Economía

La venta de tabaco cae y las subidas impositivas amenazan la recaudación por su impuesto

  • La crisis favorece a un aumento del contrabando
Foto: Archivo.

La venta de cigarrillos cayó en abril un 26% interanual por las medidas de confinamiento. Desde marzo de 2013, no se registraba una caída tan relevante, según los datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos.

En el caso de la picadura, también se observa una disminución en las ventas nacionales en un 1,89%. Sin embargo, si en lugar de observar los datos mes a mes tomamos como referencia el acumulado a abril de 2020 las ventas de cigarrillos caen en un 5,87% en lo que va de año, mientras que las ventas de picadura de liar han aumentado un 7,68%. Sin embargo, aunque la picadura presente un incremento en sus ventas, muy relacionada con el consumo de visitantes extranjeros hasta el 14 de marzo, no compensa la caída de las ventas de cigarrillos.

El año 2020 comenzó con un crecimiento en las ventas de cigarrillos en enero y febrero del 2,76% y 4,28%, respectivamente. Este crecimiento venía observándose ya a lo largo del año 2019, y no se producía desde 2008, año en el que comenzó la última recesión.

Caída de la recaudación

Fuentes del sector alertan que el aumento del desempleo y la mayor sensibilidad al precio de los fumadores se traducirá en una caída de la recaudación tributaria por el Impuesto Especial al Tabaco, como ya evidencian los datos. En el acumulado al mes de abril, la recaudación por ventas de cigarrillos (IVA+IIEE) se ha reducido un 6,09%, hasta situarse en 2.328 millones de euros.

Los fiscalistas especializados en este impuesto creen que si se produce ahora un incremento de los impuestos al tabaco, la subida no logrará compensar la disminución de los volúmenes, y se producirá una mayor pérdida de recaudación, como ya sucedió durante la crisis de 2008.

En el periodo 2008-2014, las ventas de cigarrillos cayeron significativamente (-48% de forma acumulada). Este período se tradujo en una disminución en la renta per cápita, y en un incremento exponencial en los niveles de desempleo, que tal y como se aprecia en el siguiente gráfico llega a alcanzar el 25,77% en 2012.

Para comprender aún más en detalle el comportamiento del consumo en el periodo de recesión, debe considerarse la intensidad regulatoria que caracterizó a estos años. Tal y como se observa en la siguiente tabla, en 2009, 2010, 2012 y 2013, se llevaron a cabo subidas impositivas que se tradujeron en importantes aumentos en el precio de las cajetillas de tabaco. En concreto el precio medio de los cigarrillos pasó de 2,59€ en 2008 a los 4,30€ de 2013, es decir se produjo una subida del 66%.

Estas subidas suponen una pérdida de la recaudación de los impuestos del tabaco a partir del año 2010. Si nos fijamos en las cifras de recaudación, observamos que aunque inicialmente los aumentos en la fiscalidad parecen funcionar, aumentando los ingresos públicos, hay un momento que la dinámica comienza a fallar. Y lo hace por la conocida curva de Laffer, que evidencia que llegado a un punto máximo, las subidas de impuestos no cumplen los fines para los que se aplicaron, ya que ni reducen el consumo (aunque se pierdan consumidores porque se pasan al mercado ilegal) ni aumentan la recaudación asociada a los mismos.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ERNESTO, EL ANTIFUMADOR RADICAL
A Favor
En Contra

La venta de tabaco cae gracias al bendito coronavirus.

Gracias a Dios, muchos fumadores españoles por fin han muerto.

Puntuación -7
#1
LAS VERDADES DUELEN
A Favor
En Contra

Ojalá desaparezcan todos los estancos y todas las terrazas de los bares . Son nidos de asquerosos y apestosos fumadores.

Puntuación 0
#2