Economía

El Banco de España enfría las previsiones del Gobierno: el PIB recuperará el nivel preCovid a mediados de 2022

  • Calviño dice que se producirá a principio del próximo año
  • El organismo alerta de que parte del ahorro acumulado será precautorio
El gobernador del Banco de España, Pablo de Hernández de Cos.

El Banco de España mejora sus previsiones para la economía española, pero de forma más prudente que el Gobierno. En concreto, espera que el crecimiento del PIB alcance el 6,3% en el conjunto de 2021 y el 5,9% en 2022. Es una décima superior a las perspectivas de junio para ambos ejercicios. El organismo espera que la recuperación del nivel previo a la pandemia para mediados de 2022 frente a la expectativa del Gobierno de que se produzca a principio del ejercicio.

El Banco de España ha actualizado sus previsiones económicas, coincidiendo con la presentación del cuadro macro del Gobierno. El organismo choca de forma significativa en la visión de la velocidad de la recuperación y en la intensidad de crecimiento para 2022. Moncloa espera que la recuperación del nivel previo del PIB se produzca "a comienzos de 2022", mientras desde Cibeles está previsto a mediados de 2022.

También hay divergencia para el crecimiento previsto en 2022. La tasa anual de crecimiento del 7% del Ejecutivo contrasta con el 5,9% del Banco de España. Desde hace meses, existe un tira y afloja para encajar el impacto positivo los fondos europeos. El organismo dirigido por Pablo Hernández de Cos ha criticado la capacidad de la administración para absorber las ayudas comunitarias para fomentar el crecimiento. En el último informe de la institución sigue insistiendo en este aspecto. "existen dudas acerca de la magnitud de la contribución al crecimiento económico que podrían haber realizado los proyectos vinculados al programa Next Generation EU (NGEU), dadas las limitaciones de la información disponible al respecto". Y añade que la información disponible sobre la implementación del programa parece apuntar a un cierto retraso en la ejecución del gasto con relación al calendario incorporado en las proyecciones de junio.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha defendido, en rueda de prensa, que la inercia se desplegará en 2022 y que lo más importante es la tendencia general que recoge las previsiones de todos los organismos.

En cualquier caso, el Banco de España subraya que el efecto expansivo de las ayudas serán algo mayor en 2022 y 2023, a expensas de unos menores efectos en 2021.

Para el Banco de España el ahorro cautivo de las familias no estará del todo disponible

Donde hay cierta discrepancia también entre Gobierno y Banco de España es el consumo como uno de los principales motores del crecimiento.  La recuperación proyectada descansará principalmente sobre el componente nacional, aunque prevé que, más allá del corto plazo, el sector exterior realice también una contribución positiva al crecimiento del PIB. Para Calviño se descongelará hasta 50.000 millones de ahorro embalsado. Las proyecciones de los economistas del Banco de España asumen que los hogares recurrirán solo de forma parcial a este elevado volumen de ahorro acumulado con el fin de financiar gasto corriente y ante un posible incremento de impuestos en el futuro.

En cuanto a las estimaciones sobre la tasa de paro, el Banco de España también ha mejorado sus estimaciones y prevé que se situará en el 15,1% este año, por debajo del 15,6% estimado previamente, mientras que bajaría al 14,3% en 2022 y al 13,3% en 2023.

"Este comportamiento expansivo del empleo permitirá que, a pesar del ligero repunte de la población activa, la tasa de paro presente un perfil descendente a lo largo del horizonte de proyección, hasta situarse por debajo de los niveles previos a la pandemia a partir de mediados de 2023", ha señalado el organismo, que retrasa unos meses esta recuperación de la tasa de paro, que preveía que se produjese desde finales de 2022 en las proyecciones del mes de junio. El Gobierno, por su parte, ya maneja una recuperación para empleo en los próximos meses. La tasa de paro del cuadro macro se ajusta a la previsión del Banco de España al estar fijado en el 15,2% para final de año y en el 14,1% en 2022.

El organismo también mejora sus estimaciones de ingresos y gastos, ya que el déficit público quedará este año en el 7,6% del PIB, frente al 8,2% previamente estimado, y se estabilizará en torno al 4,3% en 2022 y al 3,5% en 2023. Esta mejora es resultado de la evolución macro y de ejecución, ya que tanto los ingresos como gasto dirección de producir menos déficit, según ha explicado Arce.

De su lado, la deuda no superará el 120% del PIB este año, tal y como había previsto anteriormente, sino que se situará en el 117,9% a final de 2021, mientras que bajará al 114,3% en 2022 y se mantendrá en ese mismo nivel en el 2023.

En cuanto al IAPC excluidos los componentes de energía y de alimentos, se prevé que se sitúe en el 0,3% en 2021, al 1% en 2022 y al 1,4% en 2023. En términos de la inflación general, esa tasa sería del 2,1 en 2021 y del 1,7% en 2022 y 1,3% en 2023.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pepe
A Favor
En Contra

Unos meses más o menos que más da.

Que enfría la euforia. ..qué titular más patético, esto no hay quien lo pare.

Genial la gestión de Pedro Sánchez.

Le pese a quien le pese.

Puntuación -5
#1