Economía

¿Es bueno guardar el dinero debajo del colchón? Cuidado porque Hacienda exigirá su procedencia

  • La Agencia Tributaria reclama todo ingreso superior a 3.000 euros
  • De no declararse en la Renta podría conllevar una sanción de hasta el 50%
  • La inflación es la otra amenaza ante los ahorros acumulados en casa
Foto: Dreamstime.

La tendencia habitual de tener un poco de dinero en metálico guardado en casa, ante emergencias, crece en tiempos de crisis. Sumado, además, a que la mayoría de los bancos han aumentado sus comisiones en 2021, la cantidad de dinero "bajo el colchón" puede llegar a ser considerable. Una suma que, eso sí, habrá que declararla en la Renta pues de lo contario Hacienda podría reclamar su procedencia y abrir una investigación que puede derivar en serios problemas financieros.

La Agencia Tributaria está al loro de todos los movimientos monetarios que se producen en España. Tiene muchos métodos para comprobarlo y así, si una persona gasta más de lo que gana o declara, hace saltar sus alarmas para solicitar una investigación con su correspondiente sanción por importe no declarado, intereses y multa.

Eso es lo que puede ocurrir con el dinero que se almacena en casa ante posibles emergencias o simplemente por tenerlo alejado de los bancos. Un efectivo que Hacienda siempre vigila y que por encima de los 3.000 euros puede ser peligroso, pues cualquier ingreso o transferencia superior a ello puede dar lugar a una investigación.

En España se puede pagar cualquier transacción en metálico hasta un máximo de 2.500 euros

El Banco de España notifica cualquier movimiento por encima de tal cantidad y ante ello, la Agencia Tributaria puede considerar que es un ingreso no justificado (premio de lotería, herencia, ganancia extra...). Una demanda que en caso de no ser acreditada podría conllevar la correspondiente multa, además de alto coste (puede obligarse a tributar hasta al 50%).

Sin embargo, no todo ahorro no justificado implica una investigación y es que este procedimiento es legal, además de que se puede comprar en efectivo con hasta 2.500 euros (en caso de las personas físicas). Por lo tanto, solo se levantarán las alarmas si supera los límites marcados y no se declara adecuadamente en el IRPF.

La inflación, otro problema ante el colchón

Por otra parte, otro de los problemas que puede acarrear tener muchos ahorros guardados en casa es la inflación. En España la subida de los precios a lo largo de los años no ha dejado de crecer desde 2007, con excepción de 2014 (-1,04%) y 2020 (-0,53%).

Así, si el dinero no está en movimiento ni invertido, va perdiendo valor año a año hasta llegar a un punto que puede no significar nada. Esto se espera que suceda en 30 años, cuando la tendencia alcista elimine el valor de hasta el 40% de los ahorros bajo el colchón.

comentarios52WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 52

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Dardo furioso
A Favor
En Contra

Yo bajo el colchón, guardo algo de pasta, para un imprevisto, y también la Colt Phyton, con dos cajas de plomo, por si viene algún listillo de hacienda, o algún "okupa" a intentarne jhoder los ahorros que "trabajé", mientras los antes mencionados se dedicaban a tocarse los hvevos.

Puntuación 6
#50
Declarar más
A Favor
En Contra

Si estuviéramos obligados a pagarlo absolutamente todo con tarjeta se eliminaría la mayoría del dinero B. Todos esos autónomos y "empresarios" que guardan efectivo bajo el colchón lo tendrían que declarar a hacienda.

Puntuación -13
#51
Hay que ser ladrón
A Favor
En Contra

El ansia rapiñera de esta gente pasa de castaño oscuro.

Puntuación 7
#52