Economía

Cómo ahorrar 1.400 euros al año con el reto de las 52 semanas

  • Mediante un sistema de ahorro que empieza muy poco a poco, podemos llegar a conseguir esa cantidad a final de año

Ahorrar no es algo sencillo, y más si nos vienen imprevistos o no se cuentan con unos ingresos importantes. Pero aplicar rutinas como el siguiente método o reto de las 52 semanas puede ayudar a inculcar una cultura del ahorro en nuestro día a día.

El llamado reto del dinero de 52 semanas es una forma sencilla y eficaz de habituarnos a ir ahorrando de forma progresiva. Su promesa y objetivo es claro: al final del año, tendremos 1.378 euros extra para emergencias o para alcanzar un gasto extra.

Así es el reto del ahorro en 52 semanas

Con el reto del dinero de 52 semanas, debemos depositar una cantidad creciente de dinero cada semana durante un año entero.

En su versión más sencilla y asequible, supone obligarnos a ahorrar un euro la primera semana, 2 la segunda semana, 3 la tercera semana, y así sucesivamente hasta que guardemos 52 en la semana 52. Se puede ahorrar más cada semana si tenemos capacidad, pero el reto consiste en ir haciendo un aumento gradual.

Si seguimos este reto durante todo el año, al final tendremos 1.378 euros.

Cómo empezar y algunos consejos para no dejar de ahorrar

Lo primero es lo primero, necesitaremos un lugar donde guardar nuestros ahorros. Podemos acudir a la típica hucha física, pero a la larga programar transferencias a una cuenta de ahorro será lo mejor.

Una forma de mejorar las posibilidades de cumplir el reto durante las 52 semanas es personalizar el proceso para que se adapte a nuestras necesidades.

Ahorrar dinero en incrementos crecientes a lo largo de un año natural puede ser difícil, sobre todo porque nuestros gastos probablemente aumenten en algunas épocas, como diciembre. Para ello, si comenzamos a comienzos de año, una opción puede ser iniciarlo al revés -ahorrando 52 euros la primera semana y de ahí ir bajando-.

Por otra parte, si no queremos andar modificando transferencias, el resultado es igual que transferir 26,50 euros a nuestros ahorros cada semana, acumulando igual los mismos 1.378 euros que en el reto normal. Eso sí, la importancia de este método es iniciar un hábito progresivo y creciente.

Si tenemos objetivos más ambiciosos, nadie nos impide duplicar el reto ahorrando 2 euros en la primera semana, 4 en la segunda y 6 en la tercera hasta ahorrar 104 en la semana 52 para un total de 2.756 euros.

Un buen hábito es establecer recordatorios y puntos de referencia para asegurarte de que no abandonas el reto a mitad de camino.

Tener un objetivo final en mente antes de empezar a ahorrar, ya sea un pago inicial, lograr un fondo de emergencia, un presupuesto para vacaciones o cualquier otro objetivo también nos puede ayudar.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin