Economía

El BCE redobla la facilidad de crédito para la economía al pedir menos garantías en la operativa bancaria

  • El banco espera estimular la demanda en las próximas subastas de liquidez
  • Es una medida sin precedentes ante el endurecimiento del crédito
La presidenta del BCE, Christine Lagarde.

El Banco Central Europeo (BCE) suavizará los requisitos de garantías para que sea más fácil a los bancos acudir a los fondos de la institución para seguir concediendo créditos a empresas y familias. De esta manera aceptará activos de peor calidad procedentes de los bancos que sirven de garantía para acceder a los créditos del banco central, en las operaciones de liquidez que mantiene abiertas, las conocidas TLTRO-III y LTRO.

El BCE ha anunciado que ha aumentado su tolerancia al riesgo en la provisión que dejan los bancos comerciales en las operaciones de refinanciación que mantienen con el banco central. De esta manera, la institución redobla sus esfuerzos para que el crédito fluya directamente a la economía a través de los bancos, lo que debería estimular la demanda por parte de las entidades financieras en las subastas de liquidez que organiza el banco central.

La entidad reducirá valoración de la garantía que aportan los bancos para acceder a los préstamos del BCE, lo que debería provocar que los bancos acudan a masa a la próxima subasta de liquidez. Se trata de una medida sin precedentes "para mitigar el endurecimiento de las condiciones financieras en la zona del euro y apoyar la economía", ha detallado en un comunicado.

Entre las medidas adoptadas por el Consejo de Gobierno, incluye la aceptación de préstamos con menor calidad crediticia, que no estén referenciados a índices europeos y en moneda extranjera. Lo que debería aumentar la capacidad de financiación de los bancos europeos al admitirse como contraparte activos que se quedaban fuera de los requisitos del BCE en condiciones normales. En este sentido también aceptará como colateral los requisitos préstamos garantizados por los gobiernos que han articulado la mayoría de países para empresas, autónomos y particulares.

En la última subasta de TLTRO-III, unos 114 bancos solicitaron 114.979 millones de euros. Casi el doble que en la anterior. Esta barra libre liquidez fue diseñada en tiempos de Mario Draghi y el BCE concede dinero a tipos cero a los bancos, aunque los bancos deben presentar garantías. Si cumplen determinadas condiciones los bancos accederán a este crédito a tipos negativos, es decir, el BCE les concederá más dinero.

El BCE ha detallado que esta medida es temporal durante la duración de la crisis pandémica y está vinculada al programa de 750.000 millones de compra de deuda. "Se volverá a evaluar antes de finales de 2020, considerando también si es necesario ampliarla si el suministro de liquidez se ve afectado negativamente", ha subrayado el banco central.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud