Economía

El Constitucional de Alemania podría desmontar los planes del BCE para hacer frente al coronavirus

  • Se pronuncia sobre la legalidad del PSPP y la participación del Bundesbank
  • Una sentencia en contra provocaría un caos en los mercados
  • Podría desencadenar una crisis financiera para el euro parecida a la última

El Tribunal Constitucional de Alemania dará este martes su veredicto sobre si el programa de compra de deuda pública lanzado por el Banco Central Europeo (BCE) en 2015, denominado PSPP por sus siglas en inglés, se ajusta a la legalidad germana. El TJUE ya avaló hace dos años la actuación del banco central y el Bundesverfassungsgericht debería ajustarse a la sentencia de Luxemburgo, pero en caso de rebelarse provocaría un escenario caótico, poniendo entredicho todas las medidas adoptadas por el BCE para adquirir deuda soberana.

La primera consecuencia sería, en caso de que el Tribunal Constitucional se pronunciara en contra del BCE, sería que el Bundesbank no podría seguir formando parte de los programas de compra de deuda. Para el BCE supondría recortar automáticamente su potencia de fuego. De hecho, en la última crisis ha puesto en marcha un programa de 750.000 millones de compras, conocido como Pandemic emergency purchase programme (PEPP), que se vería recortado prácticamente a la mitad.

El caso, planteado hace casi media década por un grupo de empresarios y académicos germanos que consideraban que el BCE había sobrepasado los límites de su mandato, ha desatado cierto nerviosismo en los mercados, a pesar de que lo más lógico es que los jueces alemanes no darán una opinión contraria a la ya favorable expresada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en diciembre de 2018.

El programa de compra de deuda pública PSPP, lanzado por Mario Draghi en marzo de 2015, recibió el espaldarazo del TJUE en diciembre de 2018 a consultas del Constitucional de Alemania al considerar que no excedía el mandato del BCE y se encuadra en el marco de la política monetaria, así como al declarar que la compra de bonos soberanos por parte del BCE no incumplía la prohibición de la financiación directa a los Estados, que impide que el BCE conceda ningún tipo de crédito a un Estado miembro.

Podría desatar un caos en los mercados, teniendo en cuenta las medidas adoptadas últimamente

El Constitucional deberá ahora pronunciarse en lo que concierne a si dicho programa del BCE y las salvaguardas contempladas en el mismo, como la limitación de la clave de capital o de emisor, se ajustan a la legalidad alemana y por lo tanto si el Bundesbank, que sí está sujeto a las decisiones del Constitucional de Alemania, puede seguir participando como hasta ahora en el mismo o son necesarios ajustes en el programa.

A pesar de que el consenso de analistas considera improbable que el Alto Tribunal alemán enmiende la decisión del TJUE sobre la legalidad del programa de compras, desde Nordea advierten de que "no se puede descartar la posibilidad de un fallo adverso", subrayando que una interpretación restrictiva "tiene el potencial de golpear fuertemente a los mercados financieros en el corto plazo".

"Desde la perspectiva de los mercados financieros, la decisión del Constitucional de Alemania supone un evento altamente asimétrico. Una decisión favorable sobre las compras probablemente no tendría un impacto particularmente grande, pero una decisión restrictiva podría causar movimiento adversos considerables", advierten.

Dudas sobre el bazuca de 750.000 millones si cae el PSPP

Asimismo, la complejidad de la decisión de la Corte alemana y sus potenciales repercusiones ha ido en aumento, después de que el Tribunal decidiese en marzo posponer su dictamen, dando lugar en este periodo de tiempo a que el BCE haya desvelado su nuevo programa de compras de emergencia por la pandemia de Covid-19, denominado PEPP, cuyos límites son mucho más flexibles que los establecidos para el PSPP.

De este modo, en principio no se espera que la decisión de los jueces alemanes tome en consideración este nuevo programa, por lo que su decisión se ceñiría exclusivamente al PSPP, lo que dejaría abierta la posibilidad de que el último programa de compras del BCE sea llevado a su vez ante los tribunales de manera separada.

Por su parte, el economista jefe de Berenberg, Holger Schmieding, confía en que no haya una sentencia desfavorable, aunque advierte de que habrá que prestar atención en las posibles condiciones para las compras del BCE que pudiera plantear el Constitucional germano, "que podría dificultar que el banco usara flexible y eficientemente esta herramienta".

Un cisne negro sobre otro cisne negro para las primas de riesgo

Asimismo, Aitor Méndez, analista de mercado de IG, considera que el hecho de que el Constitucional alemán se pronunciase contra la compra de bonos del BCE supondría "un golpe muy duro de asimilar para los mercados, especialmente para el euro y la deuda pública". "Podríamos decir que el gran cisne negro de la pandemia del Covid-19 habría comenzado a reproducirse", añade.

En este sentido, los analistas de Nordea señalan que en el caso de limitarse a opinar sobre el PSPP es poco probable que el veredicto del Tribunal alemán sea muy restrictivo, mientras que la decisión podría ser más compleja en el caso de que tomase en cuenta el programa PEPP, ya que muchas de las salvaguardas presentes en el PSPP se han relajado considerablemente en este caso.

"Un veredicto restrictivo plantearía cuestiones difíciles sobre el futuro de los planes de compra de bonos del BCE", advierten desde el banco escandinavo, puesto que se pondría en duda la participación del Bundesbank en los programas.

Asimismo, la entidad advierte de que en el caso hipotético de que el TJUE se viera obligado a pronunciarse también sobre la legalidad del PEPP, la incertidumbre sobre posibles limitaciones de su ámbito de actuación podrían restarle eficacia y, por lo tanto, repercutir en las primas de riesgo de los países más vulnerables de la zona euro, como Italia o España. Hasta ahora el BCE está consiguiendo evitar que la crisis del coronavirus se convierta en una crisis financiera como la de 2008 para la zona euro.

En este sentido, el economista jefe de Berenberg advierte de que cualquier opinión restrictiva podría ser vista como una limitación de la flexibilidad del BCE para recurrir al PEPP, lo que afectaría a la percepción del mercado sobre la eficacia de esta nueva herramienta e incluso no descarta que el Tribunal de Karlsruhe busque limitar el nuevo programa de alguna manera.

De hecho, los analistas de Nordea apuntan que la proximidad del veredicto del Constitucional alemán ha podido pesar sobre el Consejo de Gobierno del BCE, reunido el pasado jueves, a la hora de no introducir cambios en sus programas de adquisición de deuda.

Si los tribunales de Alemania tumban el PSPP, el mensaje para el mercado sería demoledor

Por su parte, desde IG, Aitor Méndez apunta que si bien en la práctica los QE podrían seguir adelante sin las compras del Bundesbank, eso reduciría sustancialmente las cuantías de unos programas, mientras que "el mensaje a nivel político sería demoledor" y, por efecto contagio, se dispararía la rentabilidad de las obligaciones europeas.

"Además, estaría atando de pies y manos a un BCE que ya no anda especialmente sobrado de herramientas que utilizar ante eventuales crisis, aparte de que su credibilidad como institución quedaría totalmente cuestionada", añade el experto, advirtiendo de que, como ya sucediese en 2008-2009, "una crisis global podría acabar evolucionando en una nueva crisis del euro", con las primas de riesgos disparadas en un contexto en los que los estados no hacen más que incrementar su endeudamiento.

"La situación es compleja de por sí, y la decisión del Constitucional alemán podría elevar lo delicado de la situación a cotas nunca antes vistas", advierte.

No obstante, el economista jefe de Berenberg confía en que "los jueces alemanes probablemente saben que, bajo las circunstancias actuales, un veredicto excesivamente restrictivo puede provocar graves turbulencias en la zona euro". "Los jueces no viven aislados en un vacío político y tienden a ser conscientes de las potenciales consecuencias de sus decisiones", apostilla Schmieding.

comentariosforum9WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 9

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

a quien quiera entender
A Favor
En Contra

Resumiendo ,si Alemania no traga estamos jodidos ,ni préstamo gratis ni puñetas,si nos dan dinero a cambio de que nos sacrifiquemos ,yo creo que piensan y no lo dicen ,para que estén bien ellos estamos mejor nosotros, cuanto más les damos más malmeten,ay amigos ,gato escaldado del agua fría huye

Puntuación 36
#1
Zipi
A Favor
En Contra

Eurotimo a tomar x culo. Excelente noticia para los españoles

Puntuación -29
#2
ALMUSTAFA
A Favor
En Contra

Saquen todo el dinero de los cajeros mientras puedan. La neopeseta y la devaluacion salvaje esta a la vuelta de la esquina. El que avisa no es traidor.

Puntuación 12
#3
Pep
A Favor
En Contra

Austria: 12 ministros.

Holanda: 12 ministros.

Alemania: 14 ministros.

España: 23 ministros.

Eso es sólo una pequeña muestra.

Puntuación 43
#4
El Virtuoso de la economí­a.
A Favor
En Contra

Si Alemania no nos da dinero , España entra en default, y millones de funcionarios , jubilados parados Y TRABAJADORES a comer de la ayuda humanitaria internacional...¿ y porqué pasa esto? pues porque no tenemos un duro , de haber mantenido a millones de vividores como si fuesemos ricos .

Nuestro gobierno de ineptos televisivos no supo parar la pandemia a tiempo y por si fuera poco se ha cargado la economía, . A rezar toca .

Puntuación 40
#5
Carmen
A Favor
En Contra

Europa se va a la merdÁ¨...

Puntuación -7
#6
Pac pac
A Favor
En Contra

Quien se va a ir a freír puñetas va a ser este país, no Europa . Nuestra moneda son marcos alemanes, no euros, así que ojalá vengan hombres de negro a rediseñar España. Este país solo entiende la vara y que llegara cuando falte el dinero, es cuestión de tiempo

Puntuación 12
#7
A Favor
En Contra

España es una potencia del sector primario, otra cosa es que no tengamos bmws, iPhones, viajitos a Cancún pero un buen plato de la huerta, del mar y de la granja a eso no nos gana nadie. Eso si lo señoritos de ciudad a remangarse

Puntuación 2
#8
ALMUSTAFA
A Favor
En Contra

#8 de verguenza que las cosechas esten el suelo pudriendose mientras el gobierno endeuda al pais a perpetuidad!

Del campo o de la ciudad, todos los gandules cobrando paguitas que pasen a cobrar 0 euros al mes hasta que se cubra la demanda de trabajo!

Querer importar mas morralla de africa es una solucion propia de subnorm@les, mientras aqui el que trabaja mantiene a funcionarios de la administracion que llevan decadas de baja, perroflautas con pagas vitalicias, chiringuitos para gandules profesionales y organizaciones que tienen como objetivo culpar a los hombres de todos los males del mundo. En las elecciones de 2020 voto a VOX

Puntuación 0
#9