Economía

El Gobierno acepta que los Ertes objetivos (Etop) tengan reducciones en las cotizaciones, pero no es suficiente para el acuerdo

Imagen: EFE

La reunión entre el Gobierno y los agentes sociales para prorrogar los Ertes terminó ayer sin alcanzarse un acuerdo. Sin embargo, las perspectivas pintan mejor que el día anterior pues se han emplazado para seguir negociando. Fuentes de los negociadores valoran al eE positivamente que el Gobierno acepte que los Ertes objetivos, que irán sustituyendo a los de fuerza mayor, tengan exoneraciones a la Seguridad Social, aunque matizan que no es suficiente para cerrar con acuerdo la negociación.

El punto de desencuentro estriba en la intención del Gobierno de dar por finalizados los Ertes de fuerza mayor total, es decir, los de aquellas empresas que no han reabierto su negocio aunque sea de forma muy parcial.

La cesión del Gobierno de que los Ertes por causas objetivas, conocidos como Etop, también disfruten de exoneraciones para las empresas en las cuotas a la Seguridad Social de sus trabajadores es una de las aspiraciones tanto de empresarios como sindicatos desde el principio del confinamiento.

Actualmente, las reducciones de las cotizaciones se limitan a los Ertes de fuerza mayor, tanto los totales (todos sus trabajadores cobrando del Sepe) como los parciales (parte de la plantilla está ya trabajando y ha salido del Erte). Pero en las negociaciones ya ha quedado claro, y aceptado por las partes, que los Ertes de fuerza mayor dejarán de funcionar el 30 de septiembre, ampliando el plazo tres meses respecto al límite del 30 de junio que impera actualmente.

Por tanto, a partir del 30 de septiembre, las empresas que no hayan recuperado la total normalidad y, por tanto, hayan reincorporado a toda su plantilla, tendrán que negociar con sus trabajadores o sindicatos la presentación de un Erte objetivo, Etop. La posibilidad de que estos Ertes tengan deducciones supone un nuevo ahorro para las finanzas de las empresas.

Pero según explican los negociadores, este avance no es suficiente para que la reunión de hoy jueves se pudiese cerrar con acuerdo. Sin embargo, el Gobierno no ceja en su intento de una norma consensuada con los agentes sociales y se ha comprometido a un nuevo acuerdo, aunque no ha dado fecha. El plazo empieza a correr, pues el 30 de junio se termina la actual legislación.

Aunque no trascendieron detalles de los puntos más conflictivos que se han analizado en el encuentro mantenido este jueves–el Gobierno ha impuesto mutismo a los negociadores–, lo único conocido es que el Ministerio de Trabajo se ha comprometido a concretar por escrito su nueva proposición. 

La reunión se centró en la propuesta del Gobierno de suprimir los Ertes de fuerza mayor totales, es decir, los de aquellas empresas que no han reanudado la actividad y tienen a todos los trabajadores cobrando del Sepe. Los sindicatos y los empresarios propusieron conjuntamente el miércoles que se prorrogase la legislación actualmente en vigor, lo que supondría mantener estos Ertes totales en vigor hasta el 30 de septiembre, fecha en que decaerían todos los Ertes de fuerza mayor y las empresas con dificultades tendrían que negociar con los sindicatos su transformación en Ertes por causas objetivas o Etop.

Igualmente, los agentes sociales son contrarios al sistema actual de incentivar la vuelta al trabajo de los empleados premiando en las cotizaciones a los que se incorporan y castigando con mayores cuotas a lo que todavía siguen cobrando del Estado. Pero el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, defendió ayer en el Senado las bondades de este modelo que continuará en vigor para los próximos meses.

La reunión de ayer no pintaba muy bien desde el

comentariosforum9WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 9

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

2punto
A Favor
En Contra

Que miedo da ver la realidad, el Gobierno no tiene ni un duro, y me da la sensación de que no tiene ni dinero ni ideas ni experiencia para gestionar esto que se nos viene encima.

Puntuación 38
#1
Ivan
A Favor
En Contra

Hay que tener cara y poca verguenza pretender que el estado pague el 100% de los trabajadores mientras la empresa no quiere ni comenzar la actividad....

Puntuación -9
#2
Usuario validado en elEconomista.es
DaniSR
A Favor
En Contra

Lo que hay que tener no es vergüenza, si no conocimiento, para entender que hay sectores que no pueden empezar su actividad por mucho que quieran, como por ejemplo el de los eventos y ferias, grandes olvidados en esta crisis

Puntuación 11
#3
Pep
A Favor
En Contra

Al 2, @Ivan, si es muy sencillo, como las empresas no pueden abrir que se vayan todos los trabajadores a la puñetera calle. Eso es lo que están intentando evitar empresarios y sindicatos, que no ocurre a menudo que se pongan de acuerdo, y es debido a razones de fuerza mayor. ¿O es que queda algún ignorante que aún piensa que muchas empresas no quieren abrir por gusto? Ya estarían los sindicatos montando la de dios. Pero se topan con un gobierno de incompetentes, que no saben lo que es una empresa, parece que les da igual que se vayan al garete.

Puntuación 14
#4
Ivan
A Favor
En Contra

Lo que pasa es lo de siempre que el empresario solo quiere ganancias y que el riesgo lo pague el papa estado. Muy liberales para las ganancias y muy estatales para las perdidas..

Puntuación -11
#5
colores
A Favor
En Contra

No será una crisis más , es una depresión económica, nuestro país se ha quedado sin modelo productivo..

El turismo, ha pasado a mejor vida, tener hoteles, restaurantes , aeropuertos etc

No vamos a tener clientes en dos años

Quien sabe, quizás aprendamos y sea algo positivo

Puntuación 14
#6
yyy
A Favor
En Contra

Lo que deberían de hacer es que el tiempo que perdimos de mili obligatoria contabilice como tiempo cotizado, aunque sea con la base mínima, a la seguridad social, de cara a la jubilación. Ya que para eso fuimos obligados a perder un años de nuestra vida, que lo podíamos haber utilizado para trabajar, y por lo tanto cotizar y aumentar nuestra futura pensión. Hagamos una campaña entre todos los afectados y creemos una plataforma, y manifestaciones para que esto se lleve al congreso, y si este mensaje lo lee algún político que influya para que se haga realidad. Si esto no se lleva a cabo sería una injusticia.

Puntuación -4
#7
forrest gump
A Favor
En Contra

La foto del pánico.

Tres señores que en su vida han trabajado en el mundo real

Es como si señores que solo han visto el mar en películas quisieran gobernar un barco

El pueblo tiene lo que voto, lo terrible es la hambruna que se nos avecina

Puntuación 7
#8
Cristobal
A Favor
En Contra

Si se extiende el plazo de los ERTE, los trabajadores que ya nos costaba llegar a final de mes con nuestro sueldo habitual, acabaremos endeudados seriamente en el mejor de los casos, la prestación es una solución de subsistencia para la economía familiar, la realidad es que apenas da para cubrir gastos y para la mayoría no llega para subsistir, tenemos que volver a nuestros trabajos lo antes posible para recuperar este desastre económico familiar, esta bien en salvar a las empresas pero también hay que salvar a las familias, si el problema esta localizado en todo lo que tiene que ver con el turismo, pue que lo planteen para estos sectores, y los demás a trabajar el próximo mes de Julio.

En mi opinión, hay que dejar de pensar solo en salvar las empresas y pensar en no alargar mas esta situación agónica para la supervivencia de las familias.

Puntuación 0
#9