Economía

El BCE estudia lanzar la fase de pruebas del euro digital en varias ciudades europeas

El Banco Central Europeo (BCE) ha abierto la puerta a realizar pruebas piloto del euro digital antes de su lanzamiento masivo en varias ciudades de Europa, aunque no ha señalado la fecha en la que podría ocurrir.

En una entrevista con el medio alemán Der Spiegel, el miembro del Comité Ejecutivo del BCE Fabio Panetta ha asegurado que "probar el euro digital en diferentes ciudades sería una decisión inteligente". De esta forma, emularía lo que está realizando el Banco Popular de China, que ya permite usar el yuan digital en Shenzen.

El trabajo para lanzar un euro digital apenas ha comenzado, y Panetta fija el horizonte en unos cuatro o cinco años. A comienzos de verano de este año el Comité Ejecutivo informará de su análisis preliminar al Consejo de Gobierno, que entonces adoptará una decisión sobre la manera de proceder. Solo entonces comenzará el "trabajo real" del BCE, delimitando el marco operativo y la solución técnica durante al menos 18 meses. Solo entonces el Consejo de Gobierno adoptará una decisión final y se comenzará la fase de implementación.

El lanzamiento de un euro digital implica riesgos para el negocio bancario al evitar la dependencia de la banca minorista, que ha sido el intermediario financiero clásico entre bancos centrales y clientes minoristas. A este respecto, Panetta ha subrayado que los bancos "jugarán un rol importante en la distribución del euro digital".

"Hemos afirmado explícita y repetidamente que queremos que los bancos sean nuestros socios, no nuestros competidores. Nosotros vamos a ofrecer dinero seguro, no servicios financieros. Ofrecer servicios financieros es el rol de los bancos comerciales, sería una locura que lo hiciéramos nosotros", ha indicado el italiano.

Además, en caso de que los clientes minoristas finalmente tengan la posibilidad de acceder a esos euros digitales directamente desde el BCE, la autoridad monetaria permitiría solamente tener reservas hasta un cierto nivel, o hacer los depósitos "no atractivos" por encima de cierta cantidad cobrando un interés.

Pese a que los detalles no están delimitados, Panetta ha indicado que el BCE podría limitar los depósitos a 3.000 euros en su sistema, algo que "sería mucho más que los requisitos de efectivo de la mayoría de la gente hoy en día".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin