Economía

La pandemia arroja la segunda mayor reducción de la jornada anual pactada

  • Los asalariados trabajan 85 horas menos al año de la jornada máxima legal
Madrid

Cuando se declaró la pandemia en marzo del pasado año, los asalariados amparados por convenios colectivos con vigencia en ese momento estaban obligados a trabajar 1.754,56 horas efectivas al año de media. Actualmente, a julio de este año, los 2.246 convenios en vigor exigen 1.741,38 horas de trabajo efectivo al año, lo que supone un descenso en picado de 13,2 horas si se tiene en cuenta que la jornada anual pactada se ha reducido en 19,9 horas en total desde que arrancó el siglo en 2000, según datos extraídos de la estadística de negociación colectiva del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Si se compara con la jornada máxima legal -40 horas semanales-, supone que la pactada el pasado mes de julio implica que se trabajan de media al año 85 horas (84,89 horas) menos de las obligadas por ley, pues la jornada máxima trasladada a términos anuales equivalen a 1.826,27 horas al año, según estipuló el Tribunal Supremo en una sentencia del 18 de septiembre de 2007. Por tanto, las 1.741,38 horas actualmente pactadas de media equivaldría, medido en semanas, una jornada de 38,4 horas frente a las 40 máximas legales.

La reducción de horas trabajadas durante el Covid supone el segundo mayor descenso en estas dos décadas; la primera se produjo en la crisis financiera, en 2011, cuando las horas anuales pactadas descendieron 14,16 horas respecto al año anterior, 2010, y se colocaron en 1.737,02 horas. En el otro extremo, el mayor incremento de jornada en un ejercicio se registró en 2014, año en que los convenios en vigor arrojaron 14,24 horas menos de trabajo que el año anterior.

Concentrado en 2021

El salto de jornada con la pandemia en los últimos diecisiete meses se ha concentrado en lo que va de año, pues entre marzo y diciembre del anterior 2020 la reducción fue sólo de 66 minutos -en términos del registro de convenios colectivos- 1,12 horas. Sin embargo, entre enero y julio del presente 2021 los convenios en vigor han rebajado el tiempo de trabajo en 11,98 horas de media, hasta esas 1.741 horas. No obstante, se ha producido un ligero aumento de la jornada pactada desde el pasado abril, cuando los convenios en vigor arrojaban una jornada anual efectiva de 1.738,84, lo que supone un repunte de 2,54 horas anuales, unos 150 minutos entre enero y julio. Concretamente, la fuerte caída de la jornada pactada en este año se ha focalizado en los meses de enero, cuya jornada anual pactada cayó 4,7 horas respecto a diciembre de 2020; en marzo de 2021 que se redujo en 4,4 horas respecto al mes de febrero, y abril cuando la jornada anual pactada en convenio se colocó 5,34 horas por encima del mes anterior.

Salarios

En lo referente a los salarios pactados en convenio subieron de media un 1,54% en julio, por encima de lo registrado a principios de año (+1,44%), pero por debajo del IPC, cuyo dato adelantado lo sitúa en el 2,9% en el séptimo mes del año. No obstante, la subida salarial pactado en lo que va de año lleva una senda descendente desde marzo, cuando la subida se colocó en un 1,58%. En el acumulado se redujo al 1,55% en abril, el 1,56% en mayo y junio, y a ese 1,54% en el pasado mes de julio.

Hasta julio hay registrados 2.246 convenios con efectos económicos en 2021, pero solo 235 firmados este mismo año. El resto, 2.011, se pactaron en ejercicios anteriores, aunque con efectos en este 2021.

Los convenios de empresa, inalterados

La diferencia entre los convenios de empresas y los sectoriales también es abultada en términos de jornada. Los asalariados amparados por los de empresa consiguen una jornada más reducida, 1.712 horas anuales frente a las 1.743 horas de los afectados por los sectoriales, 31 horas más al año. No obstante, los convenios de empresa están prácticamente inalterables desde el año 2000, incluso la jornada medida pactada ha registrado un ligero alza de 1,18 horas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin