"

Por tanto, ha subrayado que es el momento que la sociedad civil dé un "paso adelante" para hacer algo fundamental, que es un "nuevo contrato social y democrático" donde los "hiperricos no se puedan independizar sino aportar como todo el mundo".

Es más, ante la situación "tan grave" que marca la inflación, ha lanzado que no es "justo que las eléctricas se forren a costa de más de cinco millones de pobres energéticos" y que la fiscalidad esté soportada en un 80% por los trabajadores del país, aludiendo a la necesidad de aumentar los impuestos que pagan las grandes corporaciones y fortunas.

Toma la palabra la sociedad civil

Durante el acto ha intervenido representantes de los colectivos ciudadanos y sociales como la jurista y activista ecológica Irene Rubiera, la emprendedora digital Valeria Castro, el presentante de las movilizaciones sindicales en Amazon, Miguel Ángel Castellano y el sindicalista y 'rider Fernando García.

También ha tomado la palabra la abogada y defensora de los derechos de las mujeres migrantes, Carolina Elías, para defender que las empleadas del hogar se dejan "la piel en cuidar lo que más ama la sociedad", que son los "niños y los mayores" pero que lo hacen a veces en condiciones casi "esclavitud", por lo que están dispuestas a sumar pero "no desde la cola sino en primera fila". A su vez, la psiquiatra en un centro de salud mental del sur de Madrid Belén González ha recalcado que sin una sanidad pública fuerte "no van a tener la salud mental que se merece el país".

También se han emitido vídeos de saludo y apoyo al proyecto de 'Sumar' por parte de los escritores, Manuel Rivas y Bernardo Atxaga, del cantante Kiko Veneno, de los actores Antonio de la Torre y María Márquez, y de la activista digital Carla Galeote.

Presencialmente han acudido al centro cultural Matadero de Madrid para brindarle respaldo a Díaz el pianista Jame Rhodes, la filósofa Elisabeth Duval, el presentador Quique Peinado y la poeta Elvira Sastre. Se esperaba que el actor Lluis Tosar interviniera en el arranque de 'Sumar' en representación del sector de la cultura, pero no han podido asistir dado que el primero ha contraído Covid. A la convocatoria se han sumado también representantes de CCOO y UGT, plataformas del tercer sector e intengrantes de ONGs.

Monedero, Llamazares y amplia representación política

En el plano político no ha participado ningún líder de los partidos, como se había demandado desde el equipo de Díaz pero sí han respondido a este llamamiento con diversos cargos intermedios.

Por ejemplo, en Podemos el perfil ha sido bajo y su delegación la componen los integrantes de la Ejecutiva nacional María Teresa Pérez, Pau Vivas y Alex Zapico. No obstante, una figura ilustre asociada a la formación sí ha desfilado por Matadero: el politólogo y cofundador del partido Juan Carlos Monedero, además de la eurodiputada Eugenia Rodríguez Palop.

Del grupo parlamentario asisten diputados como Txema Guijarro (Podemos) y el representante de Galicia en Común y líder de la formación morada en esta comunidad, Antón Gómez-Reino; ambos próximos a Díaz, junto a otros parlamentarios como Roberto Uriarte.

En el caso de IU, la dirección federal está representada por su portavoz, Sira Rego, el secretario de Estado y responsable de Justicia de la formación y líder del PCE, Enrique Santiago, y la consejera de Transparencia del Gobierno valenciano, Rosa Pérez, junto a cargos de rango autonómico. Otra presencia singular ha sido el exlíder de IU Gaspar Llamazares.

Los comunes, muy vinculados a la iniciativa de Díaz, han acudido el eurodiputado Ernest Urtasun, los diputados en el Congreso Joan Mena y Aina Vidal Mar García, junto al parlamentario autonómico David Cid.

Del lado de Más País se desplazará la diputada andaluza Esperanza Gómez, para representar a la formación de Íñigo Errejón y que ha compartido con la vicepresidenta actos de campaña electoral de la coalición 'Por Andalucía', además de los concejales Más Madrid Jorge García Castaño y Félix Lopez y el diputado autonómico Eduardo Gutiérrez. En el plano madrileño también ha asistido el exconcejal en el Consistorio madrileño Guillermo Zapata.

A su vez, Compromís ha optado por una representación tripartita con Isaura Navarro (Iniciativa) Marian Campello (Mes) y Paula Espinosa (Verdes-Equo) y desde Galicia han acudido para apoyar a Díaz el portavoz de Marea de Vigo y la concejala en Santiago de Compostela (de Compostela Aberta, aunque a título individual), Marta Lois, que es uno de los principales apoyos de la ministra de Trabajo en la organización de 'Sumar'.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud