Economía

Cómo cambiar tu cuenta a otro banco: esto es lo que debes hacer

  • Si existen varios titulares, todos deben ponerse de acuerdo
  • El proceso es gratuito, salvo muy contadas excepciones
  • Los bancos intercambian la información necesaria para hacerlo
Foto: Dreamstime.

Si no se cuenta con la información adecuada, a menudo los trámites pueden convertirse en una asunto pendiente algo más duradero de lo que pensamos en un primer momento. A veces esto puede derivar en algo verdaderamente delicado, y más cuando se trata de algo tan importante como el cambio de cuenta de un banco a otro.

El proceso de cambio de banco tiene un paso inicial sencillo, ya que depende del titular de la cuenta, que ha de ser el encargado de comunicárselo a la entidad nueva. En paralelo, el banco al que se va a trasladar la cuenta bancaria deberá iniciar los trámites, lo que se hace con la colaboración de la entidad saliente.

Lo cuenta detalladamente el Banco de España en su blog: "Ambas entidades deberán facilitar el traslado de la cuenta de manera ágil y eficaz, intercambiando toda la información que resulte necesaria". Además, tendrán que intercambiar también todas las operaciones frecuentes del cliente, como la domiciliación de la nómina, transferencias periódicas programadas...

El cambio puede complicarse si existe más de un titular de la cuenta. Cuando eso suceda, todos deben ponerse de acuerdo para proceder al cambio y, una vez logrado ese consenso, cada uno de ellos ha de comunicar a la nueva entidad la intención de trasladar la cuenta a su banco. Será también en ese momento cuando se comunique la fecha efectiva de traslada deseada, que debe ser de al menos seis días hábiles desde que la nueva entidad reciba toda la información necesaria.

Cuánto cuesta y cómo se traslada el dinero

De acuerdo con la orden ECE/228/2019, de 28 de febrero, el proceso de cambio de banco ha de ser gratuito tanto para el cliente como para el banco receptor, siempre que el traslado tenga lugar "entre distintos proveedores de servicios de pago que operen en España, o dentro del mismo proveedor".

En el traslado, la entidad que el cliente desea abandonar tendrá que trasladar los saldos restantes en la cuenta, descontando las cantidades en concepto de deudas exigibles por el propio banco o las que estén destinadas al pago. En esos casos, el banco que dejaremos procederá a saldar dichas deudas y transferirá el importe restante a la cuenta del nuevo banco al que nos cambiaremos.

Qué pasa con los recibos pequeños

Aunque el proceso de cambio, como se ha explicado anteriormente, parece ser algo automático, puede ser en los pequeños detalles donde se complique. Es el caso de los recibos de menor cuantía, como los del gimnasio, pagos a pymes o incluso tasas o impuestos. En estas situaciones, desde el portal especializado HelpMyCash recomiendan al cliente que compruebe personalmente si la domiciliación se ha llevado a cabo o no.

La razón es que para estos recibos de menor cuantía a veces se exige que sea el propio titular de la cuenta el que haga el traslado. Por ello, y para una mayor tranquilidad, la opción más segura es ponerse en contacto con todos los emisores de los recibos, comunicarles el cambio de cuenta y proporcionarles el número nuevo.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

y
A Favor
En Contra

Pero no tiene sentido, en EEUU son 250.000$ lo que asegura el gobierno

y hacienda funciona no roba como aquí, que tienen la ley pero usan las pistolas para humillar. VIVA ETA.

Puntuación -6
#1