Economía

Alemania, abocada a una nueva coalición tras la marcha de Merkel

  • Los sondeos dan como ligero favorito al Partido Socialdemócrata de Scholz
Madrid

El pueblo alemán afronta las primeras elecciones sin la longeva canciller, Angela Merkel, tras 16 años. Unos comicios trascendentales tanto para la propia Alemania, como para Europa. Bajo el liderazgo de Merkel, los germanos han logrado afianzarse como locomotora económica del continente, así como el país con más peso en la política de la UE. En un país con tradición de coalición entre partidos, esta legislatura no va a ser diferente.

El Partido Socialdemócrata (SPD) alemán tiene un 25 por ciento de intención de voto para las elecciones federales de Alemania de este domingo, según un sondeo del instituto demoscópico Forsa para las televisiones RTL/ntv.

Por su parte, la coalición conservadora formada por la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller, Angela Merkel, y su partido hermano bávaro, la Unión Social Cristiana (CSU) ha incrementado su intención de voto en un punto porcentual respecto al sondeo anterior hasta el 22 por ciento.

Según los datos del instituto Forsa, los resultados de los demás partidos principales tampoco han cambiado respecto a hace una semana. Los Verdes mantienen el 17 por ciento, la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y el Partido Democrático Libre (FDP) están empatados con el 11 por ciento, mientras que Die Linke (La Izquierda) mantiene el seis por ciento de los votos.

El sondeo también muestra que aumenta el apoyo a su candidato a canciller de la CDU, Armin Laschet, cuyo apoyo aumenta en tres puntos porcentuales. No obstante, sigue estando por detrás del candidato del SPD y hasta ahora titular de Finanzas, Olaf Scholz, que sumaría un 29 por ciento de apoyos, y de su rival de Los Verdes, Annalena Baerbock, que contaría con un 16 por ciento.

Indecisos

Kramp-Karrenbauer, conservadora y leal a la línea Merkel, colocó su figura como líder de la CDU tras Merkel y era la favorita a dirigir al bloque conservador en las elecciones de 2021. Pero la nueva líder tiró la toalla unos meses después, incapaz de consolidar su liderazgo. Empezó la búsqueda del sucesor 'B', lo que tras duros forcejeos internos recayó en el centrista Laschet. Por tanto, el candidato de la CDU entró por una renuncia.

La posición de Merkel, segunda líder con más confianza a nivel mundial (72 sobre 100), complica la transición hacia Laschet en la CDU. Con apariciones discretas desde el inicio de campaña, Merkel se ha dejado ver más en la campaña del candidato. No obstante, pese a reiterar la "continuidad" de su figura en Laschet, la indecisión se apodera de los votantes. Hasta cuatro de cada diez ciudadanos en edad legal para votar no han decidido aun su voto, según el diario alemán FAZ.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.