Economía

Sánchez anuncia ayudas para la liquidez de las pymes y facilidades para las familias afectadas por el coronavirus

  • "Vamos a tener semanas difíciles, duras, pero las vamos a superar"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, concedió este martes una rueda de prensa en la que dio algunas pinceladas del "plan económico de choque" para hacer frente al coronavirus. Como el resto de su equipo, afirmó que el plan, que llevan "varias semanas" diseñando, va en el mismo sentido que las medidas adoptadas por la Comisión Europea esta tarde.

El plan de choque consiste en un paquete que recoge, entre otras medidas, líneas de crédito para dar más liquidez a las empresas y a las pymes, de manera que, a través de aplazamientos y de moratorias de la obligación fiscal de las mismas se reduzca la tensión que puede venir de una falta de liquidez. Dicho de otro modo, el Gobierno de Sánchez contempla aplazamientos de los impuestos, pero no una rebaja fiscal de los mismos.

El Gobierno afirma que estará "vigilante" para que nadie haga un uso inadecuado aprovechándose de la crisis

De igual modo, el plan aborda la garantía de las familias trabajadoras con la reducción de jornadas y ayudas al cuidado de los mayores; medidas para garantizar el suministro, producción y acceso de los medicamentos y productos sanitarios; y, medidas de protección de empleo, con ayudas a la reducción laboral para evitar expedientes de regulación de empleo. En este sentido, Sánchez añadió que el Gobierno estará "vigilante" para que nadie haga un uso inadecuado aprovechándose de la crisis del coronavirus "en detrimento de los derechos laborales".

Por último, hizo alusión de modo genérico a medidas específicas para el Turismo y el Transporte.

Más gasto público

En clave europea, y después de la reunión por videconferencia con el Consejo Europeo, Sánchez anunció desde Moncloa, previa a la reunión que mantendrá este jueves con los agentes sociales, el deseo de que los socios europeos consensúen mayor flexibilidad del gasto público en los planes de estabilidad financiera y de crecimiento aumentando el déficit comprometido; además de una política de ayudas a las pymes que sufran las consecuencias de esta crisis de salud pública, en esta ocasión, a través de unos fondos que dotaría Bruselas.

Recordó Sánchez las previsiones de distintos organismos internacionales, entre ellos la OCDE, cuyas estudios indican que las consecuencias económicas serán "serias, pero transitorias". En este sentido reconoció que será complejo hacer una cuantificación del impacto económico, "porque no sabemos la duración".

En un momento de su intervención desde Moncloa, Sánchez señaló que "haremos lo que haga falta, donde haga falta y cuando haga falta"

"Vamos a tener semanas difíciles, duras, pero las vamos a superar. Y lo conseguiremos antes si cada miembro de la sociedad asume su papel", manifestó. Por ello, ha incidió en que todos "debemos cooperar siguiendo las recomendaciones de los expertos", especialmente en lo concerniente a seguir "al pie de la letra" las medidas de higiene y velar especialmente por las personas más vulnerables.

Respecto a las críticas referidas a la tardanza del Gobierno en reaccionar, y de permitir la manifestación del 8 de marzo, el Día de la Mujer, el presidente pasó de largo y se limitó a decir que el Gobierno siempre se ha guiado por las recomendaciones y los criterios técnicos y científicos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud