Economía

El 45% de los directivos españoles prevé que la economía empeorará

  • Aumenta 26 puntos respecto al sondeo realizado por KPMG antes de la guerra
Dreamstime

La incertidumbre generada por el conflicto de Ucrania ha eclipsado en parte la recuperación económica que había traído consigo el fin de la pandemia, así como las perspectivas económicas de los empresarios españoles. En este sentido, casi la mitad de ellos (45%) cree que la situación económica evolucionará a peor en los próximos 12 meses, lo que supone un aumento de 26 puntos respecto al sondeo realizado entre diciembre de 2021 y enero de 2022, según el informe Perspectivas España 2022, realizado por KPMG en colaboración con CEOE entre abril y mayo de este año.

Por su parte, el porcentaje de encuestados que preveía que la economía española iría a mejor o mucho mejor antes de la guerra en Ucrania se reduce a la mitad, pasando del 43% al 21%.

Las comunidades autónomas que presentan una visión más optimista sobre la evolución de la economía son Baleares y Canarias, "un síntoma inequívoco de que estamos asistiendo a la recuperación de la actividad turística, clave en la estructura económica de nuestro país y, por supuesto, en la de ambos archipiélagos", explican en el estudio.

A pesar del cambio de tendencia que experimentan las previsiones económicas, las compañías españolas mantienen el optimismo en sus perspectivas empresariales. Así, el 77% prevé incrementar su facturación en 2022 y un 48% anticipa que lo hará por encima del 5%. En cuanto a la inversión, tres de cada cuatro empresas invertirá más en los próximos 12 meses. No obstante, el porcentaje de encuestados que reducirá sus inversiones aumenta cinco puntos entre los dos sondeos (pasa del 7% al 12%), lo que revela la posición de cautela que han adoptado algunas empresas.

Respecto a las previsiones de contratación, los empresarios siguen siendo mayoritariamente optimistas: un 46% de los encuestados aumentará su plantilla, mientras que el porcentaje de encuestados que la reducirá no experimenta cambios entre ambos sondeos, situándose en el 11%.

Principales riesgos y desafíos

Por otro lado, ante la escalada que ha experimentado la inflación en los últimos meses, que ha incrementado los costes de producción y reducido la capacidad de compra de los consumidores, no resulta sorprendente que hasta tres de cada cuatro directivos (77%) consideren que la inflación es una de las principales amenazas para la economía española. Entre otros posibles lastres para el crecimiento, los encuestados destacan el debilitamiento de la economía global (37%) y el posible aumento de los impuestos (36%).

Asimismo, y como era previsible, las tensiones geopolíticas escalan posiciones en la lista de amenazas para la economía española: un 30% de los participantes en el sondeo la marcan, 18 puntos porcentuales más que antes de que estallase el conflicto en Ucrania.

La inflación es la principal amenaza para la economía para ocho de cada diez compañías

En cuanto a los riesgos a nivel empresarial, la preocupación por la inflación y por sus posibles efectos en los costes y el consumo se traslada al mapa de riesgos. La volatilidad de los precios de las materias primas, que marca la mitad de los encuestados (48%), es junto con el riesgo de demanda (36%) y los riesgos regulatorios (34%) la principal amenaza para el negocio.

Estas preocupaciones también se refleja en las demandas de las empresas españolas a la Administración. Mitigar el impacto de la inflación en la economía es la demanda más común al Gobierno central: tres de cada cuatro encuestados (69%) así lo expresa en el sondeo realizado entre abril y mayo de 2022. Un 39% señala las reformas estructurales y uno de cada tres (33%) la eficiencia en el gasto público, que era la solicitud que más respuestas reunía en la encuesta que se llevó a cabo entre diciembrede 2021 y febrero de 2022. También uno de cada tres encuestados (32%) pide potenciar la transición energética y la digitalización.

En materia fiscal, una parte significativa de los encuestados considera que la subida de impuestos es la principal amenaza para la economía española en los próximos 12 meses.Sin embargo, sobre el acuerdo al que llegaron en octubre 136 países de la OCDE para establecer un Impuesto sobre Sociedades mínimo del 15%, solo uno de cada diez encuestados del sondeo entre diciembre y enero (12%) cree que puede comprometer sus expectativas de crecimiento.

Repercusión de la guerra

Por último, y poniendo en foco en la repercusión del conflicto de Ucrania, algo más de un tercio de los encuestados (37%) indica que ha revisado o está revisando su estrategia para 2022 a raíz del conflicto en Ucrania, mientras dos de cada cinco (41%) no lo han hecho aún porque su reacción dependerá de cómo este evolucione.

Pese a ello, casi el 20% de las empresas afirma que las sanciones impuestas al Gobierno ruso y las contrasanciones decretadas por este están afectando a su actividad. Dentro de este grupo, las sanciones y contrasanciones que están impactando en un mayor porcentaje de empresas son de carácter financiero: el cierre al acceso al marco SWIFT (que marca el 26% de los directivos cuya actividad se está viendo impactada por las sanciones), la prohibición de realizar transacciones con 4 bancos rusos (22%) y las restricciones del Gobierno ruso sobre las trasferencias de fondos al extranjero (21%).

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ca
A Favor
En Contra

Despido procedente, sin indemnización. Es su trabajo, les dan dinero que nos quitan a punta de pistola, eliminando la posibilidad de crear empresa y convirtiendonos en sus esclavos. Tanta sinceridad en su incompetencia les cuesta cara a menos que usen armas de guerra y virus contra desarmados.

Puntuación 0
#1
Lobo
A Favor
En Contra

Buenos dias;

La noticia dice el 45% y el resto no sabe o no contesta. Porque el 100% de la sociedad sabe que la macroestafa, nos va a empobrecer.

Ha llegado el buen tiempo y hay muy poco trabajo este año, esto significa un invierno malo.

Puntuación 2
#2
La economía está hundida
A Favor
En Contra

No se vende un coche y nadie consume.

La gente dice "hay terrazas llenas", "hay gente en la playa"... perfecto.. planes donde como mucho gastarás 5 euros.

Puntuación 3
#3
Pepe
A Favor
En Contra

Es evidente que el nuevo orden mundial se ha propuesto crear pánico y hundir la economía para imponer ellos sus soluciones al mundo entero. Tengo grandísimas dudas de que el turismo vuelva a ser lo que fue, igual que las ventas de automoviles. Aguantarán más los nichos más altos, lo que es el medio y bajo, donde es más fuerte España, van a sufrir.

Puntuación 1
#4
guille
A Favor
En Contra

"el porcentaje de encuestados que preveía que la economía española iría a mejor o mucho mejor antes de la guerra en Ucrania se reduce a la mitad, pasando del 43% al 21%.".

Sinceramente creo que nuestros empresarios son tremendamente optimistas, aunque hay algunos que con eso de la guerra se ha puesto a subir precio y no se han cortado un pelo que se les haya visto el plumero; ahí tenemos a las petroleras que han aumentado no solo el precio de lo que venden directamente sino que se permiten el "lujazo" de subir márgenes en el refino de petróleo, un oligopolio perfecto, para que decir de los que una tarde retiran el aceite de girasol que vendían a 1.80 y al día siguiente aparece con una subida del 80% y los de...y el Ministro del ramo tocando la gaita. Los precios un 20% para arriba y aún quedan optimistas ¡ Es que la guerra está dejando al descubierto tantas cosas !

Puntuación 0
#5