Economía

Más de la mitad de productos falsificados ya llegan a través del comercio electrónico

  • Perfumes, artículos farmacéuticos y recambios de coche, los de más incidencia
Las grandes marcas son las principales v?ctimas de las falsificaciones.
Valencia

La explosión del comercio electrónico también está modificando el tráfico mundial de los productos falsificados, un negocio que mueve más de 412.000 millones de euros a escala global según la OCDE y la Oficina Europea de Propiedad Intelectual (EUIPO). Frente a la imagen tradicional del 'top manta', la realidad es que las compras online han desplazado a otras alternativas en ese tráfico ilegal.

El último informe elaborado conjuntamente por ambos organismos desvela que más de la mitad de las incautaciones de copias ilegales de ropa, calzado, perfumes y todo tipo de artículos que se realizan en Europa está relacionada con el comercio electrónico. En concreto, supone el 56% del total de actuaciones realizadas en las aduanas de la Unión Europea.

"El análisis confirma una correlación positiva y estadísticamente significativa entre los indicadores de la actividad del comercio electrónico en una economía y las importaciones de falsificaciones", recoge en sus conclusiones este documento bajo el título de Uso indebido del comercio electrónico para la compraventa de productos falsificados.

Atractivo para el tráfico ilícito

"El comercio electrónico proporciona un medio cada vez más atractivo para facilitar el comercio de productos falsificados", reconoce el análisis sobre el peso del comercio electrónico en el tráfico de copias ilegales de marcas. Además, entre sus conclusiones apunta que "la correlación se vuelve más fuerte para los indicadores de importación de falsificaciones con paquetes pequeños".

Es decir, el boom de pequeños envíos que supone este canal lo hace aún más difícil de controlar, además de reducir las pérdidas para los traficantes cuando se lograr decomisar esas mercancías. El estudio recoge que entre 2015 y 2019, el tráfico de paquetes aumentó en más de un 70%, hasta alcanzar los 21.300 millones de artículos. Según sus datos, el 90% de las incautaciones realizadas en Europa utilizaban el correo postal o la mensajería como medio de transporte.

Esa utilización de envíos personalizados y de pequeñas dimensiones también explica que pese a que la mayoría de las incautaciones en Europa ya se realizan sobre el canal del e-commerce, el valor total de la mercancía decomisada aún se encuentra por debajo de lo que las autoridades intervienen por los canales clásicos y representa el 14% del total.

El propio estudio reconoce que las cifras que incluyen se pueden quedar cortas ante el fuerte incremento del comercio online a raíz de la pandemia y de los confinamientos en todo el planeta, además de la mayor dificultad para rastrear esos envíos. Así, estima que en 2019 el valor mundial de las ventas de comercio electrónico representó el 30% del PIB. Con el Covid el año pasado esas transacciones se incrementaron más de un 20%.

Según las estimaciones de la propia Euipo, que tiene su sede en Alicante, el mercado de las falsificaciones de marcas y artículos de todo tipo supone alrededor de 119.000 millones de euros anuales en Europa, un 5,8 % del total de las importaciones a la UE procedentes de países terceros.

Lo más falsificado

La agencia europea certifica en su informe que no hay grandes diferencias entre los productos falsificados que más utilizan el canal online con los que se mueven a través de otros métodos tradicionales. El calzado es el producto estrella en ambos casos, e incluso las incautaciones vinculadas al comercio electrónico son algo más elevadas, al representar algo más de un tercio de todo el material intervenido. Le sigue otro de los superventas de las falsificaciones, las prendas de vestir, aunque en este caso baja ligeramente frente a los métodos tradicionales.

Sin embargo, en su radiografía sí que el uso del comercio electrónico despunta en determinados segmentos de productos falsificados frente a otros. Este es el caso de la industria de los perfumes y los cosméticos, los productos farmacéuticos y los de óptica y fotografía (por las gafas, fundamentalmente). Más 7 de cada 10 incautaciones de artículos ilegales de estas categorías que se realizan en Europa están vinculadas al comercio electrónico.

Otro segmento que destaca por el fuerte peso del canal online es el de piezas y componentes de vehículos. En su caso, el 68% de todas las intervenciones realizadas en las aduanas europeas están vinculadas a ventas online y, además, es el sector donde las incautaciones de mercancías alcanzan un mayor valor: representan el 34% del total de copias ilegales de recambios detectadas en los controles. Los productos farmacéuticos y los relojes son las otros sectores donde está más implantado y en que el valor de las copias que se venden online superan el 20% de la mercancía de esas categorías decomisada en total.

El 75% viene de China

El origen de la mayoría de productos falsificados que se comercializan en Europa se encuentra en Asia. Y en el caso de los que se canalizan a través del comercio electrónico, China aumenta aún más su peso como origen. Por la mercancía intervenida en las aduanas europeas ocupa el primer lugar, con el 50% de las incautaciones de mercancía que llega por las vías convencionales. Un porcentaje que se eleva hasta el más del 75 % de las incautaciones de productos falsificados vinculados al e-commerce. China también es el país de procedencia dominante en lo que atañe al valor de los productos falsificados adquiridos online, con una cuota del 68%, por delante de Hong Kong, con un 5,7%. El país de origen más cercano geográficamente con un cierto peso significativo es Turquía, que representa el 5,6 %.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pepe
A Favor
En Contra

No es el 75% lo que viene de China si no más del 81% ya que Hong Kong es China y viene por separado.

Puntuación 1
#1