Economía

Los agentes sociales piden fondos extraordinarios y una nueva regulación de los ERTE ligados a la causalidad del coronavirus

  • Los agentes piden que los fondos extraordinarios no computen en el déficit público

Los empresarios, CEOE y Cepyme, y los sindicatos, CCOO y UGT, han acordado un documento conjunto que ya han remitido al Gobierno con varias peticiones extraordinarios para abordar el problema derivado del coronavirus. Los cuatro dirigentes mantendrán esta tarde una reunión vía telemática, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y varios vicepresidentes y ministros. | La nueva regulación de los ERTE centra parte de la negociación.

Sin embargo, a pesar de la premura, los agentes sociales solicitan al Gobierno que las medidas extraordinarias propuestas por ellos sean negociadas por las partes en la mesa de diálogo social correspondiente en aras de una pronta respuesta a la actual situación de urgencia.

Recursos extraordinarios: La primera petición conjunta de CEOE, CEPYME, CCOO y UGT son recursos extraordinarios que permitan la mayor indemnidad posible para las personas trabajadoras y las empresas con el fin de proteger el empleo y la actividad económica. Estos fondos adicionales, según el criterio de los agentes sociales, no deben computarse a efectos de determinar la senda de cumplimiento del déficit público que se deriva del Pacto de Estabilidad y Crecimiento aprobados en las Cortes a través del techo de gasto para 2020 y 2021.

De esta manera las distintas medidas que planteen y que tengan impacto en las cuentas de Seguridad Social, podrán contar con la gestión y anticipo de fondos de la propia Seguridad Social, pero deberán compensarse con un fondo de ayuda extraordinaria.

Medias de carácter temporal y excepcional: El comunicado conjunto, que ha supuesto muchas horas de negociación según confirman fuentes conocedoras del proceso, señala que con el objetivo último de evitar situaciones irreversibles para las empresas y el empleo y que se garantice una protección adecuada a las personas trabajadoras, instan al Gobierno a aprobar un Real Decreto-Ley de medias de carácter temporal y excepcional que, en todo caso, deben negociarse con las organizaciones sindicales y empresariales.

En primer lugar, empresarios y sindicatos abordan una nueva regulación de los ERTE (temporales) incidiendo, de manera muy particular, en la causalidad vinculada a los efectos de coronavirus, la simplificación de los procedimientos y el acortamiento de los plazos de resolución dentro de la necesaria seguridad jurídica. Hay que recordar que Pedro Sánchez advirtió el pasado martes que el Gobierno estaría muy vigilante para que se hiciese un buen uso de las medidas laborales que aprobase para paliar los efectos del coronavirus.

Así, según solicitan los agentes sociales, las medidas aportadas por las Administraciones por motivo de salud pública, entre otras, el cierre de centros y la cancelación de actividades, las restricciones a la movilidad de las personas o mercancías, el aislamiento para evitar el contagio o la carencia de suministros, entre otros, podrán justificar los ERTE por fuerza mayor.

Otras medidas propuestas: la protección de los trabajadores fijos discontinuos; atender el cierre de centros escolares, centros de día y las restricciones de movilidad; y facilitar el teletrabajo entendiendo cumplida con carácter excepcional la obligación de las empresas de evaluar los riesgos con la autoevaluación realizada voluntariamente por el propio trabajador.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

me descojono
A Favor
En Contra

trankis, no se alarmen. La "Yoli" y sus ministras lo arregaln con más inspcciones.

Vamoooooooos "yoli",demuestren lo bien que gestionan.

Manda guevos con un primer día de fallas y manifestaciones en madrid ... si no hemos muerto en españita es pq el de arriba no ha querido.

Como solemos hacer españita los primeros puestos en lo peor, 5 país infectado, nos queda el consuelo que los del gobierno de italia son aún peores

Puntuación 3
#1
esther truzman
A Favor
En Contra

Creo que el tema del coronavirus con respecto a las empresas no se tendría que solucionar con un ERTE, sino que todos los trabajadores tendrían que quedar en situación de baja de enfermedad común, con la prestación correspondiente al accidente laboral, y sin cobrar los posibles complementos que marque el convenio para las situaciones de baja por incapacidad temporal, para que no se perjudique ni el trabajador ni la empresa.

La seguridad social tendría que aplicar una bonificación de las cuotas de la seguridad social a cargo del trabajador para equiparar el coste de la baja de enfermedad con el coste empresarial que supondría tener a los trabajadores cobrando el desempleo derivado de un ERTE.

De esta manera todos los trabajadores cobrarían el mismo porcentaje. Porque en el ERTE los trabajadores tienen que cobrar el desempleo y no todos los trabajadores tienen derecho a paro, sólo los que reúnan los requisitos.

Por otro lado, se simplificarían los trámites personales que se reducirían a acudir a los médicos del SPS para obtener el parte de baja.

Puntuación 1
#2