Economía

¿Quieres empezar a invertir? (III): Vigila tu cartera

  • Las fechas de vencimiento de la deuda son una clave a tener en cuenta
  • Si cambia tu situación financiera, tendrás que reajustar tus inversiones
Foto: iStock

La llegada en los últimos años de los brókeres online, que permiten a cualquier persona invertir en las bolsas de todo el mundo desde su teléfono móvil, ha disparado la entrada de españoles en los mercados financieros y bursátiles.

Esta fiebre por la inversión ha venido acompañada de numerosos llamamientos de los reguladores para que el gran público preste mucha atención a los productos que adquiere, especialmente en el caso de las criptomonedas, ya que en un mal día un inversor novel puede perder toda su inversión.

Una vez que ya hayas dado el paso y tengas una cartera funcionando a través de un bróker, el trabajo no ha acabado. Un paso esencial para que tus inversiones funcionen es llevar a cabo un seguimiento de tus productos para asegurarse de que todo funciona según lo planeado.

Como regla general, cuanto mayor sea el capital invertido y el riesgo asumido, mayor vigilancia tendrás que ejercer.

Hay quien mira las cotizaciones en bolsa todos los días para controlar si el valor de sus inversiones ha subido o bajado, pero esto no es necesariamente recomendable. El inversor a largo plazo no debe obsesionarse por las fluctuaciones diarias de precios y debe evitar tomar decisiones precipitadas basadas en emociones. En el otro extremo, hay personas que se olvidan de sus inversiones una vez realizadas, aunque conviene hacer una revisión periódica.

En una situación normal, habrá que mantener un seguimiento equilibrado de nuestra cartera, pero existen ciertas situaciones que requieren un extra de atención y en las que muy posiblemente tendremos que hacer cambios en la estrategia de inversión. La CNMV (el regulador de los mercados bursátiles) y el Banco de España (el regulador de la banca) han elaborado esta lista con las claves para estar al día.

1. Rendimientos y brókeres

El intermediario que hayas elegido para hacer tus inversiones tiene la obligación de enviarte información periódica detallando cada valor o producto financiero del que eres titular, la rentabilidad durante el período, así como todos los gastos, comisiones y retenciones aplicados, para que puedas saber con exactitud cuánto has ganado o perdido.

Esta información es muy importante (se trata de tu dinero) y debes asegurarte de leerla y entenderla. Solo así sabrás si te conviene seguir con la inversión o tomar otras decisiones.

Por supuesto, cada vez que realices una operación de compra o venta, debes comprobar que la operación se haya efectuado según tus instrucciones y al precio acordado.

2. Posibles fechas de vencimiento

Algunos productos tienen una fecha de vencimiento (plazo final) en la que el inversor debe tomar decisiones. Por ejemplo, llegada la fecha de vencimiento de un fondo garantizado, se suele establecer un nuevo período de garantía, pero con condiciones diferentes.

En otras ocasiones el fondo empieza a funcionar como un fondo no garantizado a partir de la fecha de vencimiento. El inversor ha de decidir si quiere permanecer en el fondo con las nuevas condiciones o si quiere reembolsar sus participaciones y recuperar su dinero o traspasarlo a otro fondo.

3. Cambios en tu perfil de inversor

Si tu situación financiera cambia por cuestiones personales es muy posible que tengas que revisar tus inversiones y cambiar de estrategia (apostar por la liquidez, o por el largo plazo), sacar tu dinero lo antes posible o ampliar el capital invertido.

4. Cambios en los mercados

Los mercados financieros están en constante movimiento. Hay ciclos alcistas y ciclos bajistas. Aunque los movimientos normales no justifican necesariamente una modificación de tus inversiones, pueden darse situaciones que sí aconsejen un reajuste. Por ejemplo, cambios en los tipos de interés, una recesión económica, cambios políticos, económicos...

5. Desequilibrio de tu cartera

Ten en cuenta que los distintos productos financieros que componen tu cartera tendrán rendimientos diferentes. Unos se revalorizarán más que otros, y en algunos casos podrá haber pérdidas. Por lo tanto, el porcentaje que representa cada tipo de activo en relación con su cartera total variará con el tiempo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud