Economía

Las políticas antiprogreso: las rentas bajas necesitan cuatro generaciones para alcanzar la media

  • Freemarket : "La rigidez del mercado laboral dificulta el ascenso social"
  • "La educación pública no genera el capital humano necesario", asegura
  • Pide eliminar las restricciones que "condenan a los ciudadanos"
Foto: Archivo.

El Foro Económico Mundial considera que en España es necesario, en promedio, cuatro generaciones para que una persona nacida en una familia ubicada en la parte más baja de la distribución de la renta logre escalar a una posición de renta media. En términos estáticos y comparados, España obtiene unos resultados similares al de otras economías desarrolladas, como Australia, Japón o Canadá. Sin embargo, los analistas matizan esa posición por la presencia de dos importantes diferencias cualitativas con ellos. Esos tres países tienen PIB per cápita superiores al español y tasas de desempleo muy inferiores.

La consultora Freemarket, dirigida por el economista Lorenzo Bernaldo de Quirós, apunta en su último informe que los factores que lastran "de manera evidente" el funcionamiento del ascensor social en España son la educación y las oportunidades laborales. A pesar de los incrementos en las asignaciones de gasto público que se han hecho a la educación en los últimos 20 años no se ha conseguido una mejora sustancial en los resultados de los informes Pisa.

"España tiene un sistema educativo que no tiene la calidad suficiente para generar el capital humano necesario para soportar el binomio crecimiento-altos salarios en una economía y en una sociedad del siglo XXI", apunta el documento de Freemarket. Sin embargo, el resultado obtenido por los 20 colegios privados evaluados es bastante mejor que el obtenido por la media de los países de la OCDE, pero es también es superior a los obtenidos de forma aislada en cada materia, con la excepción de las ciencias en Singapur. "Esto significa que España no tiene un mal sistema educativo, sino una mala educación pública", apostilla el informe.

El mercado laboral

Por otra parte, el Foro Económico Mundial señala que España se encuentra entre los países mejor valorados en cuanto a condiciones de trabajo y con peor puntuación en cuanto a oportunidades laborales. Esto pone de manifiesto la existencia de dos mundos diferentes en el mercado laboral español. Por un lado, el de los empleados con contratos fijos e indefinidos protegidos por la regulación y, por otro, la del resto, cuya capacidad de acceder a un empleo estable y desarrollar una carrera profesional ascendente está severamente restringida. "Esta es la clásica dualidad existente en el mercado de trabajo español que nunca se ha reducido de manera significativa", explican desde Freemarket.

El mercado de trabajo español es uno de los más rígidos de la OCDE y esta situación se ha agudizado de facto con las medidas introducidas por el Gobierno que junto a la actuación de los juzgados de lo laboral han reducido los aspectos más flexibilizadores. Según Freemarket, esta rigidez tiene una clara manifestación en la NAWRU, la tasa de paro a partir de la cual se acelera el crecimiento de los salarios con independencia de la evolución de la productividad.

Hace algo menos de diez años los trabajadores temporales representaban el 32% del total de trabajadores. Llegaron a representar el 35% en el tercer trimestre de 2006. En el punto álgido de aquel ciclo expansivo (2008) en el que había una cifra de asalariados muy parecida a la de 2020 el porcentaje de temporales respecto al total era el 30%. A partir de ahí el dato descendió hasta llegar al 24% del total en las últimas cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) y con un número de asalariados muy parecido. Este descenso es un dato positivo puesto que las condiciones laborales de ambos tipos de empleados son muy diferentes y restringen de manera significativa el acceso a un empleo fijo. Dicha dualidad la sufren de manera especial los jóvenes y las mujeres.

Otro de los factores que incide de manera sustantiva en la falta de oportunidades laborales en España es el paro de larga duración. Las personas que llevan en desempleo continuado los dos últimos años tienen muchas menos oportunidades de encontrar un trabajo, lo que les impide reincorporarse a la actividad laboral con el consiguiente deterioro de sus cualificaciones profesionales. Esa cifra representa una cuarta parte del desempleo total, pero llego a ser casi un 45% en 2015, un lastre muy importante para un mercado laboral tan rígido como el español. A juicio de los analistas de Freemarket, el factor determinante de que España tenga un paro de larga duración tan alto es un sistema de protección al desempleo que suministra sus prestaciones durante demasiado tiempo y cuya tasa de sustitución es muy alta.

Mala gestión

El informe considera que el Gobierno "va en la dirección contraria" para que funcione el ascensor social. "La respuesta tradicional de la izquierda patria es castigar a los individuos con niveles de renta elevados a través de una fiscalidad cada vez mayor y gastar más recursos públicos", señala. "Sin embargo, la evidencia española e internacional muestra que lo fundamental no es eso, sino eliminar las restricciones que condenan a los ciudadanos y familias con menos ingresos a quedarse instalados en los escalones inferiores de la renta. Esta es la cuestión: permitir a los pobres que prosperen y facilitarles los instrumentos para ello", añade.

"A la vista de lo expuesto, la causa de la baja movilidad social existente en España no es la consecuencia de un fallo de mercado, sino refleja un clásico fallo de Estado", considera el documento. "Son las políticas vigentes en la vieja piel de toro las que impiden a las capas menos favorecidas de la población elevar su nivel de vida y eso es lo que resulta imprescindible cambiar", concluye Freemarket.

comentariosforum11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 11
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Carmen
A Favor
En Contra

Lamentable artículo, hecho solo como defensa del mayor ataque que se merece la derecha, el poco gasto en educación pública.

Puntuación -22
#1
ferrusolo
A Favor
En Contra

Las grandes empresas, las del IBEX, están dirigidas por oligarquías caciquiles endogámicas. Por definición, es imposible que alguien "de fuera" entre en una oligarquía endogámica. El resto son PYMES, pequeños negocios con mayor o menor fortuna.

Tampoco las medidas económicas social-comunistas (igualar en la pobreza) ayudan mucho. Y menos todavía ayudan las políticas de la izquierda en materia de educación (creación de borregos ignorantes y radicalizados en serie).

El "ascensor social" en la España chavo-sanchista es más bien una instalación de puenting.

Puntuación 17
#2
Pepero
A Favor
En Contra

La educación es el ascensor social, que permite ascender a las clases sociales.

El PSOE es el responsable de como esta la educación en España, 7 de las 8 reformas educativas han sido cosa suya. La reforma educativa del PP duró 2 años, los otros 40 de democracia han sido bajo leyes educativas socialistas.

La última ley socialista de educación es un despropósito: Prima lo ideológico sobre la calidad en la educación.

El resultado va a ser que los puestos directivos los van a ocupar los niños que actualmente van a la educación privada y los puestos de subalternos, los que van a la pública.

Eso son las consecuencias del socialismo. Regalar aprobados y títulos no es lo mismo que dar formación.

Socialismo o libertad

Puntuación 25
#3
Hurl
A Favor
En Contra

Yo no sé si el sistema de educación público es realmente malo o si a causa de la dualidad del sistema la mayoría de alumnos de rentas bajas y entornos desfavorecidos terminan juntos mientras que los de entornos socio-económicos altos también viven a parte. Difícil de separar si la escuela es lo que más marca o si lo hace la familia.

Puntuación 4
#4
Carmen
A Favor
En Contra

Todos conocemos a gente de la pública, de la concertada y de la privada. Por supuesto que gente de la pública consigue triunfar y tienen una formación igual o mejor que la concertada y sin los prejuicios que genera en los cerebros de los niños los colegios concertados. La gente de la concertada es muy prejuiciosa, muy elitista, mucho, mucho, mucho. En España lo que más funciona en niveles altos es el ser hijo de, no es cuestión de formación, que debe ser la misma en pública que concertada, el quid está en el elitismo.

Puntuación -11
#5
ferrusolo
A Favor
En Contra

Gastar más dinero en educación pública no garantiza ningún resultado decente. En España tenemos la cuarta educación pública más cara de Europa, ¿El resultado? Aprobado general, mercadeo de títulos, botellón, ma madas a 20 euros, la maleza creciendo en la Complutense mientras los edificios de las Facultades se caen a cachos. Puro comunismo.

En los años 70 y 80 el gasto del Estado en educación era ínfimo. Aún así, la educación pública era más exigente que la privada. Todos los malos estudiantes iban al colegio de curas, donde sus papás podían comprar el aprobado. Y mientras tanto, los chavales de la clase 'proletaria' - que no nos podíamos permitir ser malos estudiantes - pudimos acceder a la clase media, en la cual, todavía resistimos con uñas y dientes.

Comunismo o libertad. A por ellos. Todos a votar.

Puntuación 13
#6
A Favor
En Contra

Carmen , ya puedes meter trillones en la educación pública, que mientras la nota de acceso para magisterio sea más baja que en el resto de carreras, estamos perdidos, recoge a todo el que no ha podido hacer otra cosa. Esto perjudica al sistema público, pero también a los buenos profesores vocacionales.. Y eso no tiene nada que ver con el presupuesto.

El nivel de inglés en la escuela pública es pésimo, y a las comunidades autónomas con lengua propia solo les interesa su propia lengua. Y eso no tiene nada que ver con el presupuesto.

Los ricos siempre pueden llevar a sus hijos a un colegio privado, pagarles academias de idiomas o mandarlos al extranjero.

Ese es el plan de las élites progresistas: sumir a los pobres en una enseñanza pública cada vez más deteriorada eliminandoles cualquier posibilidad de elección o mejora. Mientras, sus hijos son enviados a colegios privados o concertados (los conciertos la izquierda los mantiene en los barrios ricos, donde viven ellos , mantenimiento siempre la zonificación para no mezclarse con pobres o inmigrantes, eso sí, echándole la culpa al colegio por no acoger a estos alumnos, es realmente perverso). De este modo tienen una mejor educación y sus hijos se pueden perpetuar en el poder.

Mientras a los pobres les cuentas que la derecha odia la educación pública , que solo quiere recordarles , y que la izquierda es quien les defiende, y así pretenden perpetuarse en el poder durante generaciones

Puntuación 12
#7
forrest gump
A Favor
En Contra

Muy acertados los comentarios 3 y 6 conocen el tema del que opinan

Puntuación 3
#8
Carmen
A Favor
En Contra

7. Te doy la razón en el nivel de los profesores. Toda la razón. Ya conté aquí la anécdota en una reunión de padres, cómo se me cayó el alma a los pies al oir a la profesora hablar con un "habían". Pero puedo decirte también que en mi caso concreto con mi hija iba al público y por circunstancias personales medio me obligaron a matricularla al concertado de al lado de mi casa. El ambiente en el público era muy bueno, muchas actividades, muy dinámico, iba avanzando materia muy bien, había profesoras muy buenas (las mayores). En el concertado tanto su padre como yo estamos bastante decepcionados, tuvo muy buena acogida y de momento no la vamos a sacar de ese colegio por el tema solo de que tiene todos los cursos hasta la universidad, pero nos lo hemos planteado muy en serio cambiarla al público otra vez. Cuando llegó el nivel de su clase era infinitamente inferior al de la pública. Los profesores ni siquiera tienen grandes cv ni notas en sus carreras, son antiguos alumnos o hijos de otros profesores.

Puntuación 1
#9
Carmen
A Favor
En Contra

Según profesores de la pública que conozco, la pandemia ha demostrado muchas carencias en la pública, en los concertados los niños han tenido más posibilidades de seguir las clases. Eso no pueden negar que es por falta de inversión en lo público.

Puntuación -5
#10
Javier
A Favor
En Contra

No entiendo. El gráfico parece mostrar que estamos mejor que la mayoría de los países del mundo.

Puntuación 3
#11