Economía

Trabajadores fantasmas y luces encendidas en fábricas: el truco de China para fingir una recuperación

  • Caixin denuncia un intento de manipulación de indicadores económicos
  • Las empresas reciben objetivos de actividad previos a cumplir
  • El Gobierno dice que el consumo comienza a recuperarse
Reuters.

Las compañías y autoridades locales están aumentando de manera fraudulenta el consumo de electricidad y otras métricas para cumplir con los nuevos objetivos marcados por Pekín de recuperación económica tras el impacto del coronavirus, según descubrió una investigación de Caixin.

A medida que los casos de COVID-19 en el país remiten en las últimas semanas, los gobiernos locales en las regiones menos afectadas presionaron a las oficinas y fábricas para que volvieran al trabajo, con objetivos imposibles de cumplir.

Dejar luces y aires acondicionados encendidos todo el día en oficinas vacías, encender equipos, falsificar listas de personal e incluso entrenar a trabajadores de fábricas para engañar a los inspectores son solo algunas de las formas en que las empresas generan estadísticas optimistas para que Pekín obtenga datos positivos. Precisamente ayer, el Ministerio de Comercio informó que en la última semana de febrero el consumo comenzó a recuperarse, apuntando a un repunte de la actividad económica tras las medidas adoptadas por el Gobierno para contener el virus. 

Los datos de consumo de electricidad se utilizan como un indicador adelantado de actividad. Este dato se está mirando con lupa por los analistas para valorar si la economía china se recupera después de las medidas adoptadas por las autoridades para frenar la expansión del virus.

La provincia de Zhejiang, en el este de China, ha sido elogiada como un excelente ejemplo de la recuperación industrial de la nación del coronavirus por la principal agencia de planificación económica de China, que informó el 24 de febrero que la tasa de reanudación laboral de la provincia fue de más del 90%.

Sin embargo, un funcionario del distrito en la capital de la provincia, Hangzhou, le dijo a Caixin que a partir del sábado, a las fábricas se les ordenó encender las máquinas durante todo el día, mientras que a las oficinas se les pidió que mantuvieran las computadoras y los aires acondicionados en funcionamiento.

El objetivo marcado para Hangzhou era que el consumo de electricidad corporativo el sábado fuera del 75%, fue del 40%

El medio no identifica el distrito ni la empresa para proteger la identidad del funcionario para protegerle, pero otra fuente confirma que tales directivas estaban múltiples grupos corporativos de WeChat.

El objetivo marcado para Hangzhou era que el consumo de electricidad corporativo el sábado fuera del 75% respecto al 8 de enero. La tasa de reanudación real en un parque industrial de Hangzhou durante el fin de semana fue del 40%, estimó el funcionario del distrito, muy por debajo del objetivo del 75%.

Varios expertos informaron a Caixin que, en algunos casos, en lugar de dar objetivos a las empresas, los gobiernos ordenaban a los funcionarios que visitaran regularmente a las empresas y les pedían que reanudaran la producción.  Es probable que esa presión haya llevado a las empresas a encender máquinas para evitar más visitas.

Una compañía en Wenzhou, un importante centro comercial en la misma provincia, confirmó que había recibido un objetivo de consumo de energía designado igual a la mitad que antes del brote. Ha estado funcionando con aires acondicionados todo el día para cumplir el objetivo.

Zhejiang no es el único lugar donde se dice que la realidad sobre el terreno difiere de las cifras del gobierno. En la pequeña ciudad industrial de Botou, a 230 km al sur de Beijing, Caixin descubrió que las fábricas que, según el gobierno local, habían reabierto, en realidad no lo habían hecho.

El jefe de uno le dijo a Caixin que a pesar de las directivas, la falta de voluntad del gobierno local para arriesgarse a un brote significaba que la compañía no había reiniciado la actividad realmente. "Hemos regresado a las oficinas, pero la producción no se ha reiniciado en absoluto", ha explicado.

Baidu Maps muestra que el tráfico dentro de Botou durante el fin de semana fue aún menos de la mitad del promedio del año pasado, después de dos semanas de recuperación gradual a partir del 18 de febrero.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud