Economía

El parón del turismo retrasa la recuperación de la economía

  • El turismo tiene un peso de más del 12% en el PIB de España
Aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas / EFE

La recuperación de la economía española se verá impactada por las cifras de la actividad turística durante este verano, peores de las que la mayoría de organismos habían estimado. Los rebrotes de la covid-19 han llevado a muchos países a recomendar no viajar a España o imponer cuarentenas, una situación que, además, amenaza con permanecer aún varias semanas con el consecuente efecto sobre los ingresos turísticos proyectados hasta final de año. En este escenario, el sector lanza continuamente llamamientos de auxilio al Gobierno para evitar la destrucción de cientos de empresas y, por tanto, de centenares de miles de empleos.

El turismo tiene un peso de más del 12% en el Producto Interior Bruto (PIB) de España, un porcentaje que se eleva hasta el entorno del 30% si se consideran los efectos indirectos. Su influencia sobre la economía española es, por tanto, decisiva, máxime en un año en el que la pandemia ha hundido multitud de industrias. El PIB podría caer en 2020 un 12,8%, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tras una primavera sin actividad turística, que ya supuso la caída de 43.460 millones de euros de ingresos de actividad turística directa e indirecta entre los meses de marzo y junio, lo que supuso un descenso del 88% con respecto al mismo periodo de 2019, la apertura turística en el mes de julio "ha sido lenta y muy paulatina, básicamente impulsada por la demanda nacional", según explica la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur).

Todo ello se ha traducido, previo al impacto de los rebrotes, acusándose más en agosto, en una caída de la facturación en julio del 71,8%, según las estimaciones de esta organización. Los datos oficiales constatan que el número de turistas internacionales se hundió un 75% en julio, hasta 2,5 millones. En los siete primeros meses, la pérdida es del 72,4%, lo que implica 34,25 millones de turistas extranjeros menos. En términos de gasto, en julio los turistas internacionales dejaron en España 2.450 millones, un 79,5% menos que en un año antes. En el acumulado anual, la cifra se sitúa en 14.291 millones, un 71,4% menos que en 2019, cuando entre enero y julio se contabilizaron 52.243 millones –es decir 37.952 millones menos–.

La demanda nacional ha tenido un comportamiento más positivo, especialmente en zonas del norte de España. No obstante, es absolutamente insuficiente para compensar la caída del turismo internacional, que soporta más del 80% del negocio.

Al cierre del julio, el sector totalizaba 823.000 empleados menos que en 2019

Al cierre del julio, el sector totalizaba 823.000 empleados menos que en 2019, con un descenso del 37,4% con respecto a los 2,2 millones que había en el mismo mes del pasado año. Esta pérdida de empleo se divide entre los 517.000 trabajadores que están acogidos a un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (Erte) y los 306.000 afiliados menos en las ramas turísticas.

Las perspectivas para los próximos meses no son mejores. Exceltur calcula que la caída de la actividad en 2020 será de 98.753 millones de euros, lo que supone 15.620 millones más que la estimación de junio (83.134 millones). La cifra equivale a prácticamente el 10% del PIB español.

En este contexto, urgen medidas de apoyo para una industria que no solo se juega el año, sino su supervivencia a medio y largo plazo, con los efectos inmediatos sobre el conjunto de la economía y el empleo. La extensión de los Ertes es solo la punta del iceberg de un plan que demanda el sector y que debe contener también ayudas directas.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

fabricator
A Favor
En Contra

Esto solo se soluciona con una cosa con dos cosas:

Mas industria

Menos turismo

En el peso del PIB

Puntuación -1
#1