Economía

La pandemia dispara el déficit público de 2020 hasta el 10,09% del PIB, excluyendo Sareb

  • El porcentaje alcanza el nivel más alto desde 2012 (11,06% del PIB)
  • El dato multiplica casi por cuatro el dato de 2019 (2,86% del PIB)
  • La Seguridad Social registró un déficit del 1,36% del PIB en 2020

El déficit del conjunto de las administraciones públicas (AAPP) cerró 2020 en el 10,09% del PIB como consecuencia del aumento del gasto para hacer frente a la pandemia y se situó en 113.172 millones de euros, 77.557 millones más respecto a 2019. El dato multiplica casi por cuatro el dato de 2019 (2,86% del PIB) y alcanza el nivel más alto desde 2009 (11,06% del PIB).

En rueda de prensa, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha expuesto este lunes los datos de la ejecución presupuestaria correspondiente al año 2020. Incluyendo la Sareb, el déficit público se situó en el 10,97% del PIB. Según ha explicado la también ministra portavoz, este dato final se sitúa más de un punto por debajo de la estimación del Gobierno (11,3%) y es la segunda cifra más alta de la historia, después de que en 2012, el peor año de la crisis financiera, el déficit se situara en el 10,6% del PIB, incluyendo el rescate a la banca.

La ministra ha cifrado el gasto público de la pandemia en 44.907 millones, que ha sido asumida principalmente por el Estado (40.443 millones de euros) a través de compra de material sanitario (1.197 millones), transferencias a las comunidades autónomas (entre ellas 16.000 millones del Fondo Covid) y transferencias a los Fondos de la Seguridad Social (22.357 millones de euros).

Gastos de la pandemia

El reparto de estos 44.907 millones de gasto ha sido 21.520 para ERTE, incapacidad temporal y cese de actividad; 8.284 millones para gastos covid y sociosanitarios en las comunidades autónomas; 7.791 millones para exoneraciones ERTE y autónomos, y 7.312 millones para el resto.

Así, el gasto público alcanzó los 576.489 millones de euros en 2020, un 10,1% más, tras un fuerte repunte de las subvenciones (71%) y las prestaciones sociales (15,9%), entre otros, mientras que el coste de los intereses de la deuda bajó un 11,1%. Los ingresos bajaron un 5% debido sobre todo al impacto de la caída de la recaudación tributaria.

En términos de caja, la Agencia Tributaria recaudó 194.051 millones de euros en 2020, un 8,8% menos, con una fuerte caída del impuesto de sociedades (un 33,2%, debido tanto a los menores beneficios como a ajustes de pagos fraccionados), IVA (11,5%) e impuestos especiales (12,1%), mientras que los ingresos por IRPF repuntaron un 1,2% gracias a las medidas de mantenimiento de renta.

La Seguridad Social registró un déficit de casi 15.000 millones en 2020, el 1,36% del PIB

Por su parte, la Seguridad Social registró un déficit de 14.979,85 millones de euros en 2020, el equivalente el 1,36% del PIB, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Esta cifra es la diferencia entre unos ingresos por valor de 164.375,8 millones de euros, que suben un 12,95% interanual, y unos gastos por importe de 179.355,73 millones, cifra un 10,62% superior a la del mismo periodo del año pasado.

Del volumen total de ingresos, el 89,56% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social, y el 10,44% restante, a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. En cuanto a los gastos, el 88,77% ha sido reconocido por las entidades gestoras y el 11,23%, por las mutuas.

En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanzó los 162.005,7 millones de euros en 2020, lo que representa un incremento del 12,65% interanual. Por su parte, los pagos arrojan un aumento del 10,63%, hasta un total de 179.203,87 millones de euros.

Los ingresos por cotizaciones bajaron casi un 3,5% en el conjunto del año, hasta los 119.955,59 millones de euros, tras descender la recaudación por cotizaciones de los ocupados un 5,7% (con 6.708,08 millones de euros menos), frente al aumento del 33,7% de las cotizaciones de los desempleados (2.408,7 millones de euros). Según el Ministerio, el descenso en la cotización de ocupados tiene su origen en las distintas medidas que se han puesto en marcha para hacer frente a la pandemia, como la exoneración de cuotas para las empresas acogidas a expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) por suspensión de contratos y reducciones de jornada por fuerza mayor, por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción por el Covid o por impedimento o limitaciones de actividad.

Esto, según el departamento que dirige el ministro José Luis Escrivá, ha supuesto menores ingresos por importe de 4.347,15 millones de euros. Además, las exoneraciones de las cuotas de aquellos autónomos que se han beneficiado de las prestaciones extraordinarias han supuesto menores ingresos por importe de 2.241,06 millones de euros.

Por el lado de los gastos, las prestaciones económicas a familias e instituciones alcanzaron los 164.249,19 millones de euros, un 7,9% más que en el mismo periodo de 2019. Esta cifra representa caso un 92% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 152.403,38 millones, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual del 8,21% (11.560,22 millones).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud