Economía

Georgieva (FMI) reitera que la crisis del coronavirus costará a la economía mundial 28 billones de dólares en los próximos cinco años

Nueva York

"Cuanto más oscura la noche, más brillantes son las estrellas". Así resume la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, las proyecciones que la institución baraja para la economía mundial. Y es que nueve meses después desde que comenzase la pandemia del coronavirus, los países continúan luchando con la oscuridad de una crisis que se ha cobrado ya la vida de más de un millón de personas.

En referencia al Covid-19, Georgieva ha señalado durante su rueda de prensa con motivo de las reuniones anuales del Fondo que su impacto pesa sobre la economía, ha provocado un mayor desempleo, un aumento de la pobreza y el riesgo de dar pie a "una generación perdida" en los países de bajos ingresos.

"El panorama de los últimos meses se ha vuelto menos espantoso, pero seguimos proyectando la peor recesión mundial desde la Gran Depresión. Se espera que el crecimiento caiga al -4,4% este año. Y durante los próximos cinco años, la crisis podría costar aproximadamente 28 billones en pérdidas de producción", explicó.

No obstante, también destacó el brillo de algunas estrellas, refiriéndose así a los esfuerzos sin precedentes en el desarrollo y tratamiento de vacunas. También a las extraordinarias y coordinadas medidas fiscales y monetarias que han supuesto un colchón para la economía mundial. Al fin y al cabo, como destacó la búlgara, el mundo está empezando a aprender a convivir con el virus.

Una convivencia que no será fácil. Pese a que las Perspectivas de Crecimiento Mundial (WEO, por sus siglas en inglés) del organismo atisban un repunte del 5,2% para el año que viene, "todos los países se enfrentan ahora a un largo ascenso, un viaje que será difícil, desigual, incierto y propenso a reveses", alertó la directora gerente del Fondo.

Georgieva hizo referencia a su Agenda de Política Global como hoja de ruta a seguir "para superar la crisis y construir un futuro mejor". Esta estrategia vira alrededor de tres prioridades concretas. La primera, continuar con las medidas esenciales para proteger vidas y medios de subsistencia. Aquí se incluyen desde medidas de salud hasta mantener el apoyo fiscal y monetario tanto para los ciudadanos como para las empresas.

En segundo lugar, la principal funcionaria del Fondo aboga por construir una economía más resistente e inclusiva. Sobre este asunto alude al potencial que la inversión pública, especialmente en proyectos ecológicos e infraestructura digital, que podría "cambiar las reglas del juego".

"Una recuperación difícil, desigual, incierta y propensa a reveses"

Por último, hay que lidiar con la deuda. Georgieva recordó que la deuda pública mundial alcanzará un récord del 100% del PIB en 2021 a consecuencia del gasto público para combatir la crisis y asegurar la recuperación. "Abordar este problema a medio plazo será fundamental", sentenció.

Al mismo tiempo hizo un llamamiento a la cooperación internacional, especialmente en el desarrollo y distribución de vacunas. Según sus cálculos, un progreso más rápido en las soluciones médicas podría acelerar la recuperación y sumar casi 9 billones de dólares a los ingresos globales para 2025. Lo que, a su vez, podría ayudar a reducir la brecha de ingresos entre las naciones más pobres y las más ricas.

La directora del FMI explicó cómo la institución ha logrado ya más de 280.000 millones de dólares en compromisos crediticios, más de un tercio de los aprobados desde marzo, y todavía cuenta con recursos sustanciales como parte de su capacidad por un billón de dólares para ofrecer créditos entre sus 189 miembros. Así, el organismo ha proporcionado financiación a 81 países desde el comienzo de la pandemia y ha movilizado 21.000 millones de dólares adicionales para respaldar préstamos en condiciones favorables y sin intereses.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin