Economía

El BCE reduce a mínimos sus compras de emergencia por la Covid-19

  • El BCE habría adquirido ya unos 383.000 millones de euros
Christine Lagarde, presidenta del BCE

Las compras netas de activos por parte del Banco Central Europeo (BCE) bajo su programa de emergencia contra la pandemia de coronavirtus (PEPP por sus siglas en inglés) sumaron la última semana 17.506 millones de euros, cifra un 13% inferior a la adquirida en los siete días anteriores y el importe semanal más bajo desde el lanzamiento del programa a finales del pasado mes de marzo.

Según los datos publicados por el BCE, la entidad presidida por Christine Lagarde había adquirido en el marco de su programa de emergencia frente a la pandemia un total de 383.177 millones de euros, casi un 30% del volumen total del plan de compra, cuyo importe fue incrementado el pasado mes de junio hasta los 1,35 billones de euros desde los 750.000 millones previstos inicialmente.

La cifra adquirida la semana pasada por el BCE haciendo uso del PEPP, además del importe semanal más bajo en la vida del programa, se sitúa un 48% por debajo de los 34.097 millones del importe máximo adquirido en la primera semana de mayo, coincidiendo con el veredicto del Tribunal Constitucional de Alemania, que puso en cuestión el otro programa de compra de deuda soberana del BCE, el plan denominado PSPP, lanzado por Mario Draghi en marzo de 2015.

El pasado 4 de junio, el Consejo de Gobierno del BCE decidió incrementar la dotación de su programa PEPP en 600.000 millones de euros, llevando así la capacidad total del mismo hasta 1,35 billones de euros. El instituto emisor también decidió ajustar el horizonte de finalización del programa, extendiendo por seis meses el plazo para realizar compras netas, hasta junio de 2021. Asimismo, los fondos que se obtengan de los vencimientos se seguirán reinvirtiendo hasta, como mínimo, finales de 2022.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.